la opinión invitada

El reto de ahorrar electricidad

  • Los regantes pueden reducir el coste de la factura eléctrica con gestores profesionales

El reto de ahorrar electricidad El reto de ahorrar electricidad

El reto de ahorrar electricidad

Desde la liberalización del mercado eléctrico, los costes energéticos se han convertido en un problema para el regadío. Tanto que ya representan el segundo gasto más importante que tienen los agricultores, después de los fertilizantes y productos fitosanitarios. Para una comunidad de regantes pueden representar como media alrededor del 30% de su presupuesto y en algunos casos llegan al 50%. Una verdadera barbaridad.

En números brutos, los costes eléctricos que soportan los regantes andaluces se han duplicado desde 2008 y se estiman ya en unos 240 millones de euros anuales. Se entiende fácilmente que un ahorro del 10% en estos costes no es ninguna bagatela. En algunos casos, puede ser la diferencia entre la viabilidad y la no viabilidad de las explotaciones y, en la gran mayoría ocasiones, se ha convertido en un factor clave de competitividad. La agricultura de riego necesita optimizar al máximo sus costes energéticos si realmente desea competir en los mercados internacionales.

Los interesados reciben un diagnóstico gratuito para reducir su consumo eléctrico

Para el regadío andaluz, esta necesidad es aún más acuciante si cabe por el enorme esfuerzo de modernización que ha venido realizando en la última década. Con el apoyo de las administraciones, los regantes han hecho un gran esfuerzo inversor en mejora de las infraestructuras. Fruto de ese esfuerzo, el riego localizado o riego por goteo (el más eficiente en consumos hídricos) ya representa el 75% de la superficie total de riego, mientras que en España supone únicamente el 49%. Este dato es muy positivo y significa que el regadío andaluz gasta menos agua (se estima que un 20% menos), pero tiene su contrapartida. La ecuación es inapelable: menos consumo de agua, más consumo de electricidad, y más dinero pagado por ella.

Aumentar la eficiencia del consumo energético se convierte de este modo, y en este contexto, en una doble necesidad económica y ambiental. El término que reúne a ambas es sostenibilidad. El regadío andaluz necesita hacerse más sostenible, en un sentido económico y ambiental, optimizando su consumo energético. Y es en este objetivo en el que los profesionales de la gestión energética pueden realizar una aportación de gran valor al regadío andaluz.

Conscientes de ello, desde Apadge hemos firmado con Feragua un convenio de colaboración, del que se pueden beneficiar todos sus asociados, y a través del cual los regantes interesados pueden recibir un diagnóstico gratuito de cómo reducir su consumo eléctrico y por consiguiente ahorrar en la factura.

Como la electricidad supone un coste muy relevante del presupuesto de gastos, con una gestión profesional de la misma se pueden conseguir ahorros energéticos significativos. Muchos regantes individuales y la gran mayoría de comunidades de regantes no pueden permitirse tener un profesional dentro dedicado exclusivamente a eso. Los regantes y sus comunidades están en otras preocupaciones y con otras urgencias y sólo entender la factura puede llegar a representar para ellos un problema. Ponerse en manos de un profesional de la gestión energética acreditado e independiente que, en primer lugar, les presente las posibilidades de ahorro y, en segundo lugar, les acompañe en todo el proceso de mejora de la eficiencia energética, identificándoles posibles proveedores tecnológicos, comparándoles presupuestos sin casarse con nadie y haciéndoles la mejor recomendación para sus intereses, puede ser la solución que están necesitando.

Ahorrar en la factura eléctrica es posible, sobre todo cuando un profesional cualificado se ocupa de ello. A veces es posible incluso sin invertir en equipos, y otras veces invirtiendo en equipos cuyos costes se compensan con el ahorro obtenido en poco tiempo.

La necesidad de ahorrar energía existe, las tecnologías para lograrlo existen, las empresas que comercializan estas tecnologías existen… ¿Cuál es el problema que hemos tenido hasta ahora? Que no ha habido una verdadera conexión entre la oferta y la demanda, sobre todo en una comunidad como Andalucía, y por ello desde Apadge hemos puesto en marcha la Oficina de Impulso del Mercado Energético en Andalucía, que tiene precisamente el objetivo de reunir a demandantes y ofertantes de eficiencia energética. En el centro de este sistema deben estar profesionales acreditados y cualificados dispuestos a ayudar a las empresas necesitadas de optimizar sus costes energéticos, asesorándoles para la selección de los ofertantes de tecnologías y servicios más adecuados en cada caso.

Con la colaboración con Feragua, lo que estamos tratando desde Apadge es acercar a los regantes a ese mercado de la eficiencia energética, en el que pueden encontrar las tecnologías y servicios que necesitan para ahorrar, y de la mano de un profesional de la gestión energética que le simplifique al máximo las cosas para que los regantes se puedan dedicar a lo suyo y a lo que les gusta y saben hacer, que es planificar los cultivos y ponerlos en el mercado.

Obviamente las empresas que ofrecen tecnologías de optimización energética ya están llegando a los regantes, pero éstos ni tienen el tiempo ni el conocimiento para valorarlas, compararlas e implementarlas. Los profesionales de la gestión energética pueden ofrecer a los regantes lo que necesitan: un plan de trabajo y una hoja de ruta para ahorrar con las tecnologías y servicios que ofrecen las distintas empresas que ya funcionan.

Desde Apadge estamos convencidos de que el acercamiento del regadío a los profesionales de la gestión energética puede tener resultados muy positivos para esa doble sostenibilidad económica y ambiental de nuestra agricultura de riego a la que antes nos referíamos. Al mismo tiempo, puede suponer un revulsivo para el mercado de tecnologías para la eficiencia energética, al dinamizar una demanda que ahora mismo está muy paralizada por la falta de tiempo, formación e intermediarios cualificados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios