Ya no es sólo turrón...

  • Los dueños de puestos de turrones diversifican su oferta por la bajada del consumo · Una charla con un 'turronero' de toda la vida: 49 años vendiendo en su puesto

Que den un paso atrás las 'Dora, la Exploradora', o el famoso 'Bob Esponja', la antigua 'Chochona' y el 'Perrito Piloto' y dé un paso adelante el turrón, nuestro genuino turrón de Jijona, que nos ha acompañada toda la vida en cuanto a lo que Feria se refiere. Lo que le ocurre al turrón es que ya no hay necesidad de ir de un lado a otro con el quiosco. Nunca desaparecerá, pero ha caído su consumo más que nunca. Hoy día, no resulta difícil encontrar turrón en cualquier 'hiper' durante todo el año. El 'negocio' se estranguló y cada vez se compra menos turrón. Cuando los 'turroneros' advirtieron la bajada de consumo, decidieron ponerse las pilas. Ahora no venden solamente el turrón de Jijona: venden de todo, desde golosinas a juguetes y todo lo que se les ponga por delante.

En la Feria de Jerez están asentados 23 puestos de turrón. Uno de ellos lo regenta Antonio Cabello, en la rotonda del monumento al ex alcalde Álvaro Domecq. Lleva tanto tiempo tras el puesto como su edad: 49 años. Del turrón ha hecho su vida. Su padre, también turronero yendo de una fiesta a otra, le enseñó el oficio. Viajó de feria en feria con su padre y el puesto y, una vez adulto, siguió con el negocio. Es de Aguilar de la Frontera, Córdoba, y lleva ya algunos meses pateándose la región de una fiesta a otra. Sus hijos permanecen mientras tanto en una escuela-hogar de Aguilar. "Nosotros estamos unos seis meses de una ciudad a otra, principalmente las fiestas de la región: Cádiz, Jerez, Sevilla, Jaén... Los seis meses restantes, volvemos al pueblo y trabajamos en el campo. Este año poco, o muy poco, por el estado en el que el agua ha dejado los cultivos".

Cuenta Antonio que, antiguamente, no tenían más protección que una caseta de lona. "Recuerdo algunas ferias, en Jerez también, con noches de lluvia fuerte y mucha agua, mucha agua, que nos impedía siquiera dormir. Ahora, vamos de un lado a otro provistos de caravanas, que tienen hasta duchas y literas. En cualquier caso, seguimos en la calle y no descansas. Ayer (por el miércoles) estuvimos trabajando desde las diez de la mañana a las cuatro o cinco de la madrugada".

Se le pregunta por la crisis. "Estuvimos en la Feria de Sevilla y ya notamos un importante bajón. La Feria de Jerez la consideramos como una buena feria, siempre por supuesto que acompañe el tiempo y venga la gente. Estamos más repartidos alrededor del ferial. Hace años, antes de que Pacheco tirase las casetas fijas, estábamos hasta dentro del recinto. Dependemos del tiempo. El lunes y martes de feria notamos una bajada, pero mucho menos que en Sevilla".

¿Qué cualidades hay que tener para aguantar un día entero tras un mostrador? "Pues hay que aguantar mucho. No hay día que no tengamos un problema. Hace años, pues venía un borracho, se le daba un 'capotazo' y ya está. Pero hoy, parece que vienen 'arrasando'. Imagine usted lo que nos viene de madrugada. Pero ya tiene uno tablas para controlar la situación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios