"Si en el flamenco se entregaran Oscars se lo daría a Toni El Pelao"

-¿Qué le pones y qué le quitas al Festival de Jerez?

-Hombre, es la primera vez que vengo y no tengo una visión demasiado extensa de lo que puede ser, pero por lo que me han contado, tengo la impresión de que se trata de un Festival con mucho prestigio y que está enclavado en una de las cunas del flamenco.

-¿Recuerda el sitio más extraño en el que actuó?

-En el mercado de pescado de Madrid a las dos de la mañana y con Los Marismeños. Era un 30 de diciembre, imaginaos cómo estaba aquello de gente...

-¿Quién tiene más compás Rajoy o Zapatero?

-(Risas) El compás es una cosa muy del flamenco y de la música, digamos que están a contratiempo, diría yo.

-¿Qué palo le da más palo?

-El que voy a hacer aquí, la seguiriya. Es el palo más salvaje, el más libre y el menos previsible. Es muy tribal.

-¿Qué le da más miedo la crisis o los aviones?

-Si os digo la verdad ninguno de los dos porque los artistas estamos continuamente tomando aviones y la crisis ha estado siempre. Vivimos en estado de precariedad. Nuestro trabajo no es fijo y la crisis es galopante.

-¿Con quién se partiría la camisa?

-Me la partiría sobre todo con un buen guitarrista como puede ser Paco de Lucía, escucharle tocar es lo máximo.

-Doctor Ruiz, ¿en qué estado se encuentra hoy en día el flamenco?

-En un estado de expansión y de incertidumbre. Lo de expansión, porque están saliendo muchísimas vías de hacer flamenco; y de incertidumbre, porque se sigue buscando el flamenco por parte de los artistas.

-Si hubiera Oscars en el mundo del flamenco, ¿quién debería haberlo recibido ya?

-Es una buena pregunta. Podría pensar en mucha gente, pero me quedo con Mario Maya o Toni El Pelao, que es el bailaor en activo con más edad. A pesar de todo, sigue siendo fiel a sus principios con un baile muy tradicional. Le tengo mucho cariño y es una persona que, por supuesto, se lo merece.

-¿Quién da más el cante en el flamenco actual?

-A nivel positivo, dan más el cante artistas como Enrique Morente, Mayte Martín o Miguel Poveda. En tono negativo, yo diría que la corrupción.

-¿Con quién sueña con marcarse un paso a dos?

-No sé, a lo mejor con Manuela Carrasco.

-¿Usted es más artista de Actimel que de oloroso seco? ¿Se cuida mucho?

-(Risas) Sí que me cuido, pero lo hago inconscientemente. No me privo de cosas aunque la verdad es que sí controlo.

-¿Cómo se realiza en su ambiente doméstico? ¿A qué dedica el tiempo libre?

-Pues mira, antes de bailar tocaba también la guitarra, pero ahora me ha dado por tocar la guitarra eléctrica, me estoy saliendo un poco del mundo del flamenco, lo cual es bueno.

-¿De qué va Joaquín Ruiz por la vida?

-Bueno, pues lo cierto es que intento ser fiel a mí mismo, bastante honesto e intentar ver la vida de manera positiva, sin pensar en cosas raras.

-De no haber sido artista, ¿qué habría elegido?

-Hubiese sido futbolista. Jugué en el Atlético de Madrid y llegó un momento en el que tuve que decidir si el fútbol o el baile. Y elegí el baile.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios