fútbol división de honor

Adiós y gracias

  • Orihuela y Guille se despiden del XDFC "decepcionados, nos hubiese gustado dejar al equipo en Tercera y despedirnos de la afición" pero "orgullosos por haber defendido estos colores".

David Orihuela y Guille, sonrientes pese al mal trago de su adiós, en el balcón de Diario de Jerez. David Orihuela y Guille, sonrientes pese al mal trago de su adiós, en el balcón de Diario de Jerez.

David Orihuela y Guille, sonrientes pese al mal trago de su adiós, en el balcón de Diario de Jerez. / fotos: vanesa lobo

El Xerez Deportivo FC cumplió hace apenas cinco días cuatro años de vida. David Orihuela y Guille llegaron al proyecto poco después de ese nacimiento. La pasada semana, Pepe Masegosa les comunicó que no contaba con ellos para volver a intentar dar el salto a Tercera División. Con su adiós, el club se queda sin sus cuatro capitanes de la pasada campaña -Pedro Herrera se marchó antes del final de Liga y Edu Villegas cambió los guantes por el despacho- y sin dos de sus señas de identidad más importantes. El centrocampista se metió a la afición en el bolsillo por su saber estar dentro y fuera del campo y el delantero por sus goles y por sus celebraciones, todas y cada una de ellas dedicadas a su amigo Antonio Puerta.

Para ambos, atrás quedan años de sacrificio, esfuerzo y máxima entrega hacia unos colores a los que terminaron amando y a los que seguirán queriendo jueguen en el equipo que jueguen. "Era bastante complicado dar el paso de firmar por un proyecto que nacía para romper con el Xerez CD de toda la vida y nosotros no dudamos en hacerlo, por eso ahora estamos decepcionados por no habernos podido despedir en el campo, que es lo que a todos los futbolistas les gusta".

Orihuela, que siempre huye del protagonismo, quiere marcharse como llegó, sin hacer ruido. De todos modos, no oculta que "estoy decepcionado y triste por la forma en la que se ha producido la salida. Llevaba cuatro temporadas en el club y es complicado para mí afrontar mi salida de esta manera, me hubiese gustado despedirme de la afición y del xerecismo y tengo que insistir en lo mismo, estos días están siendo muy duros".

El centrocampista no oculta que "lo que más me duele es no haber logrado el ascenso. Empecé este proyecto con la ilusión de dejar al club en categoría nacional, era bonito dejar al Xerez DFC en Tercera División pero no ha podido ser. El año ha sido difícil. Las circunstancias mandan, por encima de todo está el Xerez y es lo que hay, tenemos que aceptarlo así. La temporada ha sido complicada y los motivos muchos, hemos cambiado de entrenador varias veces, no nos terminamos de adaptar y había equipos buenos y de mucho nivel, fue totalmente diferente a las anteriores".

En estas cuatro campañas, el líder de la medular azulina confiesa: "Ha habido de todo, tantas temporadas dan para mucho. He disfrutado con los ascensos, he tenido el privilegio de compartir vestuario con compañeros muy buenos, a los que he tenido la oportunidad de conocer y me siento orgulloso de la afición que tiene el club y del cariño que me ha mostrado siempre, tanto dentro como fuera del campo. No tengo quejas, nunca me ha reprochado nada. Insisto, es algo muy bonito, es difícil de explicar qué siento cuando pienso que los aficionados me valoran y me quieren por mi rendimiento durante estos cuatro años".

"También -continúa- tengo que dar las gracias, echando la vista atrás, a todas las personas que me han apoyado y a las que hicieron posible que estuviera en este club, Carlos Orúe y Paco Ramírez. También qué voy a decir de Dani Pendín, de Romerito, me acuerdo de todo el mundo, especialmente de todos esos compañeros que afrontamos este proyecto el primer año con mucha ilusión, como Pedro Herrera, que tampoco ha terminado... Es complicado acordarme de todo el mundo y pido disculpas si se me olvida alguien, me quedo con todas las cosas bonitas y con el cariño de todos".

Lógicamente, le hubiese gustado "colgar las botas en este club pero me siento fuerte y tengo ganas de seguir. Me siento bien, me cuido y al menos un par de añitos más puedo jugar perfectamente. Aún no sé qué voy a hacer, la verdad. Quiero estar un poco tranquilo, aunque me han llamado equipos, pero voy a esperar, a ver qué es lo que decido. También le estoy agradecido a Edu Villegas por su apoyo, espero que las cosas le salgan bien".

Y si Orihuela se siente decepcionado, lo mismo le sucede a Guille: "Estoy muy desilusionado con lo que me ha pasado. Tanto Ori como yo éramos ya los capitanes, tras la retirada de Edu y la marcha de Pedro Herrera, y creo que nos merecíamos otra salida pero también hay que ser realistas, el año que hemos hecho los do y el equipo en general no ha sido el más idóneo para poder pedir una renovación. Pero sí que es verdad que miras atrás, ves que han pasado cuatro años y compruebas que no nos hemos podido despedir de la afición. Con nuestros más y nuestros menos está claro que es lo que hubiese deseado".

Masegosa y la comisión deportiva mantuvo una reunión con Guille y en ella le explicaron los motivos de su no renovación: "Ha tenido que ver mucho la última temporada pero también me dice el entrenador que busca delanteros con velocidad. Es la forma de pensar que tiene Pepe y hay que respetarla. Él no tiene culpa, el culpable soy yo, eso lo tengo claro, pero sí que tengo que decir que estoy dolido porque todo el mundo sabe lo que significa este club para mí. Cuando he necesitado el apoyo del club en forma de renovación, me he visto fuera".

Y siempre le quedará "la espinita de no haber ascendido a Tercera. Eso se lo comenté a Pepe. Si hubiésemos ascendido y me dice que no cuenta conmigo, igual me lo tomo de otra forma porque el objetivo que yo tenía está hecho. Tenía dos objetivos, ser máximo goleador del club, que lo soy, y haberlo dejado en Tercera. No ha podido ser, esperemos que el próximo año se consiga".

De estas cuatro temporadas se lleva "la amistad que he tenido con muchos compañeros. Supuso mucho reencontrarme con Orihuela, Biri, conocer a Pedro Herrera, a Edu, compartir vestuario con Romerito, que Dani Pendín haya sido mi entrenador, Carlos Orúe, Paco Ramírez, son tantas cosas. Jose Granados, el utillero, el propio González, que estuvo conmigo en mi etapa en el XCD. Seguro que se me olvidan los nombres de algunas personas y es injusto pero ahora mismo... Tampoco me quiero olvidar de los integrantes de la plantilla del primer año, César, Padilla, Olmo... eso quedará para la historia...".

Por último, espera que el no haber ascendido no afecte al proyecto: "Debe seguir creciendo. Si la gente apostó por una cosa tan fuerte, que fue dejar a su equipo de toda la vida a un lado, y ahora no apoya sería un paso atrás. Espero que la directiva y la plantilla sean capaces de devolver esa ilusión que a lo mejor se ha perdido este año. Deseo que la próxima campaña el club tenga más socios que la pasada y también espero que Edu tenga suerte en su nueva faceta, le agradezco su respaldo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios