Fútbol | Tercera División

Álex Padilla, el regreso del gran capitán al Xerez DFC

  • El lateral jerezano, que vuelve tras jugar en el Conil, confiesa: "Me he llevado una alegría enorme, me ha dado un subidón, esperaba otra cesión"

Padilla celebra uno de sus goles en Chapín con un saludo militar. Padilla celebra uno de sus goles en Chapín con un saludo militar.

Padilla celebra uno de sus goles en Chapín con un saludo militar. / Pascual

Álex Padilla (Jerez de la Frontera, 06/03/1993) hace justo un año y un mes alcanzó un acuerdo para ampliar su contrato por dos temporadas con el Xerez DFC, entidad a la que se unió desde su fundación en la 13/14. La ampliación de su vinculación con el club azulino era motivo de satisfacción pero tenía trampa, ya que el lateral decidía salir cedido ante la falta de protagonismo con Andrés García Tébar tras la destitución de Pepe Masegosa.

Su destino era Conil porque quería seguir jugando en Tercera pero su objetivo pasaba por regresar a la que considera su casa. Es parte de la historia del club y sus números le avalan. El capitán tuvo que decir hasta luego con 161 partidos disputados y 16 goles. Vuelve para seguir "ayudando y aportando mi granito de arena tanto dentro del campo como en el vestuario. Conozco mi rol y creo que con el míster todos seremos importantes".

–¿Qué supone para usted regresar al club?

–Supone una alegría muy grande, creía que mi futuro pasaría por otra cesión o por llegar a un acuerdo con el club para rescindir. La última opción que barajaba era volver, que quisieran contar conmigo. Me puse muy contento, me dio un subidón increíble. Me tuve que marchar por circunstancias que no podía controlar y me quedé con la espinita. Me hubiese gustado jugar el 'play-off' y disfrutar de la temporada. No pudo ser y ahora voy a tenerla oportunidad de seguir jugando en el club que quiero y en el que deseo estar.Espero aprovechar al máximo esta nueva situación y ofrecer lo mejor de mí. Estoy muy ilusionado.

–¿Conoce al nuevo entrenador?, ¿qué opinión tiene sobre él?

–No he coincidido con él pero sí que tengo compañeros que han estado a sus órdenes y me han comentado que es un espectáculo, me han felicitado y me han dado la enhorabuena, me comentan que vamos a disfrutar con él. Le he seguido en los clubes de la provincia en los que ha estado y siempre me ha llamado la atención como entrenador. Trabaja bien con los jugadores y es uno de los aspectos que más me gusta de los técnicos, sabe liberar la cabeza de los futbolistas y eso nos lo facilita todo. La presión pesa en este club y seguro que la sabe gestionar. Iremos mejorando día a día y el lema será ser mañana mejor que hoy.

"No hay que fijarse metas a largo plazo, hay que ir día a día y trabajar, luego la competición dirá”

–¿Qué espera de una temporada que se presenta muy incierta por el coronavirus y el nuevo formato?

–Un poco lo que he comentado antes. Los objetivos de este club siempre son los máximos pero hay que tener los pies en el suelo y ser pacientes. Hay que ir día a día, trabajar juntos, ir todos a una, hacer piña y luego la competición dirá. Las metas deben ser a corto plazo, plantearse metas a largo plazo es un error, se trabaja con una presión que hace daño. La campaña en sí es una incógnita porque no sabemos qué puede pasar. Desde el lunes que empezamos a trabajar el reto debe ser mejorar, mejorar y mejorar para hacer un bloque compacto.

–Habla de ir paso a paso pero, ¿cuál será el objetivo?

–Los deportistas no renunciamos a nada pero hay que ser prudentes, mantengo el discurso anterior. Día a día, no podemos marcarnos ahora mismo metas. Ya veremos hasta dónde nos lleva nuestro trabajo. En estos momentos, lo más importante es hacer un equipo con todo lo que eso conlleva y estar unidos. No hay que ponerse metas a largo plazo.

–La actual plantilla que se va a encontrar es muy diferente a la que dejó...

–Quedan pocos jugadores, es cierto. Bello, Camacho, Marcelo, Adri Rodríguez, Goma y Antonio Jesús. También me voy a encontrar con Oca, que fuimos compañeros en los juveniles del Pueblo Nuevo, y con Borja y Currito.

"No he vuelto porque era el capitán, vuelvo para jugar, al míster le importan los hombres no los nombres”

–Hay muchísimos aficionados que se alegran de su vuelta, ¿qué recibimiento espera?

–Es bonito que te reciban de buena manera pero el fútbol es cambiante. Intentaré trabajar para ayudar al equipo, luchar por el club y por el escudo y para convencer al entrenador y si luego la afición se alegra, mejor. Habrá gente que se alegre y otros aficionados que piensen que mi vuelta no era lo adecuado. Sé lo que puedo dar y conozco mi rol.

–¿Cuál es su rol?

–Soy un jugador de vestuario, que antepongo lo colectivo a lo personal y eso me ha generado problemas y me ha perjudicado, pero soy así. Me considero un futbolista de club y sé a lo que vengo. Vuelvo para demostrar que puedo hacerme un hueco, vengo a trabajar, no de paseo. Además, al entrenador creo que no le importan los nombres, le importan los hombres. No vuelvo porque era el capitán ni para que la gente diga, qué bien, ha vuelto. Regreso para ir a por todas y ganarme un puesto.

–¿Cómo ha sido su temporada en el Conil?

–Ha sido diferente pero fenomenal, sólo tengo palabras de agradecimiento para toda la gente de allí, aficionados, técnicos y compañeros, es muy cercana y se ha volcado conmigo. De todos modos, está claro que los clubes son diferentes a nivel de medios, de instalaciones, de todo... El cambio de aires me ha venido bien, después de tanto tiempo en el mismo sitio, esto me ha servido para valorar más aún lo que tenía y de ahí mis ganas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios