Isra | Jugador del Xerez CD "Me hubiera gustado salir de otra manera"

  • El capitán azulino, uno de los descartes para la segunda vuelta, asegura: "Mi ilusión era acabar esta temporada con un ascenso y plantearme la retirada"

Isra celebra el gol que le hizo a la Roteña en pretemporada. Isra celebra el gol que le hizo a la Roteña en pretemporada.

Isra celebra el gol que le hizo a la Roteña en pretemporada. / Manuel Aranda

Israel Durán, el capitán del Xerez CD en los años más complicados de la entidad, es uno de los descartes del club para la segunda vuelta. Isra se marcha del XCD tras 150 partidos y 8 goles, ocupando el puesto número 39 en la lista de jugadores que más veces ha vestido la camiseta azulina. El defensa acata la decisión de la entidad, aunque no esconde que le hubiera gustado despedirse a final de temporada y con un ascenso bajo el brazo. Habría sido el colofón a siete temporadas en las que ha habido de todo, desde tener que poner dinero para comprar agua para los entrenamientos hasta dos ascensos consecutivos. Se marcha y afirma que no se ve con otra camiseta y menos aún enfrentándose “al equipo de mi vida”, aunque reconoce que es una situación que tiene que asimilar. “Ahora mismo no tengo ilusión, pero quizá en una semana o dos me pique de nuevo el gusanillo”. Ofertas no le van a faltar.

-Isra, han sido siete temporadas que dan para mucho, sinsabores y alegrías. ¿Con qué se queda?

-Sin duda, yo me quedo sólo con la parte positiva, con todo lo positivo que he vivido en estos siete años. Ha sido una experiencia increíble y única y que volvería a repetir y no sólo hablo de lo deportivo, consiguiendo dos ascensos con mi equipo, sino también de mi vida personal. Aquí he conocido a gente espectacular y he vivido cosas que no las voy a olvidar nunca. Me llevo compañeros que ya son amigos para siempre.

-Usted llegó, como muchos otros, en la temporada 14/15 tras el descenso a Primera Andaluza. ¿Qué recuerda de todo aquello?

-Lo primero, agradecer tanto a Juan Pedro, que fue director deportivo aquel año, como a Jesús Mendoza, que apostaran por mí y me hicieran sentir que el Xerez CD era mi casa. Deportivamente éramos un equipo de chavales, no había dinero para nada, tuvimos que poner nosotros dinero de nuestros bolsillos para materiales. Fueron momentos muy duros para el club, pero echando la vista atrás lo recuerdo todo con mucho cariño. Jesús fue el salvador del Xerez aquel año, puso un dinero de su bolsillo y salvó al club y, entre otras cosas, por todo aquello el Xerez Club Deportivo sigue vivo, por detalles como aquellos de gente que es xerecista.

-¿Cuál ha sido el mejor momento?

-El ascenso en Lora fue un momento único porque fue el paso a Tercera División, pero ahí ya había cambiado el club, ya había gente con más nivel como Pedro Carrión o José Vega, que venía de ser profesional. Aquel año fue bonito porque nos fue bien casi toda la temporada. Pero yo me quedo con el ascenso en La Canaleja contra el Rota a División de Honor. Íbamos perdiendo, teníamos que ganar porque sólo nos valía eso para subir y le dimos la vuelta al partido con aquel gol de Juanma Marchante en el descuento. Aquella sensación fue increíble. Ese año era obligatorio ascender porque había una reestructuración de las categorías y si no subíamos nos quedábamos estancados. Gracias a Dios lo conseguimos y lo recuerdo con mucho cariño.

-Esta temporada también hay prevista otra reestructuración y ascender de nuevo se antoja crucial.

-Sí, hay otra reestructuración y lo suyo sería ascender, sería un paso más, significaría salir del pozo de la Tercera División, donde ya llevamos varios años. Hay una muy buena plantilla, está la cosa medio bien y sería muy importante ascender para que se enganche mucha más afición. Sería otro paso importante.

-¿Qué siente viendo que no podrá vivir desde dentro un posible ascenso?

-Muchísima pena, porque mi ilusión era terminar aquí esta temporada y luego plantearme una posible retirada con el ascenso a Segunda B de mi equipo. Pero han decidido esto y lo único que queda es acatarlo y seguir animando al equipo desde fuera, que es lo que siempre he hecho excepto estas siete temporadas que han sido un sueño para mí.

-¿Se lo ha visto venir?

-Este año ha sido atípico. Los otros años me he sentido importante, hubo rachas con entrenadores con los que he jugado más y otros con los que he jugado menos, pero siempre he estado dentro del grupo y siempre me he sentido importante. Este año es verdad que desde el principio no han contado conmigo para nada, no me he sentido importante tampoco. Es lo que tocaba y lo he llevado de la mejor manera posible. No es que me lo esperara, porque uno nunca se espera que va a salir así de tu casa, de tu equipo, pero hay que aceptarlo y acatarlo, yo también tengo ya una edad y tarde o temprano esto tenía que pasar, aunque me hubiera gustado salir de otra manera.

-¿Cómo se plantea ahora el futuro? ¿Va a seguir jugando?

-Ahora mismo tengo que asimilar esto, porque aunque no estaba teniendo protagonismo, uno nunca se espera salir así de tu club. Me tengo que hacer a la idea y luego ya veré qué hago. Ahora mismo no tengo ganas de nada y no me planteo otra cosa que sea no seguir jugando. Quizá dentro de una o dos semanas, cuando asimile la situación, el gusanillo me va a picar, pero ahora mismo no tengo ilusión. No me veo con otra camiseta.

-Podría darse el caso de tener que enfrentarse al Xerez CD.

-No sería fácil. No lo había pensado, pero no sería agradable para mí enfrentarme al que ha sido, es y será siempre mi equipo y mi casa.

-¿Que le diría a la afición?

-Pues que a partir de hoy mismo ya formo parte de ellos, y estaré con ellos al otro lado de la valla, en la grada. La afición me ha tratado siempre fenomenal, como si fuese un futbolista de verdad y no uno amateur. ¿Quién me iba a decir a mí que un día iba a defender la camiseta del equipo de toda mi vida? Y han sido siete temporadas que han sido un sueño para mí. Era impensable soñar con jugar 150 partidos con el Xerez. Yo iba a Chapín a ver a los jugadores como ídolos. Ojalá siguiéramos en Segunda y yo nunca hubiera jugado en el Xerez, pero desgraciadamente vino lo que vino y dentro de esa situación, estoy orgullosísimo de haber formado parte de esto, volvería ahora mismo siete años atrás para vivir cada uno de los días.

-¿Qué futuro cree que le depara al club?

-Yo creo que el Xerez está más vivo que nunca. La estructura este año ha cambiado muchísimo con respecto a otras temporadas, el nivel de la plantilla ahí está, estamos líderes y creo que el futuro si sigue la cosa así puede ser muy bonito.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios