Xerez CD

Reestructuración y despidos masivos

  • El club prescinde de nueve trabajadores en una mañana porque "no podemos soportar la anterior estructura profesional ahora que somos de Tercera", asegura Ricardo. Los fisios y Manolo Oliva, entre los que se marchan

Comentarios 21

El Xerez Deportivo volvió a vivir ayer una de sus jornadas más tristes de las últimas temporadas. Ricardo García, presidente de la entidad, prescindió de nueve trabajadores de una tacada. El club está ahora en Tercera y no puede soportar la estructura profesional que tenía en Segunda División A pero hay formas y formas y hay momentos y momentos.

El adiós de Miguel Ángel Rondán, director deportivo; Jacobo Moreno, coordinador de la cantera; Fabián Belmonte, jefe de los servicios médicos; y Borja García, jefe de prensa, estaban más que cantados después de los últimos acontecimientos. Pero pocos esperaban que también se tuviesen que marchar Manolo Oliva, entrenador de los porteros, y los tres fisios de la entidad, Diego Jiménez, Juan Carlos Guitarte 'Carli' y David Fernández. Junto a ellos, Sergio, encargado del mantenimiento.

Ricardo García sostenía ayer sobre los despidos que "a mí me duele tener que prescindir de todos estos trabajadores, que sé que lo han dado todo por esta entidad durante años, pero es que hemos bajado dos categorías y no podemos mantener ese presupuesto en Tercera. Nuestros abogados están trabajando para solucionar cada caso de la mejor manera posible".

De todos los despedidos, uno de los empleados más afectados era Manolo Oliva, que durante años ha sido 'chico para todo' y le ha dedicado muchísimas horas de trabajo al club en todos los cargos que ha desempeñado, que van desde encargado de material hasta entrenador de los porteros.

Un Oliva tremendamente emocionado y sin poder contener las lágrimas, confesó ayer en declaraciones a la Cadena Ser que "la gente que llevamos ya muchos años en la entidad, después de dos descensos seguidos de categoría, sabíamos que la estructura profesional que tenía el club era inviables y esperábamos la actuación de los nuevos dirigentes. Esta mañana -ayer para el lector-, Ricardo nos ha explicado la situación del club, que pasa de ser profesional a amateur con un presupuesto limitado, y nos ha dicho que no puede mantener esta estructura. Nos ha pasado la carta de despido y no queda otra, ahora falta el proceso legal para que se reconozcan nuestros derechos como trabajadores. Es triste y duro pero hasta cierto modo comprensible. En mi caso, me ha comentado que lo lamenta mucho porque me ha conocido en estas semanas y sabía lo mucho que se me valora dentro del club. Yo soy un padre de familia y ahora mismo un club amateur sólo me puede ofrecer colaboraciones, algo que no es asumible".

Oliva dice adiós después de once años y eso "duele bastante, aunque tuviese ya el cuerpo hecho. Para nosotros todo esto ha sido durísimo de llevar. Los que hemos estado ahí dentro durante tanto tiempo hemos vivido muchas cosas y está mal que yo lo diga, pero el grupo de trabajadores que hay ahí es el que ha sacado el barco a flote en muchos momentos. Hemos estado como pollos sin cabeza, pero hemos sido responsables, profesionales, hemos tenido conocimiento y hemos tirado para adelante. Cuando llega este momento, por mucho que uno quiera, le duele".

Por último, quiso lanzar un mensaje de esperanza y le deseó viabilidad al Deportivo en Tercera. "A mí me encantaría que la tuviese viabilidad y saliese a flote. Evidentemente, unos trabajadores salimos pero otros se quedan ahí, son compañeros que tienen una familia y que merecen su puesto de trabajo. También le deseo lo mejor a los que tengan que venir. El Xerez Deportivo tiene casi setenta años de historia, ha dado muchas alegrías a esta ciudad, ha aportado mucho al nombre de Xerez y es una pena que se tenga que ver así. Los que estábamos dentro sabíamos que en cuanto no formásemos parte del fútbol profesional esto pasaría y así ha sido. Parece que hay un hilo de esperanza y es lo que deseo, lo mejor. A mí el club me ha dado mucho y no podía dejarlo tirado, le he dado la mano hasta el final y me voy tranquilo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios