Fútbol | Tercera División

Camacho, portero del Xerez DFC, apela a la unión para salir del bache

  • El roteño confía en la reacción: "Trabajando como lo estamos haciendo los resultados tienen que llegar, el equipo lo da todo en los partidos y en los entrenamientos"

Camacho, cabizbajo mientras Ranchero celebra el gol del Antoniano. Camacho, cabizbajo mientras Ranchero celebra el gol del Antoniano.

Camacho, cabizbajo mientras Ranchero celebra el gol del Antoniano. / Pascual

José Manuel Camacho, portero del Xerez DFC, admite que el vestuario quedó muy tocado con la derrota del sábado ante el Antoniano en Chapín (0-1), pero confía ciegamente en sus compañeros, asegura que el trabajo que están realizando es bueno, que les está faltando suerte y apela a seguir siendo una piña como hasta el momento para salir a flote

La prueba de fuego no se va a hacer esperar. Sin tiempo para lamentarse, este miércoles el Xerez DFC recupera frente al Conil en el Pérez Ureba (19:00) su encuentro aplazado por Covid la pasada semana. El reto no es nada fácil. Los xerecistas nunca han ganado a los amarillos en su feudo ni tampoco han sido capaces de anotar en ninguna de sus tres visitas. Triple reto por delante. 

El meta azulino no esconde que "el vestuario está bastante jodido después del palo tan duro que nos llevado, la gente acabó muy tocada pero hay que dejar atrás esos pensamientos, hay que darle la vuelta porque el miércoles volvemos a jugar".

A la hora de analizar los motivos por los que al equipo le cuesta la misma vida anotar coincide con las explicaciones de su entrenador Pérez Herrera y detalla: "Hay un poco de todo. Puede ser que en momentos puntuales, el equipo caiga en precipitaciones y cometamos errores en acciones sencillas o en finalizaciones que no sabemos leer. Tenemos que recapacitar".

"Tenemos que darle la vuelta a la tortilla cuanto antes, en nuestras manos está"

Además, añade: "Como ya he comentado, el miércoles tenemos otra final y tenemos que seguir trabajando como lo venimos haciendo porque los resultados tienen que llegar. La suerte nos está golpeando duro, no la tenemos de cara. Con nada que nos hacen los rivales nos hacen daño, nos están penalizando mucho los errores. Tenemos que darle la vuelta a la tortilla cuanto antes, en nuestras manos está y seguro que lo vamos a hacer".

Pese a los malos resultados, en el vestuario apuestan por ver la luz al final del túnel. "Tenemos que seguir trabajando, la vida es así y el fútbol, también. Recibimos palos, pero hay que seguir con la cabeza alta e intentar levantarnos lo antes posible porque el miércoles jugamos en Conil y no valen lamentaciones. El equipo se lo deja todo en los entrenamientos y en los partidos, pero nos falta esa pizquita de suerte o no sé cómo llamarlo".

Revertir una situación tan complicada no es fácil. Camacho, de todos modos, lo tiene claro y es de los que piensan que "estando unidos como estamos todo es más llevadero, eso es lo más importante. El equipo debe seguir siendo una piña como hasta ahora y tiene que seguir trabajando. Los resultados, trabajando como estamos haciéndolo, tienen que llegar, lo vamos a conseguir seguro".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios