Federico Souza. Presidente del Xerez Deportivo

"No tengo nada que ver con Morales, mi gestión será mejor"

  • El argentino hace balance de sus tres semanas como presidente y no le molesta que haya gente que piense que el nazareno está detrás de su grupo · Confía en su trabajo y en el de Lussenhoff y Gorosito y apuesta por “un club siempre de Primera”

Federico Souza es un gran desconocido para los aficionados del Xerez Deportivo pero es su nuevo presidente tras el adiós de Joaquín Morales. Apenas lleva unas semanas en Jerez y, poco a poco, intenta aclimatarse a su nueva situación personal, a su nuevo cargo y a la popularidad, algo que no lleva nada bien por cierto.

Se muestra cercano en el trato y tremendamente educado pero también ofrece la cara del máximo respeto hacia todo lo que le rodea porque aún no ha tenido tiempo de casi nada. Apasionado del fútbol, se confiesa aficionado de River, sueña con la permanencia y con convertir al Xerez en “un club siempre de Primera”.

–¿Cómo están siendo las primeras semanas en la presidencia?

-Lo que mejor llevo es el hecho de comenzar a solucionar problemas en la entidad, estaba ansioso por empezar a gestionarlo todo porque llevaba dos meses con este tema y no podía hacer nada. Ahora ya puedo tomar decisiones y puedo elegir lo que queremos hacer. Llevamos poco tiempo y estamos tratando de corregir algunas cosas que no estaban del todo bien. También estamos tratando de transmitir a la gente que trabaja en el club las ganas que tenemos para que tengan un mayor compromiso con el día a día y para que se resuelvan algunos temas que no acababan de solucionarse.

–¿Fue complicado dar el sí a Joaquín Morales?

-Tenía ganas pero me lo pensé mucho, no fue una decisión de un día para otro, lo analicé bastante y bien. De todos modos, llegó un momento en el que me di cuenta de que era posible organizar la entidad. Con una buena gestión y con el concurso todo es posible.

–Todavía hay gente que piensa que usted es una marioneta del anterior presidente. ¿Qué le parece esa teoría?

-Me he encontrado con opiniones para todos los gustos. En el mundo del fútbol todo el mundo opina y todo el mundo dice lo que quiere. Me he encontrado a gente que piensa así y a otras personas que nos han apoyado y que están esperanzadas. Hay gente que nos ha dado una cuota de confianza para cambiar cosas y otra que no nos cree. Lo único que puedo decir es que nos den tiempo y que esperen a ver qué podemos hacer para juzgarnos por nuestros hechos.

–¿Le molestan esos comentarios tan pronto?

-No me molestan, tenía asumido que podía pasar o que iba a pasar. En realidad, pensé que podía ser mucho peor todavía. Sinceramente, si me molestasen esas cosas no podría estar aquí. Yo confío mucho en el trabajo que vamos a hacer, así que no me da ningún miedo tener que demostrar después que venimos a trabajar y que no tenemos nada que ver con Morales. Nuestra gestión va a ser mucho mejor que la que ha hecho él.

–¿Por qué decide a instalarse en España?

-Desde Argentina era imposible gestionar todos los problemas de la entidad, así que decidí venirme para acá y comprometerme. Yo no quería que esto fuese más de lo mismo. Yo no vengo aquí por una cuestión filosófica, porque me gusta el fútbol y nada más. Quiero que el club sea rentable como cualquier otra empresa y que deje dinero pero primero hay que solucionar temas deportivos e institucionales.

–¿Las cuentas estaban todas en orden?

-No he encontrado nada que no hubiésemos visto en los dos meses en los que estuvimos analizando todo lo que había en el club. El tema de los administradores concursales también nos ha beneficiado todo el tema del control. Cuando uno compra una empresa en esta situación, el principal problema es el de los acreedores y eso lo teníamos ya todo previsto.

–¿Sigue confiando en levantar el concurso de acreedores?

-Hay que analizar todas las alternativas y al final tomaremos la decisión que creamos más conveniente. No es fácil conseguir una quita interesante pero es nuestra idea porque es lo más cómodo e ideal. Hay que poner mucha plata y analizaremos en qué es más interesante colocarla.

-¿Ralentiza el trabajo de los administradores el día a día del club?

-Se retrasan algunas cosas porque ellos tienen que analizar y firmar cualquier tipo de pago, hasta la factura del teléfono. Son tres, no todos están siempre juntos en el mismo lugar físico. Coordinarlo todo con los tres es lo más difícil pero hay que ir adaptándose, nosotros tenemos que conocerles a ellos y ellos a nosotros.

–¿Cómo se ha encontrado la entidad a nivel de cargos de confianza del anterior presidente?

-Ahora mismo nos encontramos en una etapa de transición. Estamos evaluando a la gente que hay pero con el tema del concurso no es fácil porque no nos permiten hacer despidos. Van a trabajar durante un periodo determinado y vamos a valorar qué sirve, qué no y qué se puede mejorar o qué no. Las decisiones que tengamos que tomar, las tomaremos... Para todo habrá tiempo.

–La herencia que se ha encontrado en el plano deportivo…

-Cuando cogimos el club, el equipo tenía siete puntos terminando la primera rueda y todo era muy muy complicado y sigue siéndolo. De todos modos, nuestro proyecto es a medio plazo, no vinimos a comprar un equipo que lograse resultados de forma inmediata. Venimos a trabajar para montar una estructura y para formar un equipo que pueda competir. Si tenemos la mala suerte o la desgracia de bajar a Segunda, que todos los aficionados tengan bastante claro que montaremos un equipo competitivo que luchará por volver a ascender. Y una vez en Primera, podremos organizarnos en esa categoría y ahí ya intentaríamos organizarnos de otra forma. Queremos conseguir que el Xerez sea un equipo siempre de Primera División.

–¿Tenía clara la elección de Lussenhoff a pesar de ser todavía futbolista en activo?

-Sí. Lo de Federico lo tenía resuelto antes de venir, llevaba trabajando con nosotros un par de meses. Lo de Bonano no estaba seguro, así que por eso nunca hablé de él. Lussenhoff está a punto de dejar el fútbol y nos estaba asesorando pero no se desvinculó de Talleres porque nuestra operación no estaba concretada. Ahora, sí que tendrá que solucionar su situación allá.

-¿Por qué apostó por él?

-Le conozco desde hace varios años y tengo muchísima confianza en él. Tiene una gran capacidad de trabajo y además ya había estado aquí en España como jugador. Tenía otros ex futbolistas para firmar pero no habían trabajado nunca aquí y me decanté por Federico. Necesitamos a gente con ilusión y ganas y él las tiene, ya que comienza una nueva etapa en su vida profesional. Nos interesa el compromiso y él está comprometido. Ha renunciado a una importante parte económica porque lo quiere intentar aquí.

-¿Cómo se deciden al final por contratar a Néstor Gorosito como técnico?

-Fue algo parecido a lo de Lussenhoff y él fue la persona que lo recomendó. El perfil del entrenador es parecido al de Federico, tuvimos varias reuniones y se comprometió con el proyecto, no quería venir a España a ganar dinero, quería venir a trabajar y a aportar ilusión. Él también renunció a una importante cantidad económica. Teníamos varias opciones y dentro de ellas, él fue el que mejor se adaptó a nuestro proyecto, es el que más ganas de hacer cosas importantes tenía.

-Los refuerzos se resisten pese a la plata…

-No es fácil encontrar a jugadores dispuestos a jugar sólo cuatro meses en España y no influye el dinero, ellos prefieren ganar menos y tener un contrato más largo en otra entidad. El mundo del fútbol es desconfiado y todos prefieren antes una seguridad que una promesa…

–¿Ha dado el visto bueno el entrenador a todos los fichajes?

-Sí, sí. Todo se lo hemos consultado y algunos son jugadores de los que él ha pedido y otros los ha consensuado con Lussenhoff. Los refuerzos se han contratado con su consentimiento, no tratamos de imponerle nada.

–En Primera o en Segunda División, ¿cuánto tiempo cree que necesita para que su trabajo comience a dar sus frutos?

-Pienso que en un año ya tendremos una estructura acorde con un equipo de Primera División. A partir de ese momento, se verán resultados.

–¿Eso es posible sin convenio con el Ayuntamiento, sin ciudad deportiva…?

-Creo que lo podemos conseguir, de lo contrario no estaríamos aquí. Estamos seguros de que lo vamos a conseguir y de que vamos a desarrollar nuestro proyecto. Hasta ahora, nos ha llevado demasiado tiempo trabajar en el tema de los refuerzos, pero en cuanto se cierre el mercado, comenzaremos a ocuparnos del resto de temas...

–¿Y...?

-Sé que las relaciones con el Ayuntamiento no ha sido nunca un tema fácil hasta ahora pero esperamos que eso cambie. Nosotros queremos demostrarle la seriedad que tiene nuestro trabajo para que se involucre en nuestro proyecto. Le hemos brindado a la alcaldesa posibilidad de que opine, queremos oír a todo el mundo y estamos abiertos a oír todo tipo de críticas siempre que sean constructivas y nos ayuden a mejorar. Nosotros solos no podemos sacar adelante el proyecto, necesitamos el apoyo de todos, del Ayuntamiento, de la ciudad, de los periodistas… Todos tenemos que estar unidos. Si no lo estamos va a ser muy muy difícil llegar a buen puerto.

–¿Se plantea la ampliación del consejo de administración a corto plazo?

-En esta primera etapa no porque no tenemos mucho conocimiento de la gente pero en un futuro no descartamos nada. Siempre que vengan a sumar, estarán las puertas abiertas.

–¿Cómo llegó Rafael Mateos al consejo?

-Él tenía una serie de acciones y es una persona muy conocida en la ciudad, que tiene muchas ganas de aportar cosas y de mejorar aspectos en el club. Ha venido para sumar y estamos muy contentos con él porque desde el primer momento se ha mostrado dispuesto a colaborar.

–Una de sus primeras decisiones fue reunirse con las peñas, ¿qué conclusiones sacó?

-Tuve un buen recibimiento. Yo venía preparador para lo peor y todo salió mucho mejor de lo esperado. Ellos me expusieron sus puntos de vista, los problemas que tenían y los que veían dentro del club. Quedamos en reunirnos cada veinte días para conocerles y para que ellos también se involucren y participen en todo lo que es el club. Todos tienen que participar, no deben quedarse en meros espectadores porque éste es el primer equipo de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios