Xerez DFC

El colista se puede llevar un saco

  • Los de Orúe, que suman 20 tantos en sus últimos cinco partidos, buscan un nuevo triunfo en Chapín ante El Bosque. El partido, a las doce del mediodía para no coincidir con el derbi madrileño

El Xerez Deportivo FC afronta a las doce del mediodía en Chapín su segundo partido en menos de 48 horas. Cuando prácticamente no se ha apagado el resuello del partido en Alcalá de los Gazules, que acabó con la goleada azulina por 0-4, los de Carlos Orúe vuelven al verde para recibir al colista de la categoría, un rival que sólo ha ganado tres partidos, el último de ellos la pasada semana al Juventud Torrecera.

Los xerecistas no deberían tener problemas para sumar una nueva goleada. En los últimos cinco partidos, el equipo de Carlos Orúe está viendo puerta con muchísima asiduidad: 5-0 al Cádiz 1812, resultado que se repitió contra el Xerez Balompié; 0-3 y 0-4 contra la Portorrealeña y el Novo Gazul y tres tantos más en Chapín frente a El Torno, único partido que no se sacó adelante (3-3). En total, veinte goles -cuatro por partido- y sólo tres en contra.

El fútbol moderno se ha interpuesto en la idea original de la directiva azulina de jugar los domingos por la tarde a la hora taurina. Hoy, el Atlético-Real Madrid cumbre por la Liga BBVA hizo cambiar la estrategia y el partido ante los serranos se fijó en un principio a las siete y media de esta tarde. Sin embargo, sobre el mismo césped de Jédula se cambió de parecer, se habló con el presidente de El Bosque y la hora mutó a las doce del mediodía, lo que le ha valido al club una pírrica sanción de 10 euros por parte de la Gaditana, que para algunas cosas, ya ha quedado demostrado esta temporada en más de una ocasión, se la coge con papel de fumar.

Así que la afición del Xerez DFC tiene una cita a partir de las doce del mediodía en Chapín, que ni se recuerda la última vez que el estadio jerezano acogió un partido a esa hora. Eran los buenos años del Xerez CD y del plus. Ahora toca la Segunda Provincial, una categoría que le viene pequeña al conjunto que entrena Carlos Orúe. En poco más de un mes, el ascenso será matemático.

La plantilla se ejercitó ayer en la Pradera Hípica de Chapín con una sesión muy suave. Los que jugaron en Alcalá trabajaron a un ritmo menor que el resto y los jugadores también vieron un vídeo para trabajar diversos aspectos tácticos.

Al término del entrenamiento, Carlos Orúe citó a todos los jugadores disponibles. En la (pre)lista no entró Dani Pendín, que en el calentamiento en Alcalá se resintió de sus molestias en los isquiotibiales, así como Azores, que se sigue recuperando de la fisura de los huesos propios de la nariz que sufrió a principios de la semana. Además, Javi Copero, que en Alcalá jugó los 90 minutos, tiene molestias en un tobillo. Por su parte, Pedro Herrera cumplirá su tercer partido de sanción de los cuatro que le impuso el Comité de Competición, por lo que podrá reaparecer en Chapín contra el Ciudad de Chiclana.

En cuanto al equipo que pondrá en liza el Xerez DFC, todo apunta a que Carlos Orúe introducirá alguna que otra variación. Si Copero no termina de recuperarse Romerito podría adelantar su posición al centro del campo. Álex Padilla también podría tener un hueco en un once al que también puede apuntarse César, ausente en los tres últimos partidos por lesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios