Suspiro hondo a la salida del vestuario

  • Los jugadores dan más valor al triunfo por el esfuerzo hecho ante el Oporto y porque frena por fin una dinámica peligrosa.

Las caras eran otras a la salida de los vestuarios del equipo local. El triunfo, una alegría por fin, provocaba palabras de tranquilidad y autoconfianza, así como deseos de que los tres puntos sumados ante el Hércules se conviertan en el punto de inflexión de un nuevo Sevilla. Un nuevo Sevilla con caras nuevas, como Gary Medel, que jugaba su segundo partido como titular y mostraba su felicidad por saborear esta vez una victoria. "Obviamente que sí, se agradece porque ganamos la confianza que habíamos perdido y tenemos que estar felices por estos puntos en casa. Andábamos con mala suerte y gracias a Dios ya se dio. Manejamos bien los tiempos desde el primer periodo y pudimos ganar", decía el chileno, que se explicaba en su particular uso del castellano natural en Sudamerica: "Pudimos sacar la mufa que teníamos".

El ex jugador de Boca agradeció la titularidad. "Estoy contento de volver a jugar de titular, pero si me toca del otro lado también voy a apoyar a mis compañeros. Suerte que convirtió un gol y ganamos", dijo un Medel que cree que el triunfo puede hacer posible una remontada en Oporto: "Vamos con ganas y dispuestos a hacer los dos goles que necesitamos".

Otro protagonista de altura ayer fue Javi Varas, que volvía a la titularidad por la lesión de Palop y cuajaba un gran partido. Sin embargo, la modestia no abandona nunca al de Pino Montano. "Lo importante era ganar, ha sido con demasiado sufrimiento, pero lo importante era salir de la racha negativa que teníamos y se ha logrado". Pero su mano fue providencial en un remate de Trezeguet que parecía gol. Varas relata la jugada: "El balón venía más al medio y creo que toca en Escudé o en alguno (fue en Fazio), pero no hay que quedarse con eso, sino con el triunfo, con dejar la portería a cero y con los tres puntos".

La sombra de Palop explicó lo que sintió cuando el Sánchez-Pizjuán cantó su nombre. "Ahora lo comentaba con amigos. Cuando corean tu nombre es muy emocionante. Yo había vivido esos momentos desde fuera, no sabía lo que se sentía y no lo olvidaré", dijo el canterano, que también relató los apuros finales y sus sensaciones para el viaje a Oporto. "Ellos se vinieron arriba y en los últimos momentos han tenido varios córners, pero hemos sabido sufrir, la afición se ha olvidado de pitar y ha animado. A Portugal vamos con un resultado adverso y hay que ir a ganar", terminó.

Capel se alegraba por lo vivido por su compañero. El almeriense le echaba flores en su análisis del partido. "Me alegro por él. Ya decíamos que cuando no está Palop están muy bien cubiertos los tres palos y hoy se ha visto", recordaba antes de reincidir en la importancia de la victoria. "Hacía falta después de una racha negativa en la que el equipo estaba jugando bien pero no ganaba. El equipo ha creado ocasiones y es una pena que el resultado haya sido tan corto, pero nos vamos contentos. Hemos hecho un gran esfuerzo después de lo que corrimos el otro día con el Oporto. Entonces perdimos y había que hacer un buen partido para quitarnos el mal sabor de boca. Hoy era muy importante ganar", indicó.

Capel terminó destacando también el aire fresco que han dado al equipo los fichajes de invierno, ayer además con gol de Rakitic. "Tanto él como Medel están haciendo grandes partidos y están haciendo buen trabajo y se están adaptando pronto. Están ayudando mucho al equipo", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios