Se pone en marcha la ayuda de 400 euros a parados que agoten su prestación

  • Durante un máximo de seis meses, hasta 80.000 desempleados de larga duración se beneficiarán de un itinerario personalizado de inserción a través de la formación.

Los parados de larga duración que hayan agotado su prestación por desempleo o subsidio a partir del 16 de febrero podrán solicitar la nueva ayuda de 400 euros hasta un máximo de seis meses. Está vinculada a la formación y cuenta con una dotación de 400 millones de euros, que correrán a cargo del Estado.

"Las personas que terminen su protección por desempleo desde este miércoles 16 podrán solicitar la entrada en este programa, que primero les da derecho a que puedan mejorar su formación y en segundo les da derecho, en algunos casos, a tener una ayuda económica de 400 euros", señaló en declaraciones a RNE la secretaria de Estado de Empleo, María Luz Rodríguez.

La ayuda, que sustituirá a los 426 euros, beneficiará a unos 80.000 desempleados, frente a los 198.000 beneficiarios del PRODI registrados en el último periodo de la ayuda.

Serán beneficiarias de este programa las personas que agoten su protección por desempleo y no cumplan con los requisitos de acceso a la Renta Activa de Inserción. Este subsidio será compatible con cualquier otro tipo de rentas mínimas, salarios sociales u otras ayudas de asistencia social, siempre que la renta de la unidad familiar del desempleado no supere el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (fijado en 641,40 euros para 2011).

A diferencia del PRODI, esta nueva ayuda, denominada Programa de recualificación profesional de las personas que hayan agotado su protección por desempleo, está concebida más como un acompañamiento económico a acciones de formación propias de las políticas activas, que como una prestación.

De este modo, el programa obliga a los beneficiarios a realizar un itinerario personalizado de inserción, que contemple el diagnóstico sobre su empleabilidad y la participación en acciones de recualificación y/o reinserción laboral.

Según explicó Rodríguez, los parados que quieran empezar a cobrar esta ayuda tendrán que dirigirse a las oficinas de empleo y solicitar un itinerario de inserción, "un camino para volver al trabajo", momento en el que empezarán a cobrar dicha prestación.

Asimismo, aseguró que las personas que tengan derecho a otro tipo de subsidio, fundamentalmehte los previstos para mayores de 45 y de 52 años, seguirán cobrando esos subsidios. "Este nuevo programa es para quien termina todo el camino de su anterior subsidio", explicó. 

Pérdida de la prestación

Igualmente, recordó que si una persona que está haciendo un itinerario de inserción y una acción de recualificación profesional recibe una oferta de trabajo "adecuada" a su perfil profesional y la rechaza, se iniciaría un proceso para estudiar los motivos por los cuales no la ha aceptado que podría llevarle en su caso a perder la ayuda económica.

Rodríguez ha explicado además que la norma aprobada establece expresamente que los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas deberán programas acciones formativas para estos colectivos "en función de sus necesidades territoriales".

Ahora bien, ha añadido que si se trata de un territorio pequeño donde no existe oferta formativa, siempre cabe la posibilidad de desplazarse a otro territorio donde sí puede ofrecérsele esa formación. Para ello, ha dicho, dentro del marco de las políticas activas de empleo, existen ayudas económicas para favorecer esta movilidad interregional.

Preguntada por si el Gobierno se plantea prorrogar este programa más allá de seis meses, la responsable de Empleo ha recordado que habrá que evaluar el impacto de esta medida y a partir de ahí decidir qué hacer a continuación. Lo que sí ha garantizado es que no habrá diferencias entre comunidades en cuanto a las ayudas económicas, pues se trata de un programa nacional y, por tanto, corresponde al servicio público de empleo estatal hacerse cargo del abono de las ayudas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios