fútbol tercera división

Con la ilusión por bandera

  • Casares, uno de los refuerzos importantes del XDFC, confiesa que "tenía muchas ganas de jugar en mi tierra e intentar llevar al equipo a lo más alto"

Casares posa con la camiseta del XDFC mientras su pequeño Gonzalo se acerca para entregarle una bufanda. Casares posa con la camiseta del XDFC mientras su pequeño Gonzalo se acerca para entregarle una bufanda.

Casares posa con la camiseta del XDFC mientras su pequeño Gonzalo se acerca para entregarle una bufanda. / vanesa lobo

"Ilusión, trabajo y compromiso". Palabras del atacante Javi Casares (Jerez, 13 junio 1984), primer fichaje para la campaña 18/19 que anunció oficialmente el Xerez Deportivo FC y que ayer fue presentado en la Real Escuela de Arte Ecuestre.

El delantero desgranó los motivos que le han conducido a aceptar una oferta de Tercera División pese a tener otras de Segunda B y a regresar a Jerez para jugar en casa. Elogió el potencial de la plantilla azulina y se mostró optimista de cara al futuro. "Espero celebrar algo bonito al final de temporada con la ayuda de todos".

De entrada, Javi Casares quiso "dar las gracias tanto al club como a Edu por la confianza que han depositado en mí, los elogios que me han dedicado son excesivos. Gran parte de culpa de que esté aquí la tiene Edu, con el que mantengo una gran amistad desde hace bastante tiempo. Tengo mucha ilusión por jugar en el equipo de mi tierra e intentar ayudar a llevarlo lo más alto posible. Tenía la opción de seguir en el San Fernando pero lo tenía apalabrado con él desde hace tiempo. Le dije que en el momento en el que equipo estuviese en Tercera podía contar conmigo y rechazar lo que me viniera. Así ha sido y estoy superfeliz de estar aquí, tengo muchísimas ganas de ayudar a este equipo. Edu lo está haciendo muy bien, firmando de forma coherente para poner al equipo donde lo está poniendo, el proyecto es ambicioso y eso también influyó en mi decisión. La temporada va a ser complicada porque hay muchos clubes importantes que quieren estar arriba pero hay que confiar en el equipo y en el proyecto, a ver si al final de año podemos celebrar que hemos logrado algo bonito".

Encantado con el proyecto, recalcó que "lo que más me sedujo fue tener la oportunidad de jugar en mi tierra. He dado muchas vueltas a lo largo de mi carrera deportiva y tenía muchísimas ganas ya de jugar en Chapín, de tener a toda mi familia y a mis amigos junto a mí. A todo eso se une que en este club está mi gran amigo Edu como director deportivo. Era una opción que tenía en mente y que no podía descartar lógicamente".

El extremo jerezano tiene grandes amigos en la plantilla y ese dato también lo quiso resaltar. "Coincidí con Regino en el San Fernando, conozco también a Marcelo y Antonio Bello, Álex Colorado o Jorge Herrero son grandes amigos míos. Creo que hay una gran sintonía y todo hace que las cosas funcionen mejor y todo pueda salir bien".

Tiene ganas de jugar en casa, conoce a la afición y le pide que "tenga un poco de cautela porque en el fútbol todos sabemos que dos y dos no son cuatro. Es verdad que estamos configurando un equipo competitivo para poder luchar por los puestos de arriba pero el tener los mejores jugadores no te garantiza estar arriba, así que lo que le pido es que nos apoye tanto en lo bueno como en lo malo, que será cuando más necesitemos a nuestra masa social, que es importante".

El extremo tiene más experiencia en Segunda B que en Tercera pero no cree que vaya a tener problemas de adaptación ni mucho menos, ya que "las categorías están para algo pero el fútbol tampoco entiende luego mucho de esas cosas. Además, creo que jugar en Tercera y en Segunda B es similar porque con los equipos que se están configurando esta temporada el grupo es como de Segunda B".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios