Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Los concesionarios encadenan ya dos años de bajada de las ventas

  • El sector atraviesa un momento crítico con el final del Plan Prever, tras el que aún hay 154.000 coches viejos en Cádiz, y la transición al nuevo impuesto que grava los vehículos por su contaminación

Los malos augurios se han cumplido. El año acabó y si, como parece, las últimas operaciones navideñas no lo remedian, 2007 ha vuelto a dejar una nueva bajada de las ventas de automóviles. El sector del motor no ha encontrado esta vez en el Gobierno un aliado frente a la recesión económica y, al menos por el momento, no habrá renovación del Plan Prever, el programa de ayudas que durante diez años (desde abril de 1997) ha incentivado la retirada de la circulación de los turismos con más de diez años de antigüedad o de siete para los vehículos industriales.

Esta supresión ha sido la puntilla para una actividad que ha tocado techo y afronta desde el año pasado un ciclo de declive tras más de un decenio de crecimiento constante y de una expansión sin parangón, con la salvedad del sector inmobiliario. En 2006 se matricularon en Cádiz 34.826 vehículos, mil menos que en 2005, y este ejercicio parece abocado a un nuevo pinchazo, ya que, a falta del balance último de diciembre, las ventas entre enero y noviembre han acumulado un descenso del 4,4%. Una reducción que se encuentra entre las diez más acusadas del país, aunque no ha sido tan desorbitada como en Barcelona o Almería, donde el desplome ha llegado al 9,1% y al 8,3%, respectivamente.

Además, de cara al consumidor, el Plan Prever expira sin que se hayan retirado de las carreteras de la provincia más de 150.000 automóviles que superan los diez años de antigüedad, ya que al término de noviembre eran 154.400 tras retirarse en los últimos once meses 6.374, por lo que el año terminará con algunos centenares menos. Este número de coches viejos supone casi un tercio del parque total de 491.858 que había a principios de año, lo que demuestra que Cádiz tiene una de las flotas de vehículos más antiguas del país.

La Federación Nacional de Concesionarios (Faconauto) considera que a la recesión se ha unido el del llamado impuesto ecológico, que ha frenado más la comercialización por la incertidumbre generada y porque ha aplazado muchas decisiones de compra. La prueba está a la vista: las ventas de turismos han disminuido un 5,9%, mientras que las de todoterrenos, que a partir de 2008 soportarán una mayor fiscalidad, se han disparado un 13%. Ante este panorama, Faconauto prevé para 2008 un repunte "irreal" de las ventas, fruto de las que se aparcaron en 2007, pero sólo serán un "espejismo de crecimiento que dará paso a otro bache que llegará hasta 2011".

El nuevo impuesto de matriculación entró en vigor ayer y sustituye al que oscilaba entre el 7% y el 12% según la cilindrada del vehículo. A partir de ahora, el pago ya no será en función de la potencia, sino de la contaminación, medida en gramos de CO2 por kilómetro. El Gobierno ha establecido cuatro tramos de fiscalidad: los que generen menos de 120 gramos/km estarán exentos, los que emitan entre 121 y 160 estarán gravados con un 4,75%, los de 161 a 200 abonarán el 9,75% y el máximo será el 14,75%, que se deberá abonar con los que superen los 201 gramos/km, así como las autocaravanas, los quads y las motos acuáticas. Además, tendrá carácter retroactivo, por lo que se aplicará a los matriculados desde julio y a los que tengan menos de 6.000 kilómetros. El objetivo es reducir las emisiones procedentes del transporte por carretera, que suponen casi un tercio del total y la mitad de ellas, de coches privados.

El nuevo gravamen supondrá así un ahorro para los coches menos contaminantes, especialmente para los que estén por debajo de 120 gramos/km, aunque estos son una parte mínima del mercado. Según un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (www.idae.es/coches), sólo trece de gasolina y 24 diésel no llegan a este nivel. Lógicamente, son los de menor cilindrada y entre ellos destaca el Smart, el MINI, el Toyota Aygo, el Peugeot 107 entre los gasolina y los Citroën C1, C2 y C3 entre los diésel.

Estos son los menos contaminantes, pero la realidad es que la mayoría de casas ha reaccionado ya con nuevos modelos ecológicos en su oferta. Entre las diez marcas más vendidas en Cádiz, sólo Opel y Chevrolet carecen de turismos que emitan menos de 120 gramos, mientras que Volkswagen y Audi sólo tienen dos, el Polo 1.4 y el A3 1.9 (ambos diésel). Pero la que merece una atención especial es Renault, que se ha convertido en la primera en lanzar una campaña bollywoodiense que promueve su compra y ofrece descuentos. Lo eco está de moda y cada vez serán nos más familiares conceptos comerciales como Ecomotive, Airdream, Eco 2, Blue Emotion. Los 16 válvulas y los GTI son ya cosa del pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios