Xerez CD

De vuelta a ‘casa’

  • Abel y Antoñito regresan a Murcia buscando un triunfo que les permita repetir la experiencia que vivieron allí, el ascenso

Abel Gómez y Antoñito volverán el domingo a la Nueva Condomina para enfrentarse al Real Murcia, un equipo con el que ambos lograron el ascenso a Primera hace dos temporadas de la mano de Lucas Alcaraz y el encuentro será especial para ambos.

El delantero sevillano recaló en el Xerez tras el ascenso, mientras que el centrocampista pudo disfrutar de una campaña en la máxima categoría. Delantero y centrocampista luchan ahora en el Xerez por repetir la misma gesta.

Abel confesó ayer que “está claro que éste es un partido especial para mí porque allí pasé dos años muy buenos. De todos modos, espero que la victoria sea para nosotros, a pesar de que es mi ex equipo. Vivir un ascenso te marca y no se olvida, es una experiencia impresionante”.

En cuanto al choque en la Nueva Condomina, apuntó: “Va a ser muy difícil porque ellos están haciendo muy bien las cosas en casa, están sacando resultados y han mejorado mucho con el nuevo entrenador, nos lo van a poner muy complicado. De todos modos, sabemos que de aquí al final es lo que nos queda, todos los partidos van a ser duros y los tenemos que ganar, que es lo que nos sirve.

No quiere oír hablar de presión ni de finales y cree que “tenemos que plantearnos el partido con la idea de sumar los tres puntos y luego ya se verá en el transcurso del mismo si un empate es bueno o no.  Catalogar a los partidos de finales o no ahora es complicado, creo que se les llama así sólo por darle un nombre, sabemos que son tres puntos importantes, igual que los que nos quedan de aquí al final”.

El centrocampista sevillano es de los optimistas y no cree que el equipo “esté flaqueando. Hemos perdido en casa dos partidos ante rivales importantes, que cuentan con jugadores que han estado en Primera División durante varios años, son conjuntos fuertes y por eso están ahí, más problemático sería perder con rivales de la zona de abajo. Hay que seguir trabajando, levantar la cabeza y a esperar el partido del domingo para intentar sacar los tres puntos que no pudimos ganar ante el Zaragoza en casa”.

La moral del grupo, según él el mediocentro del Xerez, “no se ha resentido para nada, la derrota nos tiene que servir para motivarnos aún más. Nos tiene que incentivar el comprobar cómo el resto de equipos nos han  recortado puntos, cómo se aprieta la cosa, es una motivación extra para afrontar el partido del domingo con más ganas incluso, es una motivación para pelear más”.

Y si para Abel volver a Murcia es especial, también lo es para Antoñito, que volverá por segunda campaña consecutiva a la que fue su casa. “Pasé allí un año bonito porque con Lucas Alcaraz conseguimos el objetivo que nos marcamos aquella temporada, ascender a Primera División y eso es una satisfacción enorme. Voy a volver a ver a compañeros con los que compartí vestuario aquel año y me alegra. A partir de la próxima jornada, que comiencen ya a ganar ellos, que esta vez nos toca a nosotros”.

Sin Mario Bermejo, Esteban tendrá que cambiar de planes. Él no cree que “eso afecte al equipo a estas alturas de competición, ya todos nos conocemos y juego juego ya se va a ver poco. Ahora todos los equipos buscan la efectividad, los puntos, porque en las últimas diez jornadas todos nos jugamos algo por arriba o por abajo. Ojalá juguemos mal el domingo y volvamos con los puntos, que es lo más  importante”.

En Chapín, el Xerez está teniendo últimamente problemas para sacar los partidos adelante porque “es más difícil que fuera. El sábado, por ejemplo, nos encontramos con un equipo serio, que jugó al límite en la primera media hora porque cuenta con jugadores experimentados, pero en la segunda fuimos a por ellos y no pudo ser. Ojalá estemos más flojos ahora, esto se pase y no nos suceda lo mismo en las últimas ocho jornadas, que es cuando tenemos que estar arriba”.

La lesión de Emilio Viqueira se está notando. Antoñito explica en ese sentido que “él tiene unas características diferentes a los demás futbolistas y lo mismo ha dado la casualidad que no se está jugando tan brillantemente como cuando estaba él. Lo que sí es evidente es que cuando no se puede jugar bien, por lo menos tenemos que ser un equipo serio, que aproveche sus oportunidades. De cara al final de Liga también será muy importante que no nos hagan tantos goles, dejar la portería a cero será clave. Los partidos, a partir de ahora, hay que saber jugarlos y empatarlos cuando no se pueden ganar. Hay que ir a Murcia a sumar, lo que no podemos es perder porque todavía quedarían once jornadas más”.

Parte de la afición está desencantada tras los últimos tropiezos del equipo en casa y ahí el sevillano fue contundente.  “Aquí en Jerez todo el mundo habla de desencanto muy pronto. A estas alturas, la pasada temporada todo el mundo decía que estábamos descendidos y al final nos salvamos en la última jornada. Si nosotros tenemos que estar con lo que piense la grada o la gente, no vamos a ningún lado, nosotros tenemos que ser positivos. Si la pasada temporada hubiésemos caído en el pesimismo, hubiésemos descendido a Segunda B, seguro. No va a ser fácil subir, lo podíamos haber tenido más llano pero las cosas son así, estamos peleando con cinco equipos más y ya está, tenemos opciones y lo hemos demostrado”.

“No hay desencanto posible, tenemos la experiencia del año pasado y eso nos debe servir para hacernos fuertes. En fútbol todo pasa del blanco al negro en un partido solamente, pasas de héroe a villano en nada. Era más complicado lo que se logró la pasada temporada que ascender este año. Vamos a competir con equipos que tienen mayor presupuesto que nosotros pero vamos a dar la cara”, concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios