Curro Rivelott | Jugador del Xerez DFC "El míster no mira ni el DNI ni el currículum"

  • El canterano, titular en los dos últimos partidos, está agradecido "a mis compañeros y al cuerpo técnico por la confianza que me están dando"

Curro, en el entrenamiento de este martes en Picadueñas. Curro, en el entrenamiento de este martes en Picadueñas.

Curro, en el entrenamiento de este martes en Picadueñas. / Manuel Aranda

Curro Rivelott vive un momento dulce en el Xerez DFC. El canterano, que ha vuelto esta temporada a la entidad después de estar un año alejado de los terrenos de juego por sus estudios de Administración y Dirección de Empresas, ha sido titular en los dos últimos partidos del equipo en el Navarro Flores de Rota y en Chapín frente a la Lebrijana. Afirma estar "supercontento" por estar contando para el míster, "que no mira ni el DNI ni el currículum" y se centra en el próximo objetivo, los tres puntos en Arcos para tratar de sumar la quinta victoria consecutiva del curso.

En efecto, Curro se afianzó el pasado sábado en la posición de mediocentro pese a que Adri Rodríguez era alta tras cumplir su sanción. El isleño ocupó el centro de la defensa junto a Júnior y Rivelott siguió en labores de organizador, donde volvió a cumplir con creces, sacando la pelota limpia y sin complicarse en ningún momento. El jugador, después de estas dos titularidades, afirmar estar ""supercontento, es una recompensa al trabajo que llevo haciendo todo este año, pero como ya dije a principios de temporada cuando también fui titular, cualquier compañero puede salir de inicio y hacerlo perfectamente".

El Xerez DFC lleva una racha de cuatro victorias consecutivas, récord en Tercera, cuando no hace mucho eran todo críticas: "El fútbol son dinámicas. Hace un mes y medio no entraba la pelota, nos costaba hacer goles y no salían los resultados. Creo que ha sido clave ir todos a una, al final hemos seguido haciendo lo mismo que antes con la fortuna de que ahora están entrando, aunque la suerte también hay que buscarla. El equipo siempre ha creído en su idea", explica Curro, que añade: "Es normal que se vean mejores resultados, esto es un proceso largo y hemos ido cogiendo los conceptos, los hemos ido trabajando. El míster nos ha hecho creer mucho en lo que hacemos y se está viendo un equipo muy compacto tanto en ataque como en defensa".

Personalmente, se siente "muy cómodo si me comparo con el de principio de temporada, llevaba además un año sin jugar. Los compañeros y sobre todo el cuerpo técnico, que me han ayudado desde el principio, me están dando mucha confianza". En Chapín jugó también los 90 minutos como en Rota y "al final del partido pesaban un poquito las piernas, fue mi primer partido entero en Chapín y se nota que es un campo grande". Del partido, apunta que "la Lebrijana dio un pasito más" en la segunda mitad "y nosotros no es que nos acomodásemos, pero con el paso de los minutos bajamos un puntito. Es imposible estar los 90 minutos perfectos, hay etapas en los partidos que hay que saber sufrir, nosotros lo hicimos y fueron tres puntos muy importantes".

Y tanto, porque el Xerez DFC aventaja ya en cuatro puntos al Ceuta, que cayó en casa del colista Antoniano, y cinco a Los Barrios, aunque los de Keko Rosano tienen un partido menos. Pese a ello, el vestuario azulino, según Curro, no se distrae: "Dentro del vestuario no hablamos de la clasificación. Tenemos que ir a lo nuestro, como dice el míster estar centrados en el siguiente partido, ahora toca del Arcos y a por otros tres puntos". Precisamente, del rival apunta que "en este grupo de Tercera cualquier equipo te puede pintar la cara. No nos podemos confiar, debemos seguir nuestro camino, ser intensos y confiar en nuestro trabajo".

El futbolista azulino, pugnando con Marcelo en un entrenamiento. El futbolista azulino, pugnando con Marcelo en un entrenamiento.

El futbolista azulino, pugnando con Marcelo en un entrenamiento. / Manuel Aranda

Curro ha regresado a Jerez tras un año en Granada cursando sus estudios. El canterano explica el proceso cuando decidió marcharse y su regreso: "Soy muy joven y mi prioridad son los estudios porque el fútbol, por ahora, no me da de comer. Hablé con mis padres porque se me presentó una oportunidad muy buena de irme fuera un año a estudiar". Doce meses después, tenía claro que además de estudiar echaba de menos el fútbol. "Lo estuve pensando, me llamaron algunos equipos del grupo de Tercera y vi adecuado mandarle un mensaje a Edu Villegas diciéndole que iba a volver a jugar. Me pareció que tenía que saberlo por si estaba interesado. Hablamos, también lo hablé con Francis sobre todo, y llegamos al acuerdo".

Y aunque no habló con José Herrera antes de firmar, confiesa que saber que iba a ser el entrenador tuvo su peso a la hora de decidirse: "Fue un gran aliciente para decantarme por volver aquí. Es una persona que ha demostrado que cuenta mucho con los jóvenes y al final es lo que llevo buscando todos los años que he estado aquí, que miren por los chavales que venimos de abajo, creo que hay mucho potencial".

Con el técnico de San Eloy ya han debutado Hugo y Basto, y Beni y el propio Curro han tenido muchos minutos. La pandemia ha obligado al club a realizar recortes y a mirar más a la cantera, que siempre da resultados cuando se mima: "Se han dado tanto las condiciones tanto externas como internas. Externas porque hay que tirar de gente de abajo por la situación que vivimos e interna porque el míster no mira el DNI ni el currículum y a quien se lo gana en el día a día al final le da la oportunidad. Trabaja mucho eso, que el jugador se sienta bien. Con nosotros los jóvenes tiene un trato desde el primer día buenísimo y nos ayuda mucho tanto futbolística como mentalmente".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios