Fútbol

El Xerez DFC, ante otro fin de semana atípico

Álex Cruz sigue sin incorporarse al trabajo con el grupo.

Álex Cruz sigue sin incorporarse al trabajo con el grupo. / Manuel Aranda

A la espera de conocer cuándo jugará el partido pendiente con el San Roque de Lepe, último de la primera vuelta, el Xerez Deportivo FC se entrena este viernes en Jerez Fun Center antes de que José Pérez Herrera dé dos días de descanso a la plantilla azulina, ya que este fin de semana no hay competición en el Grupo 4 de la Segunda RFEF y tampoco se va a jugar el aplazado contra el conjunto onubense.

El último partido de los azulinos fue el pasado 19 de diciembre y todavía no se han estrenado en 2022, ya que el partido contra el San Roque se aplazó por siete casos positivos en el equipo onubense. De esta manera, y si este partido no se disputa antes, los azulinos no jugarán hasta el próximo día 23, cuando tienen que visitar el Nuevo Arcángel de Córdoba, por lo que estarían más de un mes sin competir.

A falta de concretar el fichaje de un delantero que venga a aportar más competitividad a la zona de ataque xerecista, el equipo se ejercitó este jueves con la presencia de Javilillo, que ha hecho parte del trabajo con el equipo. No así Álex Cruz, que sigue aquejado de unas molestias en el sóleo y sigue realizando trabajo específico y sin saltar al césped.

Por otro lado, el Xerez DFC aprovecha este viernes para presentar a los dos refuerzos que ya han llegado en el mercado invernal abierto el pasado día 3 de enero. De este modo, tanto Urtzi Iriondo como Gonzalo Poley van a tener su estreno ante los medios de comunicación en un acto que se va a llevar a cabo en Bambú Jerez, uno de los patrocinadores de la entidad, a partir de la una de la tarde.

De momento, el Xerez DFC ha sufrido las bajas de Raúl Palma, Ignacio Goma, Daviti y Brando (que se ha ido al Antoniano) y las llegadas de Urtzi Iriondo al lateral izquierdo y Poley al mediocentro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios