Fútbol | Tercera División

El Xerez DFC vuelve al trabajo con Jacobo como protagonista

  • El extremo anotó ante la Lebrijana su primer gol del curso y llega en su mejor momento al partido frente al Arcos, su exequipo 

  • "Marcar y ayudar con una asistencia te da un plus de alegría y motivación, hay que seguir sumando porque no hay margen de error", apunta

Jacobo celebra su gol a la Lerijana junto a Máyor. Jacobo celebra su gol a la Lerijana junto a Máyor.

Jacobo celebra su gol a la Lerijana junto a Máyor. / Miguel Ángel González

El Xerez DFC ha regresado en la mañana de este lunes a los entrenamientos en Picadueñas para comenzar a preparar el encuentro del domingo en el Antonio Gallardo ante el Arcos, que el pasado fin de semana aplazó su partido ante Los Barrios por un positivo en la plantilla y el confinamiento domiciliario de varios integrantes del plantel por contacto directo con portadores de Covid-19.

Los azulinos han arrancado una nueva semana de trabajo con la moral reforzada por sus cuatro victorias consecutivas,  por dejar la portería a cero por tercera jornada seguida y por afianzarse en el segundo puesto en la tabla tras el tropiezo del Ceuta, rival al que ha dejado a cuatro puntos (20 por 16). Ahora, su reto es seguir sumando y mejorando sus registros para acercarse al líder, el Xerez CD. 

Todas las miradas de la sesión de trabajo se centraron en Jacobo, uno de los protagonistas del triunfo del pasado sábado en Chapín ante la Lebrijana, al anotar un gol y asistir a Javilillo en el segundo. El extremo se encuentra en su mejor momento y aprobó su asignatura pendiente esta temporada, marcar.

El jerezano se muestra satisfecho con el trabajo realizado y no esconde que "siempre que se ayuda al equipo marcando y dando asistencias te da un plus de alegría y motivación, y si además sirve para ganar y ampliar con la racha de victorias, pues mucho mejor".

Echa la vista atrás y recuerda que "fuimos superiores al rival, pero siempre digo que el 2-0 es un resultado un poco engañoso. Ellos si al final hubiesen marcado un gol se hubiesen meten en el partido totalmente y eso te provoca incertidumbre. Si que es cierto que no salimos con la misma ambición, con la misma concentración, en la segunda parte y se notó. De todos modos, supimos aguantar. Ellos tienen un buen equipo, con buenos jugadores, y tuvieron su momento. Al final lo que importa es que conseguimos los tres puntos y con la portería a cero además".

Sobre la racha de cuatro victorias y el buen momento del equipo, resalta: "Sabíamos que si seguíamos trabajando de la misma manera, las victorias tenían que llegar. El equipo siguió igual, trabajando con la misma ilusión y con la misma ambición diaria de ganar el siguiente partido. Y así seguimos".

El xerecista tiene claro que "tarde o temprano se tenían que recoger los frutos, la recompensa. No nos ponemos techo. Ahora mismo solamente pensamos en el siguiente partido. Sabemos que tenemos que intentar conseguir todos los puntos posibles porque no hay margen de error. No podemos desconcentrarnos en marcarnos un techo imaginario. Sabemos que el Arcos está aquí ya, que tenemos que cuidarnos, ser responsables por la situación en la que nos encontramos por culpa de la pandemia e intentar ganar el próximo partido como lo hemos hecho hasta ahora".

El árbitro, en el recuerdo

A Jacobo le tocó vivir el pasado mes de julio el desastre de arbitraje que realizó el ceutí Salvador Alcaraz Yáñez en la eliminatoria de ascenso ante el Ciudad de Lucena en Marbella en el 'play-off exprés' (1-1). El sábado pitó en Chapín su hermano Sergio, cuarto árbitro aquella desafortunada noche

Admite que todos lo sabían, pero también tenía claro que no debían entrar en reproches. "Lo comentamos antes de salir al campo, pero estábamos centrados en nuestro juego, en lo que teníamos que hacer y en utilizar nuestras armas para hacerle daño a la Lebrijana. Eso son cosas que no podemos controlar. Ellos son personas y se equivocan como nosotros. Tuvo errores, pero no estuvo mal del todo. En el penalti de Fran, él me dice que lo es, pero es complicado porque se produce en una disputa de balón y es difícil saber quién llega primero. Luego, Jony también me dice que no lo es, que Fran le da primero a él...".

El próximo fin de semana, el cuadro azulino jugará en el Antonio Gallardo, un escenario que el extremo conoce a la perfección. "Estuve allí dos temporadas y en la que coincidí con el míster terminamos segundos, disputamos la fase de asenso y jugamos la Copa del Rey. Guardo buenos recuerdos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios