Deportes

Jiménez: "Si no estuviera el Barcelona, pelearíamos por la Liga"

  • El técnico sevillista ha valorado las dificultades a la hora de superar eliminatorias y reconoce que los filiales Perotti y Cordero son buenas opciones pra la primera plantilla.

Comentarios 1

El entrenador del Sevilla, Manolo Jiménez, ha asegurado que "si no estuviera el Barcelona", el conjunto nervionense, que marcha actualmente  tercero en la clasificación, estaría "peleando por la Liga".

El técnico, que no oculta el "mal sabor de boca" que le ha dejado la derrota (3-2) sufrida en la ida copera disputada el pasado miércoles ante el Valencia, no olvida el torneo del 'k.o.', aunque se centra, por el momento, en la competición liguera, donde su equipo también cuenta con posibilidades de luchar por el título.

Así, calificó con un notable lo realizado hasta ahora, pero, al mismo tiempo, Jiménez mira al futuro con optimismo. "Esperaba que la calificación fuera más alta, pero el FC Barcelona ha puesto muy alto el listón. Ahora mismo creo que es imposible llegar a ese nivel, es una pena que nos hayamos encontrado al que puede ser el mejor Barça de todos los tiempos. Si no estuviese así el Barcelona, la primera vuelta sería de sobresaliente y estaríamos peleando por la liga, pero estamos ahí igualados con el Real Madrid, que tiene mucho mérito".

Asimismo, aseguró que, para optar al primer puesto hace falta también tener fortuna. "Yo soy de los que piensa que la suerte hay que buscarla y que se tiene más, cuanto más se trabaja. En condiciones normales estaríamos peleando por la Liga, pero se tienen que dar circunstancias especiales para que el Sevilla pueda luchar contra los grandes que le superan en presupuestos y plantillas. Tiene que acompañarte esa pizca de fortuna que faltó en Valladolid o contra el Málaga o el Osasuna", dijo, en declaraciones insertadas en el web del club.

Pese a esos buenos números en Liga, al Sevilla de Manolo Jiménez se le ha colgado la etiqueta de equipo al que le cuesta superar eliminatorias. El de Arahal da su opinión al respecto.

"Es fácil poner etiquetas, pero muchas veces se hace de forma errónea. A mí me hubiera gustado haber ganado en Valencia, como merecimos, o que siempre se tuviera la solvencia que se mostró ante el Deportivo, que han sido eliminatorias, pero no siempre se puede. Enfrente hay equipos que también quieren ganar. El fútbol es caprichoso a veces y no siempre gana el mejor, como pasó en Génova. Pero la etiqueta del Sevilla es  la de querer ganar siempre, no entiendo otro tipo de fútbol", espetó.

Por otro lado, el entrenador sevillista fue muy claro cuando se le preguntó por la posibilidad de pensar más en la vuelta copera ante los valencianistas, que en el partido del domingo contra el Racing de Santander.

"El problema del Sevilla este año es que no puede mirar de reojo al próximo partido, porque estamos teniendo muchos problemas. Los futbolistas que hay tienen que ir jugando porque no hay más. Las lesiones nos están castigando. Estoy muy contento con la plantilla que tengo, porque los 13 o 14 que están disponibles tienen que hacer el trabajo de 22, están cosechando buenos resultados y eso tiene mucho mérito", dijo.

Eso sí, cuando se vayan recuperando efectivos, sabe lo que quiere del equipo. "Espero que siga jugando como hasta ahora, aunque los rivales también cuentan. Los equipos que más daño nos están haciendo son los que se meten atrás. El Sevilla que yo quiero es el de pretemporada, el de las ganas, el del hambre, el de la ilusión. Ojalá que se sigan recuperando efectivos y que no caigan más, para poder hacer rotaciones y refrescar el equipo, que es necesario" indicó.

Perotti es una opción

También tuvo tiempo para analizar varios nombres propios, por ejemplo el del canterano Perotti. "Es un jugador en formación, al que conozco bien. Puede dar un aire diferente. Tiene la velocidad de Navas, el uno contra uno de Capel, no es igual de goleador que Luis Fabiano y Kanouté, ni es un hombre referencia, pero es un delantero muy dinámico, que cae a banda, muy parecido a Acosta. Es una alternativa interesante", reconoció.

Paralelamente, abordó el caso de Enzo Maresca. "Empezó fuerte la pretemporada, a un nivel altísimo, cuajando buenos partidos en Liga. Lo malo es que molestias en el cuádriceps le impidieron tener continuidad. Maresca es lo que yo llamo un 'futbolista diésel', al que le cuesta arrancar pero que, cuando lo hace, coge un muy buen ritmo. En Valencia le faltó aire, pero es porque no tenía recambio". 

Por último, aludió a otro canterano, Cordero, para quien tuvo elogios. "Es un jugador al que conozco perfectamente. Le falta creerse que puede jugar en el Sevilla, coger personalidad, empaque. Es un futbolista válido con el que podemos refrescar el centro del campo" finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios