Lucas Correa | Central del Xerez CD

"El colchón de puntos que tenemos es importante pero ficticio, hay que apretar"

  • El defensa uruguayo advierte que "estamos fuertes, aunque todo está muy igualado y no nos podemos relajar, tienes dos tropiezos y te han alcanzado"

Lucas Correa conduce el balón en el encuentro contra el Antoniano. Lucas Correa conduce el balón en el encuentro contra el Antoniano.

Lucas Correa conduce el balón en el encuentro contra el Antoniano. / Manuel Aranda

Lucas Correa, central del Xerez CD, es uno de los jugadores más utilizados por Joaquín Poveda. Ha sido titular en los doce partidos disputados y se ha ganado los galones que ya lució el pasado curso en el San Roque de Lepe. Está encantado en Jerez, valora positivamente la temporada que está realizando el Deportivo, pero pide cautela. Se apunta al partido a partido y asegura que "el colchón que tenemos sobre los rivales es un poco ficticio porque se nos pueden echar encima con un par de tropiezos seguidos".

Espera que la plantilla no tenga que parar por el positivo detectado el pasado jueves y aclara que le sorprendieron las declaraciones de Rubio, técnico del Antoniano, tras el partido en La Juventud en las que le acusó de insultos racistas. "No hubo ningún problema más allá de las discusiones normales del partido. El árbitro estaba muy cerca en todo momento y si hubiese habido una falta de respeto por mi parte seguro que hubiese sido el primero en apreciarlo. Siempre he respetado a mis compañeros de profesión y lo que pasa en el campo siempre se queda en el campo".

–¿Qué opinión tiene sobre los parones tan continuos?

–A uno le gusta competir siempre y mucho más en nuestra situación, lo que queremos es mantener la racha. Un parón te viene bien para desconectar y descansar, pero tantos seguidos ya no son tan buenos. El calendario está establecido así y lo tenemos que acatar. La temporada ya sabíamos que iba a ser extraña por el tema de la pandemia.

–Restan seis partidos para el final de la segunda vuelta de la primera fase de la Liga, ¿qué espera?

–Tenemos que mantener la misma línea que hasta ahora, toca apretar para afianzarnos, hacer una buena tarea en cada uno de los partidos y así entrar en la segunda fase de la competición con opciones de ascenso, con un buen colchón de puntos, y sabiendo que luego nos quedará lo más complicado. En ese tramo es en el que nos vamos a jugar subir.

–Cuando arrancó la Liga, ¿esperaba estos registros?

–Uno siempre sueña muchas cosas cuando arranca una temporada. Se veía que había buen equipo, que podíamos hacer buenos resultados y que podíamos pelear por estar arriba, pero no de esta manera. Estamos en cierto modo sorprendidos, pero contentos con el trabajo que estamos realizando. El equipo está confiando y con ganas de prolongar la racha. Sabemos que lo que estamos haciendo es difícil, pero es el camino a seguir si queremos ascender, para eso hay que seguir ganando y sumando.

Lucas Correa celebra junto a sus compañero uno de los goles al Antoniano. Lucas Correa celebra junto a sus compañero uno de los goles al Antoniano.

Lucas Correa celebra junto a sus compañero uno de los goles al Antoniano. / Manuel Aranda

–Tras el parón, Los Barrios...

–Todos los partidos son complicados, no sólo el de Los Barrios. Todos los rivales te quieren ganar y todos te generan problemas. Ellos utilizarán sus armas y nosotros tendremos que emplear las nuestras. Va a ser un partido duro, nadie regala nada, se han colocado arriba después de ganar en Ceuta y eso no es fácil.

–Después de Los Barrios llega el derbi ante el Xerez DFC, ¿se piensa ya en ese partido en el vestuario?

–Queda mucho. Unos lo llaman derbi, otros no quieren utilizar esa palabra... Sabemos que llega ese encuentro, pero nosotros sabemos que nuestra temporada está marcada por el partido a partido. Primero, tenemos la gran tarea que supone intentar ganar en Los Barrios y luego ya habrá tiempo para pensar de forma más profunda en el derbi. Después de ese duelo quedarán otros que también son importantes y que habrá que sacar adelante para seguir arriba. Insisto, partido a partido. Así empezamos y así hay que terminar, pensamos siempre en el partido más próximo. Tenemos un colchón de puntos, pero es ficticio. Tienes dos tropiezos y te dan alcance. Cero confianzas.

–La pasada temporada jugó en el San Roque de Lepe, ¿qué le parece el otro subgrupo?

–Hay que estar pendiente de todo porque al final es cuestión de puntos, nos unimos en uno al final. Es fuerte, hay hasta cinco equipos que pueden entrar en esas tres plazas, ahí están el San Roque, que tiene un buen plantel, Ciudad de Lucena, Salerm Puente Genil, Utrera, pese a los últimos resultados, y hasta el Sevilla C, que es fuerte en su campo. Los cruces serán difíciles, esos partidos también habrá que ganarlos.

–¿Se hace duro estar tanto tiempo sin público en las gradas?

–Mucho, se echa de menos a la afición. En pretemporada parecía que habría espectadores, aunque no igual que antes. La pandemia lo ha complicado todo y es lógico que las autoridades hayan adoptado todo este tipo de medidas y se juegue a puerta cerrada. Ni siquiera en Primera División, que hay más medios y más controles, ha vuelto el público. Dentro de lo malo, debemos estar contentos porque, al menos, estamos trabajando, jugando, haciendo lo que nos gusta y con los seguidores apoyando desde casa.

–Al final del partido ante el Antoniano, el entrenador rival le acusó de insultos racistas...

–Todavía no lo entiendo, me sorprendieron muchísimo las declaraciones. Sinceramente, no pasó nada de nada, nunca he tenido problemas con mis compañeros de profesión y menos de ese tipo. Lo único que hubo fue una discusión como hay todas las jornadas entre los defensas y los delanteros. Lo que pasa en el campo, muere en el campo, al final de los noventa minutos siempre nos saludamos y nada más. El árbitro estaba muy encima y de haber habido algo hubiese sido el primero en reflejarlo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios