retorno un año después

La estrategia de Morante para su reaparición

  • El diestro de La Puebla evitará las plazas de primera, como Sevilla y Madrid

  • Ha tenido contactos con José Tomás, con el que podría aliarse para un cartel soñado, que abriría Pepe Luis Vázquez

Morante de la Puebla, en la Maestranza sevillana. Morante de la Puebla, en la Maestranza sevillana.

Morante de la Puebla, en la Maestranza sevillana. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 2

Cuando Morante de la Puebla anunció el pasado 14 de agosto, al término del mano a mano con El Juli, en El Puerto, que se retiraba, apuntamos que retornaría en la temporada 2018. Y así lo confirma Manolo Lozano, a quien ha designado como apoderado en una nueva etapa que reiniciará tras su tercera retirada -2004, 2007 y 2017-.

Además de las razones que daba el torero para aquella decisión -"toro muy grande para realizar el toreo artístico"- publiqué que Morante no estaba satisfecho esta temporada con algunas decisiones del equipo que ha gestionado su carrera, la FIT (Fusión Internacional por la Tauromaquia), con la casa mexicana Baillères al frente, y que le había pesado en exceso el convertirse en pilar de la temporada en Sevilla en las dos últimas ediciones -sumando cinco tardes en 2016 y cuatro en 2017-, sin que le salieran las cosas como esperaba y con cierto desgaste taquillero que se reflejó en la pasada Feria de Abril. Esas ideas que adelanté el pasado 20 de agosto parece que han sido determinantes para el nuevo rumbo que tomará su carrera.

¿Cuál será la estrategia de Morante para esta nueva etapa?

Como siempre he pensado y me declaró el diestro sevillano en una entrevista, Morante es su propio apoderado y lo ha sido siempre; quiero decir que lleva su carrera al dedillo y nunca se ha dejado manejar por representantes.

Tras la extinción de su relación profesional con la FIT, ha puesto ahora en su camino a Manolo Lozano, miembro de la familia Lozano, pero alejado en lo profesional de sus hermanos -empresarios y ganaderos-, ya que siempre anduvo como apoderado independiente y que ahora cuenta con 88 años de edad. Representó en su momento a El Juli, Roberto Domínguez y Ortega Cano, entre otros toreros.

El propio Lozano ha declarado que todavía desconoce cuándo y dónde reaparecerá Morante, pero lo que tiene claro es que no será antes de la próxima primavera. Mientras tanto, Morante, puro en boca y disfrutando de las Marismas, medita. Bueno, medita y toma el pulso al panorama taurino porque, según mis noticias, ya se ha visto a un empresario relevante por La Puebla, que le ha manifestado su interés para que toree en sus plazas.

Morante tiene claro, en primer lugar, que evitará las plazas de primera categoría, como Sevilla y Madrid, y que retornará para torear en cosos de segunda y tercera, con un toro más a modo y en fechas en que el animal tiene menos pujanza. De esta manera también evitará las exigencias del público de plazas de primer orden.

En segundo lugar, es muy probable que ni siquiera alcance las 30 corridas que el propio apoderado afirma que sería el número idóneo y que seleccione al máximo cada cartel, sin llegar a esa cifra para convertir cada aparición en un evento especial.

Y en tercer lugar, evitaría en lo posible la televisión.

La idea del diestro sevillano es convertir cada aparición en un evento especial

Como se puede comprobar, este nuevo camino que se ha trazado Morante tiene similitudes con la senda de José Tomás, que tan buenos resultados le ha dado al de Galapagar y que muchos otros toreros de la cumbre del escalafón han respetado, como El Juli. Y aquí, ahora que menciono a José Tomás, introduzco una noticia importante. Me han aseverado que José Tomás y Morante han hablado y se ha barajado la posibilidad de un evento muy especial, un cartel con ambos, que abriría Pepe Luis Vázquez, quien recordemos que este año retornó a los ruedos alentado por el diestro de La Puebla.

De momento es pronto, pero los tiros casi seguro que irán por ahí. Morante, quien además de ser un magnífico torero es muy listo, ya ha puesto en marcha su maquinaria. El invierno es largo y en función de la respuesta empresarial su idea podría variar, pero supongo que ligeramente. A día de hoy y según todos los indicios, Morante no estará ni en las ferias de Abril ni en San Isidro y existe la posibilidad de que se cumpla un sueño para aficionados y empresarios: un cartel en el que estarían anunciados Pepe Luis Vázquez, José Tomás y Morante de la Puebla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios