gestión

Nuevas propuestas para blindar el sistema sanitario

  • Un informe critica los "apriorismos ideológicos" frente a evaluaciones objetivas

Presentación del estudio impulsado por la Fundación Salud, Innovación y Sociedad del Grupo Novartis. Presentación del estudio impulsado por la Fundación Salud, Innovación y Sociedad del Grupo Novartis.

Presentación del estudio impulsado por la Fundación Salud, Innovación y Sociedad del Grupo Novartis. / archivo

La Fundación Salud, Innovación y Sociedad del Grupo Novartis ha presentado en el campus de ESADE en Madrid su último informe Delphi, Sistema Nacional de Salud: escenarios prospectivos de regeneración 2016-2021, que ofrece las predicciones de diferentes ciudadanos con distinta experiencia, roles e implicación con el ámbito sanitario ante los retos que debe afrontar el sistema público de salud en el actual clima de incertidumbre, de crisis económica y de transformación a nivel político y social. La presentación del informe tuvo lugar recientemente en Madrid, en un acto conducido por Julián García Vargas, ex ministro de Sanidad y Consumo.

Concha Marzo, directora de Relaciones Institucionales y Market Access del Grupo Novartis, así como de la Fundación SIS, destacó la voluntad de la Compañía de actuar como "un agente dinamizador en el desarrollo de proyectos que contribuyan a estimular y renovar el sistema sanitario, facilitando que éste se adapte a las necesidades actuales de la sociedad y contribuyendo, al mismo tiempo, a su eficiencia y sostenibilidad".

Del estudio, dirigido por Joan J. Artells, director de Sanidad, Comunicación y Gestión del Conocimiento, emergen como dilemas recurrentes la excesiva cercanía de los políticos a la función gestora y el hecho de que en la puesta en marcha de colaboraciones público-privadas primen, en muchos casos, los apriorismos ideológicos por encima de evaluaciones objetivas. Los panelistas consultados también destacan que existen unas condiciones insuficientes de transparencia, acceso y buen gobierno de los datos e información del sistema sanitario por parte de las administraciones públicas, así como una llamativa ausencia de concreción demostrable en la intersectorialidad de la Salud Pública. Asimismo, consideran que se ha registrado un avance limitado en el modelo de integración social y sanitaria centrado en las personas.

el estudio destaca una desconfianza compartida por la mayoría de los consultados sobre una posible reversión del declive del SNS y la estabilización de su solvencia. En concreto, no se vislumbran oportunidades significativas de mejora en las actuales cifras de desempleo y se ve con escepticismo la hipótesis de erradicación de la interferencia del clientelismo político en el nombramiento de altos cargos de dirección y gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios