fútbol tercera división

Mucho filial para el XDC (1-3)

  • El Deportivo cae en su regreso a Chapín frente a un Cádiz B que muestra los argumentos por los que es líder

  • Las dimensiones del campo y el césped hacen mella en los azulinos

Se veía venir y lo que podía pasar. Y sucedió. El Xerez CD no pudo regresar con triunfo a Chapín y cayó ante un potente Cádiz B, que exhibió los argumentos que le han colocado al frente de la clasificación. El líder, sólido y sin fisuras, no se salió del guión y desde el primer minuto dejó claro que se llevaría los tres puntos. El equipo de Mere es una máquina casi perfecta en la que casi todas las piezas encajan. Está bien trabajado, tiene las ideas claras, las funciones de cada jugador están muy delimitadas, es serio atrás, solidario en el centro del campo, eficaz arriba y cuenta con jugadores de calidad y rapidísimos. Además, tiene un portero bastante seguro -sólo ha encajado nueve goles desde el inicio de Liga sumando el de ayer de Pedro Carrión-, aunque ayer un despiste estuvo a punto de costarle muy caro. Si a todo ese potencial se le une que las dimensiones del campo y el césped natural le venía como anillo al dedo a los jóvenes amarillos pocos argumentos más hay añadir para encontrar los motivos de su cómodo triunfo, que le permite sacar ya la friolera de once puntos a Ceuta, que ahora mismo es quinto clasificado (39 por 28).

Al trabajo del Deportivo, a su fe y a sus ganas de agradar no se le pueden poner demasiados peros. Aunque esas armas no fueron suficientes para hacer daño a un rival demasiado potente, que entró al partido como un ciclón y que sólo se relajó una vez anotado ya el 3-0 en la recta final del choque.

Tan fuerte saltó al césped el Cádiz B que en apenas doce minutos tuvo dos ocasiones clarísimas para haberse adelantado en el marcador. Sergio, solo, no llegó a conectar un buen servicio de Manu Vallejo y remató al aire (10') y en el 12', un centro-chut de Mario que casi sorprende a Álex. No fue gol de milagro. Pegó en el palo y el meta azulino recogió el balón después de habérselo tragado.

Los amarillos controlaban y dominaban a su antojo pero superado el cuarto de hora, 'Chino' Quirós les metió el miedo el cuerpo con un lanzamiento lejano y duro que se marchó por el encima del larguero.

El trato del balón de los amarillos, sin ser exquisito, era notable y el descaro de los hábiles y rápidos atacantes seguía haciendo daño a una defensa que sufría. Y es que Chapín es mucho Chapín y es casi imposible tapar los espacios para frenar a jugadores con tanta calidad.

David Toro, puro talento, estuvo a punto de abrir el marcador a la media hora en una jugada ensayada al elevar perfectamente la pelota por encima de un Álex desbordado. Entre Quirós y Polaco la sacaron desde la misma línea antes de que la traspasara. Su compañero Mario no perdonó un minuto después y aprovechó , en una indecisión de Álex, que midió mal la salida a pies de Manu Vallejo, y de la defensa para abrir la lata.

Con el 0-1 el dominio era patente pero los xerecistas acariciaron la igualada en un error de David Gil. El guardameta no salió bien para frenar a Pedro Carrión pero el delantero azulino, ya muy forzado, perdió la referencia de la portería y la jugada terminó en saque de esquina.

Con más superioridad en el terreno de juego que en el marcador, los dos equipos buscaron el intermedio. El Deportivo salió un poco más enchufado y con una marcha más pero ni aún así le llegaba. Una buena escapada de Quirós por su banda no encontró rematador (49'), Narváez tampoco acertó a cabecear con acierto casi en el área pequeña (51') y y una falta lejana lanzada por Javi la atajó el portero abajo (57').

Esas acciones despertaron a los de Mere, que seguían a su ritmo alto e intenso. Álex abortó una contra de manual en el 58' ante Mario pero no pudo hacer nada para evitar el 0-2 a la hora de juego. David Toro le vio adelantado enganchó un gran disparo desde fuera del área con la derecha y abrió una brecha demasiado importante en el marcador (2-0).

Quirós, muy activo mientras estuvo en el terreno de juego, volvió a tener una buena oportunidad para acortar distancias pero se hizo un lío con el balón y perdió las opciones ante David Gil. Justo después, Juan Benítez, que entró por un José Vega que se enfadó con Vicente Vargas por la decisión, también acarició el gol. Su duro disparo se marchó muy ajustado al palo (76').

El tercer tanto estaba más cerca que el 2-1 y nuevamente David Toro, al aprovechar un rechace de Alex, tras disparo un Juampe, dejó el derbi visto para sentencia. Era un tanto que llegaba en el minuto 80 para premiar el empuje de un rival que quería más.

Como quería el Xerez CD no dejar su casillero de goles a cero en su regreso a Chapín. Pedro Carrión, como no podía se de otro modo, fue al autor del tanto del honor cuando se cumplía el minuto 86 de partido. Una pequeña alegría para los fieles xerecistas, que reclamaron un penalti al árbitro sobre la campana que hubiese puesto un poco más de emoción a un compromiso que ya agonizaba. Segunda derrota consecutiva de los azulinos para cerrar la primera vuelta de la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios