Antonio Sánchez | Delantero del Xerez DFC "No nos podemos relajar en Arcos, en esta categoría cualquiera te pinta la cara"

  • El atacante azulino confiesa que "estoy loco por volver a marcar, se me ponen los vellos de punta con sólo pensarlo"

  • "Lo hemos pasado muy mal y ahora queremos prolongar al máximo esta buena dinámica para continuar arriba", apunta

Antoni Sánchez puede ser titular en Arcos por la lesión de Máyor. Antoni Sánchez puede ser titular en Arcos por la lesión de Máyor.

Antoni Sánchez puede ser titular en Arcos por la lesión de Máyor. / Xerezdfc.com

El delantero Antonio Sánchez llegó hace un año al Xerez DFC cedido por el Algeciras y no tardó en convertirse en uno de los jugadores más carismáticos del equipo. Sin un '9' clásico desde la marcha de Adrián Gallardo, el sevillano se ganó el cariño de la afición por sus goles y la confianza de los técnicos por su trabajo y su saber estar dentro y fuera del campo.

Desembarcó en Jerez a finales de enero, se hizo con un puesto en el once titular, anotó dos goles en los dos primeros encuentros que jugó, Pozoblanco (3-0) y Gerena (1-1), pero en el tercero, ante el Salerm Puente Genil en Chapín cayó lesionado de gravedad a mitad de febrero. Se rompió el gemelo y se vio obligado a parar durante mes. La pandemia hizo el resto. Reapareció ante el Ciudad de Lucena en el 'play-off exprés' pero ya nada fue igual.

Renovó en verano una vez desvinculado del Algeciras y esta temporada las cosas no le están saliendo tan bien como esperaba. Aún así, se esfuerza a diario para recuperar las sensaciones y volver a sentirse importante.

El pasado sábado ante la Lebrijana acumuló cuarenta y cinco minutos y en Arcos apunta a titular por la lesión de Máyor. Confiesa que "tengo muchas ganas de jugar. Desde la pasada semana, me he ido encontrando mejor día a día. Esta semana he bajado de peso, físicamente estoy cada vez mejor y todo influye. Ojalá pueda jugar en Arcos".

El punta le tiene mucho cariño al club blanco porque allí pasó "dos buenas temporadas y nos van a poner las cosas complicadas. En esta categoría todos los equipos son duros y está demostrado que cualquiera te puede ganar. No nos podemos relajar porque cualquiera te puede pintar la cara. Te meten un gol, se encierran atrás y es difícil abrir la lata. El Arcos está muy bien trabajado y nadie quiere perder ya en casa en la segunda vuelta".

Además, añade:"Vamos a jugar en un buen campo, como he comentado antes, tuve la suerte de disfrutar ese campo durante dos temporadas y es impresionante. El trabajo que hacen Isaac y el resto de encargados es espectacular, siempre está bien. Las dimensiones nos vienen bien y facilita que no se juegue al pelotazo. Es un campo que invita a jugar al fútbol". 

Siempre quiere aportar su granito de arena, "porque hay que estar en las buenas y en las malas, pero es evidente que cuando el equipo se encuentra en una dinámica como la que tenemos ahora es más fácil. Lo hemos pasado muy mal y ahora queremos prolongar al máximo esta racha para seguir arriba".

Antonio Sánchez y Jacobo dialogan en el entrenamiento de este jueves en Chapín bajo la niebla. Antonio Sánchez y Jacobo dialogan en el entrenamiento de este jueves en Chapín bajo la niebla.

Antonio Sánchez y Jacobo dialogan en el entrenamiento de este jueves en Chapín bajo la niebla. / Xerezdfc.com

Bajo su punto de vista, para que el Xerez DFC haya dado un vuelco tan radical, han sido fundamentales factores como "la confianza en nuestro trabajo, en el grupo y en los técnicos. La dinámica cambió y hasta la suerte de cara al gol varió. Antes, llegábamos mucho, no marcábamos y de la nada nos hacían un gol y ahora, estamos rentabilizando mejor las ocasiones. Nos hemos convertido en uno de los equipos menos goleados y de los que más goles hacen".

A nivel personal, también ha sufrido: "A todos nos gusta sentirnos bien, no ya ser titular porque eso es una decisión del míster. Todos queremos estar fuertes mentalmente y bien físicamente y cuando no lo consigues se nota a todos los niveles. La gente no lo ve y piensa que es que estás en baja forma, pero es que te entra hasta ansiedad y no rindes igual. Estoy loco por volver a marcar para sentir esa sensación. Sólo de pensarlo se me ponen los vellos de punta, las cosas esta temporada se han dado así pero queda mucho, lo más bonito".

Una jornada más, la afición no estará en la grada y el ariete sevillano es de los que no lo llevan bien. "Es una situación muy dura y una pena, te sientes un poco huérfano sin ellos allí animando. En mi casa lo hablo con mi mujer y mi familia y también lo comento con mis amigos. Todo esto es surrealista, llevamos ya un año así, y todo es muy extraño. Es como una película y todo pasa factura. Hay gente que lo lleva bien y a mí me está afectando. Tengo un niño pequeño y cuando vuelvo a casa me da hasta miedo...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios