Lolo Garrido | Centrocampista del Xerez CD "No podemos dar la imagen que dimos, no tuvimos actitud en el partido más importante"

  • El jerezano asume que "el palo en Puente Genil fue duro, desde el inicio de la segunda parte aquello fue un descontrol"

  • "Nos quedan dos finales y tenemos que hacer dos partidos como el del San Roque en casa", resalta

Lolo Garrido intenta llegar a un balón ante Jorge García, jugador del Puente Genil, en La Juventud.

Lolo Garrido intenta llegar a un balón ante Jorge García, jugador del Puente Genil, en La Juventud. / Vanesa Lobo

Lolo Garrido, centrocampista del Xerez CD, se ha convertido en uno de los protagonistas de la semana tras la derrota de su equipo en Puente Genil por 4-1. Sabe mejor que nadie que dirigentes, entrenadores y aficionados esperaban mucho más de él y del equipo. No está rindiendo a su mejor nivel, se esconde, admite sus errores, da la cara y defiende su compromiso, el de sus compañeros y el del cuerpo técnico para lograr el objetivo en los dos partidos que restan. 

–¿Cómo se encuentra después de la tormenta que se desató tras la derrota en el Manuel Polinario?

–Los días de descanso nos han venido muy bien, todos necesitábamos desconectar un poco después del mal trago. Hay que pasar página. Con el paso de las horas, los ánimos se calman un poco. Se armó muy ruido con la dura derrota y con nuestra salida. El míster le ha quitado hierro al asunto, aunque eso no quita el toque de atención que nos llevamos, no es agradable oír comentarios que no son agradables. No era nada malo, pero no era el día ni el lugar. 

–¿Qué sintió al final del encuentro?

–Decepción. Si se pierde por 1-0 y dando la cara puedes estar mal, todo el mundo se cabrea porque a nadie le gusta, pero entiendo a la afición y a todo el mundo en ese sentido. Era el partido más importante de la temporada y podemos dar la imagen que dimos porque ni somos así ni lo hemos demostrado nunca. Nunca nos ha faltado actitud en el campo y el otro día no la tuvimos.

–Asumen que el partido fue muy malo...

–Por supuesto, desde el minuto diez nos dimos cuenta que nos estaban pasando por encima. Ellos tuvieron dos o tres ocasiones en la primera parte y nosotros creo que dos, pero desde el minuto uno de la segunda mitad eso fue un descontrol y se veía venir. En intensidad, nos estaban superando.

–Ahora, restan dos partidos...

–Hay que hacer borrón y cuenta nueva porque son dos finales. Lo único que nos toca es entrenar. Hemos cogido fuerzas en estos días de descanso y ya estamos trabajando duro para darlo todo en la primera semifinal en casa ante el rival que nos toque. Y el segundo, a ver qué pasa. Si es en casa, genial y si es fuera pues tendremos que ir a ganar.

–El fútbol siempre da una segunda oportunidad y pueden volver a verse las caras con el Puente Genil...

–Es una opción. En cuanto acabamos el partido le comenté a los compañeros que el fútbol nos la tenía que devolver y si es contra ellos, mejor. Saldríamos mucho más motivados para demostrar que no somos tan malos. Nos dejaron tocados y sería una bonita batalla que hay que ganar sí o sí.

Lolo Garrido regala su camiseta a un aficionado en La Juvevntud. Lolo Garrido regala su camiseta a un aficionado en La Juvevntud.

Lolo Garrido regala su camiseta a un aficionado en La Juvevntud. / Vanesa Lobo

"El míster está dolido, no le gustó lo que pasó, pero estamos centrados ya en revertir la situación"

–Esteban ha estado también en la picota después del revés, ¿qué les ha comentado?

–El miércoles en el primer entrenamiento dio una charla para explicarnos el partido y fue el primero al que no le gustó nada el encuentro ni lo que sucedió, no le agradó la falta de actitud. Yo no entrené porque aún tengo algunas molestias en los aductores, pero vi a mis compañeros con ganas y muy bien, trabajando al máximo para revertir la situación y lograr el objetivo.

 –La afición se llevó una de las desilusiones más importantes de las últimas temporadas, ¿qué mensaje le lanza para que no pierda la confianza?

–Fue duro porque todo el mundo fue allí pensando que lo teníamos casi hecho, hasta nosotros, y eso nos pesó. Al final, el palo fue muy gordo. A nosotros nos dolió, pero a ellos mucho más. Estamos en deuda con todos por el apoyo y lo vamos a pelear.

–Los rectores también se han reunido con vosotros, ¿qué mensaje os ha transmitido?

–Están preocupados porque han visto que el equipo es capaz de hacer partidos muy buenos y partidos muy malos y ahora están expectantes ante estos dos retos que tenemos por delante. Se sienten como nosotros, a ver qué lado de la moneda cae. Están un poco nerviosos y hay que darles parte de razón. Hay que tranquilizarles e intentar hacer dos partidos como el que hicimos ante el San Roque de Lepe en La Juventud. Así, lo conseguimos seguro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios