sevilla | levante

Una vuelta algo amarga

  • Berizzo, que regresó al banquillo, entendía que debía apoyar a su equipo

Eduardo Berizzo se saluda con Juan Ramón López Muñiz. Eduardo Berizzo se saluda con Juan Ramón López Muñiz.

Eduardo Berizzo se saluda con Juan Ramón López Muñiz. / antonio pizarro

Quizás, la única noticia positiva del día: el regreso de Eduardo Berizzo al banquillo sevillista. Una vuelta que sorprendió a muchos por la velocidad en la que se produjo. "Realmente nunca me sentí mal. Si bien, después de serias dificultades, estoy contento de volver con el equipo. Entendía que tenía que estar con los jugadores, sobre todo porque veníamos de una derrota y ellos tenían que notar mi respaldo", comentó el preparador argentino.

A su criterio, el equipo tuvo dos caras totalmente diferenciadas. Durante la primera mitad, el Sevilla se vio casi superado por el Levante, mientras que en el segundo acto, fueron los nervionenses los que pisaron el acelerador. "Faltó materializar las ocasiones. Ellos también tuvieron sus opciones y atacaron con peligro. No tuvimos esa calidad arriba que destraba", señaló el argentino, que pese a ello entiende que lo plasmado sobre el césped en la segunda mitad era merecedor del triunfo.

¿Ha cambiado el equipo con respecto al partido del Bernabeu? "Lo de Madrid fue un mal partido, se mire por donde se mire", explicó. "No fue una actuación destacable. Lo hemos hablado y lo sabemos. Quizás por eso hoy el equipo mostró una actitud enrabietada y lo plasmó sobre el césped", continuó.

Pese a ello, el equipo no logró el triunfo y el argentino entiende los pitos al equipo. "No ganar hoy acentúa el recuerdo del Bernabéu. Pero cuando la gente encuentra respuesta en el equipo, siempre se encolumna. Cuando el resultado no es a favor, se manifiesta, creo, con derecho", comentó el preparador, que dejó la puerta abierta a posibles llegadas en el mercado de invierno.

De llegadas, a salidas. Porque el técnico también valoró la situación que vive N'Zonzi. "Es un tema a evaluar en este parón. Las circunstancias que pasan dentro del vestuario tiendo a protegerlas por la salud del equipo. Mi decisión es técnica, y valoraremos su situación siempre velando por los intereses del club", expresó el técnico argentino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios