"Posar es parte de mi trabajo, pero no soy, ni pretendo, ser modelo"

  • Acaba de convertirse en 'chica Almodóvar' y es portada de algunas de las más prestigiosas revistas de moda.

Tiene tan sólo 22 años y es uno de los grandes valores del cine y la televisión de España. Blanca Suárez se matriculó en la universidad para licenciarse en Comunicación Audiovisual pero un casting cambió su vida para siempre. Interpretar era su sueño, aunque estaba segura de que llegar a ser alguien en ese mundo era imposible. Su papel de Julia en la serie juvenil El Internado la catapultó a la fama, algo que procura llevar con la mayor normalidad. En su corta, pero intensa, carrera ha participado en varias películas y ahora protagoniza la serie El Barco. Además, se acaba de convertir en 'chica Almodóvar' con un papel en el nuevo trabajo del director La piel que habito, donde comparte cartel con Antonio Banderas y Elena Anaya. Guapa, responsable y muy simpática, el éxito de Blanca Suárez parece no tener fin, y ella no se pone metas.

-Además de ser una de las actrices más prometedoras de este país también se está convirtiendo en todo un icono de la moda. ¿Cómo lleva todo esto?

-Yo soy una chica de lo más normal y no pienso demasiado en la popularidad. Lo llevo bien, la verdad. Muchas veces la gente que hay a mi alrededor se sorprende más de lo que me está pasando que yo misma.

-Cada vez tiene mayor presencia en las revistas de tendencias y ha sido portada de publicaciones como 'Elle', 'DT', 'FHM' o 'In Style'. ¿Le gusta posar?

-Me lo paso bien posando, sobre todo porque me gusta la mucho moda. Aunque no soy, ni pretendo, ser modelo. Me lo tomo como una parte más de mi trabajo e intento sacarle el mayor jugo posible.

-¿Sigue las tendencias?

-Sí, aunque siempre dentro de mi propio estilo.

-Pasar por la alfombra roja y el 'photocall' también son una constante en su trabajo, ¿cuál es su diseñador favorito para estas ocasiones?

-No tengo ningún diseñador de cabecera, aunque suelo tener una especial predilección por los diseñadores emergentes. Por ejemplo, me gusta mucho el diseñador Fernando Claro.

-Y en el día a día, ¿cómo le gusta vestir?

-Como cualquier chica de mi edad, aunque siempre muy cómoda y de sport . Me encantan los vaqueros y chaquetas súper calentitas. Soy muy friolera.

-¿Es de las que se obsesionan con el físico?

-Para nada. Paso de las dietas, no podría porque me encanta comer. Eso sí, hacer deporte para mí es vital.

-Entonces no es de las que piensan que 'antes muerta que sencilla'...

-(Ríe). Soy una mezcla extraña. Un desastre pero dentro de un control. No me gusta ir emperifollada a todos sitios pero me dedico mi tiempo para sentirme más guapa. ¡Sin mi antiojeras no soy nadie! (vuelve a reír).

-Muchos la consideran la Natalie Portman española, ¿qué piensa de eso?

-Me hace gracia y halaga. Y sí es cierto que mucha gente me lo ha dicho, pero a mí me queda tanto para llegar a parecerme a Portman...

-¿Puede ser ésta una de sus ídolos en Hollywood?

-Sí, totalmente. Tiene un estilo que es de envidiar y lleva su carrera muy bien. También me gustan otras actrices como Diane Kruger. Me encanta.

-¿Le gustaría trabajar en Hollywood en un futuro?

-Claro que me gustaría debutar en Estados Unidos, pero para eso hay que trabajar mucho antes. Formarme más, sobre todo.

-Ya ha conseguido lo que muchas desean, convertirse en 'chica Almódovar'.

-Me siento afortunada y me da más ganas de seguir adelante. Los sueños siempre se cumplen.

-¿Qué es lo mejor y peor de Blanca Suárez?

-Lo mejor que siempre soy muy positiva y lo peor la pereza, sin duda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios