fútbol tercera divisiónjuan pedro ramos. entrenador del xerez club deportivo

"Podemos pelear por estar arriba si las cosas van bien y todo rueda como queremos"

  • El 'Pirata' asume que "tenemos una buena plantilla" pero no quiere fijarse objetivos "complicados" por la falta de "respaldo y estabilidad", no renuncia a contar con Guille y José Vega y subraya que "dependemos de la afición"

El técnico xerecista, en un partido de la pasada temporada. El técnico xerecista, en un partido de la pasada temporada.

El técnico xerecista, en un partido de la pasada temporada. / pascual

Comentarios 2

A poco para que arranque la pretemporada, Juan Pedro repasa la actualidad deportiva del Xerez CD. El Pirata no renuncia a contar con Guille y José Vega, entiende que hay una buena plantilla pero es cauto con respecto al objetivo del equipo por las cuestiones extradeportivas.

-¿Está satisfecho con la plantilla que se ha formado?

-Dentro de la planificación y de la organización que montamos de un principio se ha escapado alguna pieza importante como era David Zamora pero se ha podido suplir bastante bien. En cierto modo estamos contentos pero siempre somos exigentes, sabíamos que se podía haber mejorado porque dentro de lo que queríamos montar creemos que al final tenemos una plantilla muy veterana y el problema de Guille y José Vega, con los que yo personalmente llegué a un acuerdo y ahora mismo no sabemos qué va a pasar con ellos. Por lo demás estoy contento porque han venido jugadores importantes y evidentemente no podemos decir que tenemos un plantillazo que vamos a garantizar el ascenso porque la categoría va a ser muy difícil y tenemos que ser coherentes, sinceros y honrados, pero entiendo que tenemos una buena plantilla y si las cosas van bien y todo rueda como nosotros queremos, evidentemente vamos a optar y podemos pelear por estar arriba.

-¿El objetivo es ir jornada a jornada, sobre todo teniendo en cuenta las dudas que hay sobre dónde se va a entrenar y jugar?

-Evidentemente para plantearnos un objetivo en cuanto a clasificación primero tenemos que saber los medios con los que vamos a disponer. Ya sabemos el cuerpo técnico y la plantilla prácticamente casi está cerrada, demasiado pronto por cierto para tener una plantilla cerrada, pero tenemos que saber cómo va a estar funcionando el club y sobre todo que no tengamos ese lastre que hemos tenido temporadas anteriores para que el equipo rinda a su máximo potencia. Si vamos a tener los mismos problemas que en temporadas anteriores no podemos hablar de estar arriba. Creo que tampoco es bueno para un club como el Xerez Club Deportivo fijarse unos objetivos tan complicados porque no tenemos la estabilidad necesaria ni el respaldo para poder estar ahí y entiendo que todas las presiones añadidas nos pueden perjudicar más que beneficiar. No somos un club como e Écija, Córdoba B, Ceuta, Cádiz B, San Roque..., equipos fuertes. Si valoras los rivales que tenemos entiendo que fijarnos el objetivo de estar arriba sería un error pero sí es verdad que estamos ilusionados con pelear y luchar a lo máximo y competir día a día, cada domingo, e intentar hacerlo lo mejor posible sin renunciar a nada.

-¿Ahora la principal preocupación es dónde entrenar y jugar?

-Claro, cuando hablo de otros equipos con los que vamos a competir, nosotros aspiramos a tener un campo donde vamos a entrenar y competir a la vez y evidentemente que sea en Jerez, eso es lo normal que cualquier club tiene en cualquier categoría, y de lo que nosotros hemos carecido. Es un factor a nuestro favor como equipo local, si luego no tienes ese beneficio, partes con desventaja. Tampoco es una excusa pero es una de las preocupaciones grandes y sobre todo el tema económico, los bloqueos federativos, las circunstancias por la que todos saben que el club ha pasado estos años atrás y que esperemos que este año se solucionen.

-Quedan tres fichas libres, ¿qué puestos hay que reforzar?

-Ahora mismo tenemos carencias en defensa, en el lateral derecho, central zurdo y en banda derecha. Podríamos adaptar al Chino, tenemos a Rosillo… En la planificación de la plantilla pedimos al director deportivo jugadores con polivalencia, dos jugadores por puestos con diferentes perfiles de características porque no sabemos en qué campo vamos a jugar, las dimensiones del terreno… Si supiéramos que como local vamos a jugar en Chapín, por ejemplo, buscaríamos un perfil más marcado en ciertas demarcaciones independientemente de que luego tenemos que competir en todos los campos y a mí siempre me gusta tener una plantilla con esa versatilidad, jugadores polivalentes con diferencia de edad, en ataque quizá tenemos gente demasiado veterana, me hubiese gustado tener más juventud pero entiendo que tenemos jugadores que nos van a dar salto de calidad y esperemos que estén bien y que aporten eso que se espera de ellos.

-¿Qué va a pasar con Guille y José Vega?

-Ahora mismo no disponemos de plazas de jugadores mayores de 23 años, estoy en contacto semanal con ellos porque hablé una cosa y al final se está complicando porque ahora no quedan plazas pero les he pedido que cumplan con su parte del compromiso, cada uno de ellos se comprometió personalmente conmigo en cumplir una serie de cosas y que cuando llegue el día 18 estén las condiciones que yo les había pedido que cumplieran para poder estar en el equipo. Lo que va a pasar no lo sé, es una decisión de club que no es fácil. Yo voy a pelear por ellos porque entiendo que sin futbolistas que merecen estar, que con su trabajo y trayectoria deportiva merecen además un final que sea adecuado a su compromiso y a su trabajo. Intentaré dentro de mi capacidad y de mi cargo dentro del club que estén y que sean jugadores importantes, pero como ya les he transmitido a ellos no depende solo de mí.

-Pero para que tuvieran ficha habría que dar bajas...

-Ya he transmitido al club que tenía un compromiso personal con ellos y que yo como entrenador me gustaría que estuvieran siempre y cuando ellos cumplan su parte del pacto. Ahí podemos tener un problema importante y buscaremos la mejor solución para todos.

-Será entonces cuestión de tomar decisiones...

-Cuando empezamos a montar un el proyecto y a planificar se habló de consensuar fichajes, de hacer conjunto con el director deportivo, ir de la mano a la hora de montar la plantilla. Sabéis que también hay una persona implicada como es Daniel López Ramos que por sus circunstancias especiales no puede estar tan implicado con nosotros como a mí me gustaría porque tiene otras responsabilidades y la verdad es que no ha sido fácil este mes porque no ha habido tanta fluidez dentro de lo que entiendo yo que no es normal para trabajar dentro e un club pero también sabemos que estamos en el Xerez Club Deportivo y que las circunstancias son las que son, podemos mejorar pero no pasar ahora del blanco al negro y cambiar todo drásticamente. Esperemos que progresivamente todo vaya funcionando y poco a poco engranemos bien el mecanismo y que consigamos que el club funcione en una misma dirección y que cada uno tengamos claras nuestras funciones y que esto evolucione positivamente como todos queremos que vaya.

-¿Qué tal la compenetración con el director deportivo, Vicente Vargas?

-Siempre se lo he transmitido a él, es una persona que el año pasado me apoyó muchísimo, me sorprendió, la verdad; anímicamente fue de la personas que más apoyo me trasmitió. Luego cada uno tenemos nuestra forma de trabajar y nuestra forma de entender el fútbol, quizá no ha habido la sincronización con él que a mí me hubiese gustado, ha habido decisiones que no me han gustado, otras sin embargo me han sorprendido gratamente y no me las esperaba. No es fácil porque insisto, él estando de director deportivo y habiendo un persona por encima de él que tiene la última palabra, no es fácil para nadie, ni para mí ni para él. Evidentemente lo normal serían otras circunstancias en las que puedas decidir, cerrar jugadores, manejar un presupuesto y saber qué es lo que te va a venir, qué extra te puede venir un poco más tarde y nosotros no hemos podido tener esa información o esa capacidad, y entonces no es fácil. Vicente, al igual que yo, lo hace dentro de las circunstancias del club lo mejor posible y entiendo que si trato el tema este es porque tenemos que ser sinceros y coherentes, no podemos engañar a la gente y decir que aquí se está trabajando de p... madre, que se está haciendo todo bien y que esto va a ser fenomenal. Tenemos que ser honestos y siempre ha sido mi tónica, ser sinceros y tengo que decir que hay cosas que están bien, cosas que se pueden mejorar y otras cosas que están ahí en el aire y que intentaremos solucionar poco a poco.

-¿Y con el nuevo grupo inversor?

-Cuando uno lo pasa tan mal como lo hemos pasado nosotros cualquier noticia buena que te llega la toma uno con tantas ganas y tanta ilusión y quiere uno que llegue tan pronto tan pronto que al final ves que pasan los días, que hay ciertas cosas que no se solucionan y puede que entres en la decepción, pero yo entiendo que no es fácil, no son cosas que se hagan de un día para otro ni que se solucionen tan rápidamente, tan fácilmente, y quizá venimos muy condicionados. Todos los que hemos trabajado, los aficionados, venimos muy condicionados porque no hemos trabajado en condiciones normales y claro, esa montaña rusa de sentimientos de la que yo hablo, de pasar de no quiero volver a entrenar más en mi vida a ahora quiero, este año me voy a comer el mundo, ahora me lo voy a volver a plantear… Es normal porque las circunstancias que hemos vivido han sido bastante complicadas y hay que intentar controlarse y no es fácil, no es fácil cuando está uno en un club que te duele tanto y que uno mira para atrás, en breve voy a cumplir 43 años y son muchos años, muchos recuerdos de muchas sensaciones y no es fácil autocontrolarse y ser frío y en ese sentido ser un poco más objetivo.

-¿El mensaje a la afición es de optimismo, esperanza, ilusión?

-Y diez sinónimos más porque nosotros ahora mismo dependemos de ellos, dependemos de ese pequeño núcleo que esperemos que vaya creciendo poco a poco, que sigue luchando por esto, que siga desplazándose donde haga falta, que sigue animándonos y que sigue apoyando al club, a los jugadores, a los técnicos, porque sin ese ánimo sería muchísimo más complicado. De hecho, los momentos más difíciles que hemos pasado la anterior temporada es cuando la afición ha sido crítica y con algún que otro choque que hubo, ahí es donde peor lo pasas porque si los tuyos no te apoyan, no te entienden y no te defienden ahí es donde uno más lo sufre y por eso siempre pido lo mismo, que dentro del club tanto club como técnicos, directivos, Afición Xerecista, aficionados, todo lo que es el entorno nuestro, tenemos que estar unidos, confiar los unos en los otros, apoyarnos y evidentemente siempre diciendo las verdades, tampoco vamos a decir que todo está bien y que aquí somos todos unos fenómenos pero siempre buscando la positividad, el optimismo, la misma dirección y el bien del club, olvidar los egos personales, olvidar el yo y apostar por el equipo, por el todo, que es la única fórmula que yo entiendo para que esto funcione.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios