Los ojos del Estrecho de Gibraltar

El SIVE vigila el mar desde 2002 para localizar inmigrantes, 'narcos' y naufragios · Desde sus pantallas, los agentes detectan las embarcaciones en una maraña de señales · Las llegadas de 'sin papeles' han bajado

David Lendínez / algeciras | Actualizado 27.02.2011 - 09:53
zoom

Una imagen de varios agentes dela Guardia Civil operando en la estación del SIVE de la comandancia de Algeciras./Vanessa Pérez

Share
Uno de los agentes de la Guardia Civil fija su atención en una embarcación. Es una de las 577 señales que hay en esos momentos en un mapa amarillo sobre fondo negro que representa la franja del Estrecho de Gibraltar. Con el puntero de su ratón la marca y una de las cámaras del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) la enfoca, la fija y la clarifica. Está pescando. No hay peligro aparente.
 
La comandancia de Algeciras es el cerebro de una parte de este sistema que se extiende por la costa española. La sala algecireña puede escudriñar mar y tierra desde cabo Trafalgar hasta Punta Chullera. Es una especie de sala de máquinas con pantallas individuales y frontales, las de mayor dimensión. Son los ojos del Estrecho que ven para luchar contra el narcotráfico de droga y de tabaco, para localizar a inmigrantes irregulares y para echar una mano a Salvamento Marítimo en los casos de emergencia. 
 
El SIVE de Algeciras empezó a funcionar en septiembre de 2002 y desde esa fecha la llegada de inmigrantes a las costas se ha reducido de manera vertiginosa. Se ha pasado en menos de 10 años de las 10.000 personas a un abanico que  va de 0 a 1.000. Son datos aproximados. Interior recoge en su balance de 2010 que llegaron a la península y Baleares 3.436 indocumentados, un 31,8% menos que en 2009 (5.039). 
 
Cinco estaciones cubren este paso fronterizo. Están dotadas de  sensores y radares, que detectan hasta 10 kilómetros de distancia y que transmite la señal a los monitores de televisión, cámaras infrarrojas y de video y antenas de comunicaciones. Permiten una visión diurna y nocturna las 24 horas. Cada una de las estaciones se completa con un sistema de seguridad para evitar sabotajes. La sensación es es la de estar en una sala de control de la NASA. El personal reconoce que, a pesar de la sofisticación de los aparatos, el trabajo es muy instintivo. "Hay que tener experiencia para seleccionar y discriminar", apunta uno de ellos. 
 
El SIVE aporta las coordenadas marítimas y luego se valoran detalles como el tipo de embarcación, su velocidad, la procedencia, el horario o el rumbo del destino. Son parte de los índices de riesgo. Clave son las condiciones metereológicas. El pasado viernes el día estaba en calma. Varios de los proyectores ofrecían las ondulaciones del mar y un brillo de los reflejos del sol. La visión de este sistema pueda aportar hasta el nombre de los barcos. 
 
Los agentes han detectado un cambio de las rutas. Ya por ejemplo no se registran salidas tan descaradas entre la zona de Tánger y Ceuta, pero no han desaparecido. Básicamente porque la costa gaditana es el camino más corto por agua desde Marruecos. Las partidas se han dispersado. Las mafias de inmigrantes manejan otras alternativas y el narcotráfico se supone que también, "aunque realmente solo se sabe lo que se intercepta", precisa un agente. Luego hay tendencias. Por ejemplo, la Guardia Civil ha percibido, principalmente en verano, desde el cabo Espartel hasta Punta Almina, cruces de motos de agua, que son capaces de hacer la ida y la vuelta en 20 minutos. También se ven y el Instituto Armado sabe que tiene que precisar, porque los tiempos de reacción son más reducidos. Los seguimientos que se escapan de su cobertura son trasladados a los SIVES más cercanos. El mapa nacional está cubierto en su frente marítimo.
 
Los funcionarios saben cuando hay inmigrantes por el foco de calor que desprenden, sobre todo por la noche. Son un puntito muy caliente en medio del mar. Principalmente porque suelen ir muchos y muy juntos en gomas de juguete, patines a pedales e incluso en ruedas de camiones. Cuando se ven, se comunica a Salvamento Marítimo que realiza un aviso a navegantes para que en esta zona los barcos extremen las precauciones. El acercamiento de un buque grande los puede hundir. 
Si se sospecha que son traficantes de droga se valora si se intercepta en mar o se espera a que toquen tierra. Las patrullas de aire, mar y tierra están alertas y se van desplegando en función de las demandas. "Nunca se puede hacer lo mismo, hay que ir cambiando". Sí está claro que si en la pantalla aparecen inmigrantes y narcos, prevalecen los primeros, aunque sin dejar a los segundos. "A la hora de decidir, siempre la vida humana, de eso no hay duda", comenta un agente.
1 comentario
  • 1 José 01.03.2011, 14:53

    Estimado sres. desearía conocer el punto exacto intermedio del estrecho es decir que zona de España y de Marruecos ya que la zona mas cercana de costa acosta la conozco. gracias

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario

Ayuntamientos Democráticos

30 años de Ayuntamientos Democráticos en la Provincia de Cádiz