Leo Messi ya es papá

Leo Messi ya es padre. Ayer por la tarde, alrededor de las cinco y cuarto, su compañera sentimental Antonella Rocuzzo, dio a luz a un bebé, al que la pareja ha llamado Thiago.

Media Argentina soñaba con una coincidencia astral para que Thiago, el primer hijo de Leo Messi, naciera el pasado martes, 30 de octubre, el mismo día que hace 52 años vio la luz Diego Armando Maradona, un "quilombo" en palabras del propio Messi. Pero finalmente ha sido tres días después de lo esperado por la hinchada argentina y la conexión en el calendario entre los dos cracks argentinos deberá esperar para futuros vástagos.

Messi, de 25 años, se ausentó ayer a mediodía del entrenamiento y de la concentración de su equipo para dirigirse a la clínica Dexeus de Barcelona, a donde fue para acompañar durante el parto a su mujer, que había ingresado en el centro por la mañana. Messi, de hecho, ha vivido en primera persona la venida al mundo de su primer hijo.

El mejor jugador del mundo quiso agradecer ayer el apoyo recibido con un breve texto publicado en su cuenta de Facebook: "Hoy soy el hombre más feliz del mundo, ha nacido mi hijo, ¡y gracias a Dios por este regalo! ¡Gracias a mi familia por el apoyo! ¡Un abrazo a todos!".

El parto no impedirá que Leo Messi participe hoy en el encuentro de Liga ante el Celta de Vigo. Y, según explicó el propio crack azulgrana el pasado lunes en la ceremonia de entrega de la Bota de Oro, espera marcar al menos un gol para dedicárselo a su primogénito.

Leo Messi y Antonella Rocuzzo, ambos de 25 años de edad, son argentinos y su relación se conoció hace alrededor de tres años, aunque llevaban saliendo un tiempo antes. La última vez que se vio a la pareja fue en la boda de Iniesta, el pasado 8 de julio.

Por el momento, por ser hijo de quien es, del mejor futbolista del mundo, Thiago, acaparaba ayer la atención en las redes sociales y era el asunto más comentado mundialmente en Twitter.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios