Fútbol Xerez CD 1-1 Lebrijana · CD Guadalcacín 3-1 Alcalá · CD Rota 0-2 Xerez Deportivo FC

'Delicatessen' a la plancha

  • El mayor poder adquisitivo convierte las tradicionales barbacoas de verano en una auténtica pasarela de gastronomía, con recetas y sabores mucho más sofisticados

Comentarios 1

Con el buen tiempo, las barbacoas se perfilan como una de las actividades predilectas del verano. Las noches cálidas invitan a pasar una velada al aire libre con amigos y familiares. Si bien no todas las barbacoas son iguales y muchas de éstas llegan a convertirse en uno de los acontecimientos más chic del verano.

Las veladas más selectas cuidan hasta el más mínimo detalle pero la comida también varía un tanto de lo que entendemos por una parrillada al uso. En una barbacoa convencional no falta ni la panceta, ni los pinchos morunos ni las sabrosas chuletillas de cerdo pero en las reuniones más cool estos alimentos son sustituidos por platos mucho más sofisticados.

El encuentro suele iniciarse con una feidura de verduras en la que pueden degustarse por ejemplo rollitos de berenjena a la plancha con bisqué de marisco, espárragos trigueros con salsa tártara y montaditos de patatas nuevas con champiñones al aceite de trufas, entre otros. También se hacen muy presentes los canapés como los preparados conqueso de cabra y cebolla caramelizada.

Varias ensaladas suelen localizarse en el centro de toda barbacoa fashion que se precie. La ensalada de tomate y aguacate con vinagreta guarnecida de limón suele ser muy recurrente en esta época del año, ya que es muy refrescante y capaz de encandilar a los paladares más selectos.Como entrantes encontramos una gran variedad para este tipo de eventos. Los champiñones rellenos suelen ser muy utilizados por ser una receta ligera y sabrosa. Otro de los platos con el que enamorar a los comensales en estas reuniones culinarias al aire libre son los filetes de Portobellos, los hongos más exquisitos capaces de sustituir a la mejor carne.

Pero en estas barbacoas tampoco falta la carne y, como en todo ritual parrillero, ésta tiene que pasar por la parrilla, aunque el acompañamiento no sea el mismo. El solomillo con foie y setas es uno de los platos estrella porque tiene una presencia muy elegante que acompaña a un sabor magistral. Suele servirse una rodaja de foie como base, el solomillo encima y sobre éste, setas caramelizadas. También la carne macerada con limón y frambuesa resulta acertada para las altas temperaturas del verano.

Los postres tampoco pueden faltar. En este tipo de reuniones gastronómicas se sirven desde helados de fresa con leche de coco hasta la más lograda tarta de castaña. Tampoco suele faltar el clásico tiramisú. En cuanto a bebidas, la sangría y el tinto de verano son sustituidos por los vinos más distinguidos y los cócteles más refrescantes y elaborados.

Acorde con este menú de degustación, la presentación de los distintos platos, sencilla aunque muy cuidada, debe contribuir a que este tipo de barbacoa veraniega resulte un éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios