Xerez CD

El convenio incluye que el club azulino pagará a los acreedores ordinarios en siete años

  • La quita será del 50% y no afecta a Hacienda ni a la Seguridad Social, con los que se negocia aparte

El abogado del concurso de acreedores del Xerez explicó ayer los pormenores de la propuesta del convenio de la entidad, que se presentará en el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz.

Tebas señaló que recoge un primer aspecto relativo a los acreedores ordinarios del club, cuyo convenio ha explicado que ascendería a unos 11,5 millones de euros y que se les va a pagar el 50 por ciento en un plazo de siete años, siendo el primero de carencia. "A veces uno se cree que por concursar ya tiene un convenio. Hay que convencer a los acreedores y es un proceso complicado y no deja de ser un acto de fe el confiar en la entidad", decía.

"Cualquier persona que esté al frente del club tiene que dar muchas explicaciones cada quince días a un comisión de seguimiento. El objeto es controlar y decidir que ciertas compras de activos no se tengan que realizar por poner en peligro la continuidad de la entidad".

El otro aspecto del convenio es el referido a la negociación que hay que mantener con la Agencia Tributaria, "para pactar el convenio especial que se hace con la Seguridad Social y Hacienda".

"Hay que transmitir que vamos a pagar en siete años. La crisis publicitaria y la situación del fútbol hacen que debamos ser moderados. El plan de viabilidad está sometido a ver cómo se va a pagar esa deuda y de dónde saldrán esos recursos. Los presupuestos en Segunda se tendrán que ver algo disminuidos, pero esto no afectará a la competencia deportiva porque nuestros competidores también tienen que hacer un plan de viabilidad. Ese dinero que vamos a restar los demás también tendrán que quitarlo", avanza.

Junto a la propuesta del convenio de pago a los acreedores se ha adjuntado un plan de viabilidad del club, en el que se prevé la situación de descenso a Segunda B, donde, si se descendiese, "podríamos no pagar durante tres años para intentar recuperar la categoría", precisó Tebas.

"Quien quiera entrar en el Xerez sabe que el convenio es un contrato de obligado cumplimiento y debe estar sometido a esos controles. Se llega a controlar hasta la compra de derechos de jugadores. No es una novedad, sino que desde la Liga hay preocupación por la inestabilidad de los clubes cuando personas no cualificadas o con poca sensación de continuidad están dentro. Cuando se está concursado se ponen estas cláusulas porque los espectáculos de Santander o de otros lugares no son buenos para nadie. Si un club debe dinero y ha pedido una moratoria y firma un convenio, el club está obligado a cumplir". En la previsión de ingresos destaca el aumento de un 2% en la venta de abonos, aunque Tebas dice que se refiere "a la recaudación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios