Xerez CD

"Este encuentro es más que una final"

  • El técnico azulino apuesta por "encadenar por primera vez dos triunfos consecutivos y ofrecer una alegría a la afición". No se fía del Huesca, advierte que "llega en el mejor momento de la temporada" y destaca a Camacho

Juan Merino, entrenador del Xerez, ve la vida de otro color tras los cuatro puntos que ha sumado su equipo en las dos últimas salidas frente a Las Palmas y Recreativo. Sin embargo, aún no respira tranquilo. Sabe perfectamente que para superar la prueba y afrontar con plenas garantías la recta final del año, el Deportivo está obligado a ganar al Huesca en Chapín.

Por eso, el técnico linense tiene claro que "si el partido ante el Recre era una final, éste es más que una final" y advierte que "hay que respetar al rival, llega en su mejor momento".

Los cuatro puntos cosechados, bajo su punto de vista, son "la mejor recompensa al trabajo. Siempre que se gana, el optimismo es mayor y la motivación de los jugadores, también. Hemos sumado cuatro puntos importantes en los dos últimos encuentros y hemos cortado la racha negativa".

Ahora, les toca el Huesca y no se fía. "Llega en el mejor momento de la temporada, en tres partidos ha sacado cinco puntos, ha cambiado de sistema y Camacho está haciendo la segunda punta, ayudando en defensa bastante. De todos modos, desde el respeto que le tengo a todos los equipos, debo decir que si estamos al cien por cien, tenemos que ganar. El partido de la pasada semana ante el Recre era una final y el de esta semana es más que una final porque jugamos en casa y la mejor recompensa para la afición es ganar. Es un encuentro importantísimo, queda mucho para el final de Liga pero queremos encadenar dos triunfos consecutivos por primera vez".

Y para ello, tendrán que ganar en casa, con lo que aprobarían una de sus asignaturas pendientes hasta el momento. "Ya lo he comentado antes, para nosotros este partido es una final. Yo no le pido nada a la afición pero este encuentro es más que importante, supondría nuestro segundo triunfo seguido y ganar en casa. Los jugadores se merecen estar más arriba por su fútbol pero hay que vivir de la realidad y ahora mismo eso no es así. Es un encuentro para estar todos con el equipo, cuerpo técnico y afición".

Lo que sí pidió es un poco de paciencia porque "no se puede jugar los noventa minutos igual, hay momentos en los que toca tener un poco de oficio, hemos perdido puntos ante rivales importantes después de ir por delante en el marcador por inexperiencia".

La falta de resultados provocó ansiedad en el equipo y a él casi le cuesta el puesto. Merino matiza que "los jugadores es normal que se ofusquen y que tengan ansiedad cuando los resultados no llegan, cuando no marcan goles. Yo he intentado aparentar tranquilidad en los momentos difíciles y he procurado crecerme porque esto es fútbol y la vida no te va en ello, aunque sí tu prestigio como entrenador".

"A las personas -añade- hay que valorarlas en los momentos complicados, ahí hay que saber estar y hay que saber dar tranquilidad a la plantilla. Sé qué de haber perdido los dos partidos, lo mismo no estaría ahora aquí. El equipo ha estado sólido, ha sido práctico, ha sumado cuatro puntos y en el futuro los resultados dirán. Creo que el equipo va a ir para arriba, así que no pienso en el crédito, sólo pienso en seguir ganando pero si no lo hacemos, se volverá a hablar de mi continuidad".

Restan tres encuentros para que finalice el año y sería vital ganarlos pero "a día de hoy sólo pensamos en el partido ante el Huesca, Segunda es una categoría muy difícil y es complicado encadenar varios triunfos seguidos, ya veremos. Con motivación y con los buenos futbolistas que tiene, este equipo es capaz de hacer grandes cosas pero tienen que llegar los resultados para evitar a toda costa el desánimo y la negatividad".

Para ganar partidos, se necesitan goles y goles le están faltando al equipo y a José Mari, que sólo ha anotado tres en lo que va de Liga: "Lo que no quiero es que los delanteros tengan ansiedad. José Mari tarde o temprano va a volver a hacer goles porque el año pasado hizo diecinueve. Lo importante es que el equipo crea ocasiones y tira a puerta, la racha se tiene que acabar. Les doy toda la tranquilidad del mundo".

Al frente del Huesca llega Quique Hernández, que fue entrenador de Juan Merino en el Recreativo, y destacó de él su amplia trayectoria como profesional. "Aquella temporada hicimos 71 puntos y venía de ascender al Numancia a Primera. Ha utilizado distintos sistemas y el que está empleando ahora le está resultando. Viene de ganar y todo lo que sea puntuar les valdrá para salir de abajo. En el plano anímico, nos vamos a encontrar con el Huesca más fuerte de la temporada, le están saliendo las cosas y al final creo que Quique apostará por el 4-2-3-1, con mucha gente por detrás del balón".

Por último, destacó los aspectos a tener en cuenta del rival, se encuentran "las acciones a balón parado y también habrá que cuidar sus saques de banda cercanos a nuestra portería. Tiene gente rápida en banda y cuenta con Camacho, un futbolista que me encanta como profesional, que es diésel, que juega de segundo delantero, que cae a banda... Son competitivos y no será fácil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios