Mika | Delantero del Xerez DFC "Cualquier ariete sueña con el gol del ascenso"

  • El punta azulino resalta que "la eliminatoria con el Ciudad de Lucena no es fácil, ha estado arriba toda la campaña y es por algo"

  • "Jugar sin nuestra afición será extraño y nos perjudica pero tal y como está el país con los rebrotes es inviable", lamenta

Josu Uribe da instrucciones a Mika en un entrenamiento en el Pepe Ravelo. Josu Uribe da instrucciones a Mika en un entrenamiento en el Pepe Ravelo.

Josu Uribe da instrucciones a Mika en un entrenamiento en el Pepe Ravelo. / Manuel Aranda

Miguel Ángel Junco 'Mika' (Santander, 18/03/1993) llegó al Xerez DFC procedente del Marino de Luanco (Grupo I de 2ª B) a mitad de enero pasado con el objetivo de poner su granito de arena, a base de trabajo y goles, para que el equipo disputase la fase de ascenso a Segunda B. Lo ha conseguido pero nunca llegó a imaginar que fuese de una forma tan accidentada. El coronavirus paralizó la competición y todo quedó en el aire.

Debutó en Lebrija ante el Antoniano el 12 de enero después de una semana complicada y tras un largo viaje. Jugó 75 minutos y la escuadra de Uribe sumó tres puntos vitales gracias a un gol desde el punto de penalti de Chico Díaz. Encadenó siete encuentros seguidos con minutos, anotó dos goles (Pozoblanco y San Roque de Lepe) pero ante Los Barrios en Chapín se rompió. Sufrió una elongación en el bíceps femoral de su pierna derecha. Fueron sus últimos minutos antes del confinamiento. Se perdió los dos siguientes choques, el del Utrera y el derbi ante el Xerez CD.

Pasó unos duros momentos a nivel deportivo y personal, ya que durante el estado de alerta perdió a su perrita Siara por envenenamiento. Ahora, ve la luz al final del túnel, ha regresado en un excelente estado de forma y ha sorprendido a los técnicos por su capacidad anotadora, "aunque no es lo mismo hacer goles en entrenamientos y en partidillos, al menos te sirve para recuperar sensaciones, coger confianza, y eso siempre es importante para un delantero".

Echa la vista atrás y destaca: "Cuando llegué, me tocó debutar en Lebrija después de hacerme un montón de kilómetros y todo fue un poco desastre. Poquito a poco, me fui recuperando, cuando mejor me estaba encontrando me pasó lo del isquio y cuando iba a volver se paró todo. De todos modos, ahora llega lo mejor y tenemos muchas ganas, queda poquito y lo mejor".

El Xerez DFC acumula varias semanas de preparación y "se ha ido el tiempo volando, ya estamos en julio y faltan dos semanas y media para jugar. Me encuentro bastante bien y me ha costado muchísimo trabajo, durante el confinamiento me he sacrificado muchísimo y ahora tengo la recompensa, ha merecido la pena. Tocaba entrenar y es lo que hice y a todas, a por un puesto en el once".

Bajo su punto de vista, la eliminatoria ante el Ciudad de Lucena será "complicada. No me enfrenté a ellos en la primera vuelta pero he visto vídeos, el míster nos va comentado ya cositas y tengo claro que si durante toda la temporada ha estado arriba, incluso como primero, es por algo. Nos lo jugamos todo a noventa minutos".

Mika ha regresado en un buen estado de forma tras el confinamiento. Mika ha regresado en un buen estado de forma tras el confinamiento.

Mika ha regresado en un buen estado de forma tras el confinamiento. / Pasacual

"Marcar pronto sería clave y creo que es positivo que sólo nos sirva ganar"

La clave de esa final la coloca en "marcar un gol pronto pero si no lo logramos, habrá que trabajar el partido y dar el golpe en el momento oportuno. A ellos les beneficia el empate y eso es ventaja pero creo que es positivo salir a ganar, así no hay ningún tipo de confianza".

Con la puntería afinada para el 'play-off', sueña "con anotar el gol del ascenso, cualquier delantero o cualquier jugador sueña con eso, sería impresionante. De todos modos, si lo consigue un compañero también me vale, me da absolutamente igual, lo importante es subir".

Tras el regreso a la competición se han incluido en los partidos nuevas normas, como la de los cinco cambios y más pausas para hidratación, Mika las considera "positivas según se mire, eso lo marca el juego. Parar para refrescarnos es normal, lo de los cinco cambios ya es decisión del entrenador, igual necesita hacerlos para cambiar o para parar un poco todo porque vamos ganando o no agotarlos todo está pasando en Primera, a saber".

La intención del club era la de disputar varios amistosos para su puesta a punto pero no va a ser posible por las estrictas medidas sanitarios. En ese sentido, el ariete azulino confiesa que "era importante porque llevamos muchos meses sin competir y no es igual enfrentarte a tus compañeros que a otro rival. Las cosas han venido así y el único consuelo que queda es que todos los equipos estamos igual".

Lo que peor lleva es "tener que jugar sin público, va a resultar muy extraño, y mucho más si tenemos en cuenta como es nuestra afición, que siempre se vuelca tanto en casa como fuera, eso no nos beneficia en nada. Hubiese sido una pasada jugar una eliminatoria de este tipo en casa y con los nuestros apretando. De todos modos, hay que ser realistas, tal y como está el país con los rebrotes es inviable jugar con afición por la seguridad de todos".

Mika cumple contrato este martes 30 de junio. Tenía una cláusula que le permitía renovar en caso de anotar "ocho goles pero ya creo que no me va a llegar, mucha tela. Con el parón hemos dejado de jugar muchos encuentros y no podré alcanzar esa cifra. De todos modos, como he comentado ante, lo que queremos todos es ascender".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios