fútbol CD Gerena - Xerez CD (1-0)

Xerez-Ceuta

Surrealismo en La Juventud (1-1)

  • El Xerez CD no puede pasar del empate frente el Ceuta en un partido equilibrado

  • Nefasta actuación arbitral con injusta expulsión de Juan Benítez y gol fantasma del conjunto caballa

Comentarios 1

Surrealismo en La Juventud. Xerez CD y Ceuta sufrieron un arbitraje de lo peor que se despecha e impropio de una categoría como Tercera División, en la que se supone deben tener un mínimo nivel. Deportivo y caballas empataron a uno en un encuentro igualado, con mucho respeto entre ambas escuadras y que literalmente dinamitó el sevillano Hidalgo Márquez con sus decisiones. Una mala tarde la tiene cualquiera se suele decir pero tan aciaga como la de ayer es tremendamente complicado. Los errores terminaron desquiciando más a los azulinos, que tenían controlado que el choque, que a los visitantes, que sacaron petróleo de esos despropósitos.

Juan Benítez adelantó a los xerecistas en el último suspiro de la primera parte con una buena definición al palo contrario al recoger una centro de Ezequiel, fue expulsado de forma injusta por doble amonestación en poco más de diez minutos en la segunda (63' y 77') y a partir de ahí, despropósito tras despropósito en muy poquito tiempo.

El atacante vio la segunda amarilla por entender el colegiado que se tiró a la piscina cuando la roja la debió ver Chakir, jugador del Ceuta que ya tenía una amarilla y que le derribó casi al borde del área con una patada que vio todo el campo menos él.

Justo después de esa jugada, gol del Ceuta y con polémica. Un remate de cabeza de David Camps lo saca Fran sobre la misma línea (80'). Tanto el árbitro como el asistente de la grada principal de La Juventud, mal colocado, conceden el tanto. La afición explota por segunda vez en pocos minutos y ya estaba cantado que habría traca final.

Ni los jugadores xerecistas ni los aficionados daban crédito a lo que estaban presenciando. Esa jugada terminó de dinamitar un encuentro que hasta esas dos acciones polémicas no había tenido nada más allá de lances normales del juego entre dos equipos que se emplearon con intensidad.

Pero aún hubo más, un supuesto penalti de Jurado a Ismael que el árbitro pita y luego, a instancias de su asistente de la otra banda, deja sin efecto para terminar señalando bote neutral dentro del área y un penalti claro por manos de Salas tras un remate de David Camps en el tiempo descuento... Lo del árbitro, peor es imposible.

Juan Pedro, de salida, retocó el once. Apostó por Dani Jurado en el centro de la defensa junto a Salas y sin Alberto, lesionado, por Carlos Sanjuán, Sergio Narváez y Bruno Montelongo en la medular. Quirós y Juan Benítez ocuparon las bandas y Pedro Carrión volvió a ser el referente arriba.

El XCD entró con ganas a un partido que para el Ceuta se complicó a los ocho minutos cuando su delantero Chico Díaz tenía que abandonar el campo con problemas de rodilla. Juan Ramón apostó entonces por Juanito pero la ausencia de Díaz la acusó David Camps. Un joven y descarado Reina con el 7 a la espalda se convirtió en el hombre más peligroso de un rival que nadaba y guardaba la ropa, respetando demasiado a un Deportivo al que el costaba bastante salir de la cueva con peligro.

De hecho en el primer tiempo, apenas hubo acciones claras de gol para unos y otros al margen del tanto de Benítez. El bagaje ofensivo se reduce a un tiro alto de Borja (22'), un disparo de Reina que despejó Fran (23') y una falta lateral que Juan Benítez mandó por encima del larguero.

El 1-0 llegó cuando ya todo el mundo pensaba en el descanso. El desgaste había sido importante y el calo también hacia mella. Carlos Sanjuán había dado vida a la medular, Bruno Montelongo dejaba detalles de su clase pero también demostraba que aún le falta bastante después de tanto tiempo inactivo.

Tras el paso por vestuarios, el Xerez CD salió más decidido y el Ceuta seguía a lo suyo. No aprovechaba el enorme potencial de sus jugadores y seguía pensando más en no perder que en ganar.

David Narváez entró por Bruno Montelongo y superado el minuto 70 intentó sorprender a Iván con un lanzamiento que el portero desvió.

La grada empujaba y Juan Benítez aprovechó un balón largo para marcharse en velocidad. Chaquir, ya con una amarilla, no encontró otro forma de frenarle cuando ya le había superado que dándole una patada en el gemelo. El delantero azulino cae al suelo y segunda amarilla por fingir la caída. Increíble pero cierto. Benítez tenía que coger el camino de vestuarios cuando la roja debió ser para Chakir, que ya tenía otra amarilla también.

La expulsión subió las revoluciones de los xerecistas y apenas unos minutos más tarde, mazazo. Un remate de cabeza de David Camps que saca el portero desde la línea el colegiado y uno de sus asistentes lo consideran gol. El Ceuta empataba sin despeinarse, casi en la primera ocasión en la que le veía la cara a Fran con cierto peligro.

A partir de ahí, la locura fue total. Cada jugada era un sinvivir para el Deportivo, que temía volver a ser penalizado. Y así fue. Casi sobre la campana, Dani Jurado e Ismael forcejean en el lateral del área y el árbitro considera penalti la caída de atacante ceutí. En pleno desconcierto y ante las protestas de los xerecistas, rectifica. Bote neutral y aquí no ha pasado nada.

Lo peor de la tarde estaba por llegar. En el añadido, David Camps remató de cabeza y el balón se estrella en las manos de Salas. El atacante caballa se comía literalmente al asistente. Las protestas sólo le sirvieron para ver una amarilla. El final, el esperado... Pérdida de papeles por parte de ambas aficiones, que despidieron al colegiado con insultos y lo que es peor, lanzamiento de objetos al campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios