Real valladolid | xerez cd · la crónica

Síntomas de agobio (2-1)

  • El Deportivo encadena su sexta jornada sin ganar al caer en el Nuevo Zorrila en un partido en el que regala la 1ª mitad. La entrada de Tato reactivó al equipo, que sigue siendo frágil en defensa

El Deportivo encadenó su sexta jornada sin ganar y sigue perdiendo posiciones en la tabla. Los de Merino no acaban de encontrar el camino y ayer en Valladolid evidenciaron que la falta de resultados empieza a pasar factura al equipo. Y es que los azulinos regalaron el primer tiempo y quisieron solucionar la papeleta en el segundo ante un rival que pese a no deslumbrar, sí que practicó el fútbol clásico de 2ª, o sea, apoyando en la eficacia y pegada un correcto trabajo defensivo.

Merino no quiso variar demasiado el bloque de las últimas semanas, y al margen de la entrada obligada de Silva, el técnico sólo introdujo una novedad, la de José Mari. El sacrificado, Tato, que volvió al banquillo.

Al contrario que en otras ocasiones, el Deportivo no utilizó su filosofía habitual, la de querer el balón, salió algo más replegado que de costumbre. Los azulinos no mantenían la posesión más allá de tres toques, un handicap que aprovechó bien el Valladolid para hacerse dueño de la parcela ancha. Los pucelanos llegaban bien por banda, aunque sin hacer excesivo daño. Sus únicas aproximaciones las protagonizaron Nafti, con un lanzamiento alto a los ocho minutos, y un disparo desviado de Óscar pasada la media hora.

El Xerez, por contra, apareció a cuentagotas por los territorios de Jaime, y siempre en jugadas a balón parado (un remate de Silva con poca fuerza a los 6’) o por la banda derecha, donde Raúl Cámara hacía trabajar más de la cuenta a Balenziaga y Sisi. Sin embargo, el bagaje ofensivo de los Merino en estos primeros 45 minutos no contó con ningún tiro entre los tres palos. Replegado atrás, los xerecistas esperaban alguna contra para buscarle las cosquillas a los pucelanos, pero eso, en la primera mitad no ocurrió, en parte por la poca precisión en mediocampo y en parte porque se le atragantaba la adelantada línea defensiva blanquivioleta.

Sin vistosidad en ambos bandos y en  un encuentro más bien tosco, el cuadro local dio primero, y lo hizo casualmente en su primer lanzamiento entre los tres palos. Corría el minuto 43 cuando Sisi aprovechó un balón en profundidad para ganar la espalda a la defensa y batir, de bonita vaselina, la acelerada salida de Doblas.

Viendo el panorama, Merino arriesgó en el descanso, dejó en la caseta a Israel y dio entrada a Tato. El cambio supuso un cambio en el dibujo, que del habitual 4-1-4-1 se pasó al 4-4-2 del inicio de Liga, con Capi y Bruno en el eje y Rueda de improvisado interior zurdo, aunque con tendencia a caer al centro.

No obstante, apenas habían transcurrido segundos de la reanuación cuando Óscar soltó un zapatazo en la frontal teniendo que responder Doblas con acierto. Seguidamente, una pared entre Javi Guerra y el propio Óscar acabó con un inocente disparo a las manos del meta azulino.

La modificación táctica surtió efecto a las primeras de cambio y esta vez sí, al Deportivo se le vio con un talante más ganador, nada que ver con la sensación de pasividad otorgada por en los primeros 45 minutos. Rueda pudo empatar en el 53, pero con todo para matar resbaló incomprensiblemente ante la desesperación de Merino.

El primer tiro a puerta entre los tres palos de los azulinos llegó con polémica pues el testarazo de Tato, tras centro de José Mari, se estrelló en la mano de Jesús Rueda. El árbitro miró para otro lado (57’).

Más clara fue aún la acción posterior de Silva. El marbellí avisó con una media tijera que se fue a la izquierda de Jaime, y a punto estuvo de empatar a los veinte minutos del segundo periodo con un testarazo que se marchó fuera por poco.

Con el Xerez volcado, el intercambio de golpes fue mútuo y el Valladolid, en vez de amedrentarse con la presión de su rival, se fue arriba buscando el segundo, que pudo llegar en botas de Álvaro Rubio, que trató de sorprender a Doblas, algo adelantado. Su disparo lejano se marchó alto.

El partido estaba abierto, todo podía ocurrir. Y ocurrió que en un balón largo, José Mari ganó la acción a Jesús Rueda y éste le zancadilleó. El sevillano, perro viejo, supo buscarle las cosquillas al central. La pena máxima la transformó con maestría Rueda.

Pero el gol no cambió la dinámica y el Valladolid ni siquiera titubeó. Cinco minutos después Doblas paró lo imposible ante Víctor Pérez, pero a continuación, una buena acción del canario Nauzet, que acaba de entrar, terminó con el pucelano en el suelo. Claro penalti de Silva que Piñeiro Crespo, más pendiente del público que de arbitrar, señaló. El propio Nauzet hizo el 2-1.

De ahí al final, el Xerez lo intentó más con el corazón que con juego, llevando la incertidumbre a la grada. El empate pudo llegar en el tiempo de prolongación con un remate de Capi que se fue por encima del larguero.

 Ficha Técnica:

2 - Real Valladolid: Jaime; Tekio, Rueda, Marc Valiente, Balenziaga; Marquitos (Nauzet, min. 72), Nafti (Rubio, min. 65), Víctor Pérez, Sisi; Oscar y Javi Guerra (Manucho, min. 84).

1 - Xerez: Toni Doblas; Raúl Cámara, Lombán, Silva, Mendoza; Bruno (Vega, min. 83), Rueda, Capi, Redondo (Vélez, min. 67); Israel (Tato, min. 45) y José Mari.

Árbitro: Piñeiro Crespo (C. Asturiano). Mal. Se enfrascó en actitudes poco prácticas que acabaron por enojar al público. Estuvo más pendiente de la grada que del encuentro en sí.

Tarjetas: Amarillas Raúl Cámara (25), Nafti (36’), Marquitos (55’), Jesús Rueda (69’), Mendoza (75’), Nauzet (76’) y Víctor Pérez (83’).

Goles 1-0 43’ Sisi. El extremo pucelano recibe un balón al primer toque de Óscar, gana la espalda a la defensa azulina y bate a Doblas de perfecta vaselina.  1-1 69’ Rueda. El de Linares transforma un penalti cometido sobre José Mari. 2-1 76’ Nauzet. El canario materializa un penalti cometido sobre él mismo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimosegunda jornada de Liga en Segunda División disputado en el estadio José Zorrilla ante 9.966 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios