Xerez CD

Las cuentas más esperadas

  • La Fundación dice que 20 de los 30 mil euros de la dotación inicial fueron devueltos al club y muestra la copia del talón entregado. El balance, -5,24 euros y 1.648,60 de IVA a cobrar

Más vale tarde que nunca. La Fundación del Xerez Club Deportivo presentó ayer las cuentas de sus cinco años de gestión en una rueda de prensa atípica. No hubo protocolo y las intervenciones de Rafael Romero Tarrío, patrono de la Fundación que se personó en Chapín para reclamar la documentación que no tenía, y la del accionista y socio azulino Paco Franco, que criticó las intenciones de la Fundación en cuanto a la liquidación y que pidió explicaciones sobre el paradero de algunas de las partidas que aparecen en el balance, rompieron la normalidad que la entidad quería darle al acto.

La Fundación, hasta el pasado año, presenta un saldo negativo de 5,24 euros pero también está pendiente de una devolución de IVA por un importe de 1.648,60 euros. Dentro del apartado de ingresos destacan dos partidas, una de 30.000 euros de dotación fundacional (2009) y otra de 34.199 euros (2011) por el partido homenaje a Antoñito.

En el capítulo de gastos llaman la atención de forma especial también otros dos apartados. Por un lado, aparecen 20.000 euros que fueron devueltos al club en concepto de donación a la cantera y, por otro, figuran 15.024,72 euros de gastos en el homenaje al delantero Antoñito.

Los famosos 20.000 euros devueltos a la entidad, la Fundación los justifica aportando una copia del talón entregado en su momento al club y los gastos por el homenaje al jugador los reparten en diferentes partidas, como pago del trío arbitral, porteros o seguridad.

Juan Carlos González, expresidente de la Fundación, fue el encargado de ofrecer todos los detalles de las cuentas y no dudó a la hora de señalar que "es evidente que podíamos haber presentado las cuentas antes y asumo mi parte de culpa porque entonces era yo el presidente. Decidimos en su momento no hacerlo porque los movimientos eran pequeños y sí presentar el balance de los cuatro años juntos. Las íbamos a dar a conocer en la reunión de marzo pero pasó lo que pasó con Ricardo y los nuevos patronos y todo se demoró. Además, los nuevos, como era lógico, también quisieron examinar y auditar las cuentas y también nos tocó esperar. Tenemos todas las facturas y todas las actas de la reuniones, toda la documentación se puede consultar".

Sobre los famosos 20.000 euros, aclaró: "Ese punto fue muy debatido en su día en el patronato de aquel año y fue aprobado por mayoría. Ahí no pudimos hacer nada y eso que yo lo intenté demorar todo lo que puede. Al final, el dinero fue devuelto para la cantera. Durante un tiempo, ese dinero aparecía como deuda pero se solucionó el tema con los administradores concursales"

En cuanto al tema de los palcos, que también aparece reflejado en las cuentas, aclararon que no llegaron a alquilar ninguno y que lo que recibieron fueron "gratificaciones de amigos a los que literalmente tuvimos que atracar para recaudar fondos de cara a seguir viviendo", resaltó González.

Por su parte, Francisco Cintado, secretario de la Fundación, a petición de los medios explicó que la situación de la entidad "es la misma que tras la reunión del patronato de hace un par de semanas. A nosotros no nos corresponde la liquidación, la decisión de si estamos en causa de disolución o no es del Protectorado. Yo no, yo no soy patrono, el patronato toma esa decisión porque entiende que la Fundación no tiene actividad y nada más".

Tanto Paco Franco como Romero Tarrío mostraron su disconformidad con la medida tomada por el patronato en ese sentido. Bajo su punto de vista, con la disolución cierran uno de los posibles caminos que el club puede tomar para evitar la desaparición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios