Francisco Kovacs. Director de la Red Española de Investigadores de Dolencias de la Espalda

"El ejercicio, el mejor aliado para prevenir el dolor de espalda"

  • El principal investigador en España de dolencias de cuello y espalda imparte una charla sobre las innovaciones científicas en el tratamiento de estos dolores, en el Hospital HLA Inmaculada

El doctor Kovacs durante la charla impartida en el Hospital Inmaculada de Granada. El doctor Kovacs durante la charla impartida en el Hospital Inmaculada de Granada.

El doctor Kovacs durante la charla impartida en el Hospital Inmaculada de Granada. / Carlos Gil

El principal investigador en España en dolencias de cuello y espalda, Francisco Kovacs (Palma de Mallorca, 1964), visitó la ciudad nazarí para dar a conocer las innovaciones, derivadas del progreso científico, en el tratamiento de este tipo de dolores en una charla en el Hospital HLA Inmaculada. Responsable del 90% de la investigación médica nacional en este campo, al que lleva dedicado 34 años, el doctor Kovacs subraya cómo estos estudios "han cambiando radicalmente el concepto, el diagnóstico, el tratamiento y los mecanismos de prevención", de una dolencia que afecta a un 80% de la población española. Es decir que, "muchas de las cosas que yo aprendí en la Facultad que eran eficaces han resultado ser inútiles o contraproducentes; por otra parte, han aparecido tratamientos nuevos que permiten curar a pacientes que hace diez años carencia de tratamiento satisfactorio".

-¿Qué le hizo decantarse por investigar las dolencias de espalda?

-Este tipo de dolencias es la causa más frecuente de asistencia sanitaria. Además, es la principal causa de baja laboral por motivos médicos y cada año el impacto social que conlleva equivale a un coste que oscila entre el 1,7 y el 2,1 del PIB. Encontrar tratamientos satisfactorios y ser útil para un alto porcentaje de la sociedad, fueron los principales motivos que me llevaron a este campo.

-¿Qué tipo de patologías están vinculadas a la espalda?

- El 95% se corresponde a síndromes inespecíficos relacionados con la musculatura y el mal funcionamiento de los tejidos blandos de la espalda. Sólo el 1% de las patologías deriva de una enfermedad sistémica que se manifiesta en la espalda, como pude ser un cáncer.

-¿Y cuáles son esos grandes hallazgos en el tratamiento?

-Como tecnologías concretas han aparecido muchas y siguen apareciendo. Como concepto es esencial asumir que los médicos no podemos basarnos sólo en nuestra opinión; debemos comprobar que las recomendaciones y tecnologías que prescribimos obtienen, en la realidad, los resultados que esperamos de ellas. Y sólo la investigación científica permite comprobarlo de manera fiable, porque hay tratamientos que los médicos hemos prescrito durante años y ahora se ha descubierto que son inútiles o/y contraproducentes, como el reposo en cama para el dolor de espalda. El hecho de que un paciente haga reposo en cama, especialmente cuando duele más de 48 horas, prolonga la duración del dolor y aumenta el riesgo de que vuelva a aparecer. A la inversa mantener el mayor grado de actividad física que el dolor permite, acorta la duración del dolor y reduce el riesgo de que se repita en el futuro. Del mimos modo, sucede con la dureza del colchón, estudios clínicos han probado que un colchón con dureza intermedia es el doble de bueno para el doble de personas que uno muy duro. También se ha comprobado que el paracetamol y los ultrasonidos, en el caso del dolor de espalda, solo tienen efecto placebo.

"Individualizar el tratamiento es la medicina de futuro que se realiza en la Unidad de la Espalda del grupo HLA"

-¿Y en qué casos la cirugía?

-La cirugía es muy efectiva solo en los casos que está estrictamente indicado, que representa el 1% de los pacientes con dolor de espalda. Por otro lado, la intervención neurorreflejoterápica se ha confirmado como tratamiento eficaz, seguro y efectivo.

-Entonces el concepto sería...

-Actualizar la práctica clínica cada día, basándose en la evolución del conocimiento científico hasta ese momento. Y la manera de hacerlo es importante, el enfoque que promovemos y que en el grupo HLA estamos aplicando es, por una parte, utilizar un protocolo de diagnóstico y tratamiento que se actualice constantemente. En segundo lugar, que sea multidisciplinario, es decir, que intervengan todas las especialidades médicas que se relacionan con este campo y que son muchas; y por último, que permita individualizar el tratamiento.

-¿Individualizar el tratamiento?

-Sí. Una vez definido qué funciona y qué no, se establece un mecanismo para aplicar aquello que sea efectivo en cada caso. Por lo que, el análisis sistemático de la información permite individualizar el tratamiento hasta tal grado que se le puede decir a un paciente concreto, este tratamiento tiene tal probabilidad y los efectos secundarios son tal... Y así el paciente podrá participar en la elección del mismo con la información necesaria para poder hacerlo. Es medicina del futuro. Esto se hace hoy en día y de manera sistemática en la Unidad de la Espalda del Grupo HLA.

-¿Y que mecanismos usan?

-En la Unidad de la Espalda se activan unos mecanismo informáticos que permiten desarrollar modelos pronóstico - en función de las características físicas del paciente, las singularidades de su afección y los tratamientos anteriores-, que permiten saber en pacientes concretos la probabilidad que tienen o no de ser eficaz. Algunos de ellos están disponibles en aplicaciones informáticas accesibles libre y gratuitamente (www.pronosticodolorlumbar.org o www.pronosticonrt.es) en las que cualquier paciente o su médico pueden entrar y utilizarlo.

-¿Cuál es la recomendación para prevenir problemas de espalda?

-En contra de lo que se ha creído durante muchos años, la higiene postural tiene un efecto mínimo y solo en pacientes con circunstancias muy específicas. Frente a esto, el ejercicio físico ha demostrado tener un efecto preventivo muy potente y generalizable. Cualquier ejercicio-con el que cada uno se sienta más cómodo o atraído - es mejor que ninguno, y es importante, que se mantengan en el tiempo. No hay excusa para los vagos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios