Jerez

La alcaldesa reconoce que la situación de Limasa "es cada vez más difícil"

  • Desde el martes, cerca de cincuenta colegios públicos no se limpian a la espera de que la plantilla cobre la nómina de octubre · El Ayuntamiento espera recibir casi dos millones de euros por el IBI de Ifeca

Comentarios 28

La limpieza en los colegios, o mejor dicho, la falta de ella, vuelve a ser noticia. Desde las tres de la tarde del pasado martes, 47 centros públicos están sin limpiar tras la decisión de la plantilla de Limasa de no trabajar hasta que no perciban la nómina de octubre. A pesar de que reconocen que no tienen permiso para hacer esta huelga, el colectivo -en su mayoría mujeres- mantiene que es la única vía para reclamar el pago del mes.

Ante esta situación, la alcaldesa, María José García-Pelayo, insistió ayer en que están trabajando para que las empleadas puedan cobrar, aunque reconoció que "la situación es cada vez más difícil porque estamos a final de año". La regidora reiteró que ya en junio tenían el presupuesto liquidado y que lo que están haciendo ahora son operaciones "de ingeniería financiera, dentro de lo que nos permite la ley para poder obtener recursos". Como ejemplo citó que están tratando, a través de Diputación, cobrar alrededor de 1.800.000 euros de un IBI de Ifeca que no se había pagado. "Buscamos ingresos adicionales donde no los hay. Ya tenemos agotados los recursos con Diputación y lo que esperamos es que se cierre definitivamente la operación con el Santander", declaró García-Pelayo.

A pesar de este trabajo, la presidenta de la sección de colegios de Limasa, Inmaculada Barea, reconoció que el voto de confianza "se perdió, ya no nos creemos nada". Hay que recordar que esta huelga se aprobó tras un fugaz encuentro con la alcaldesa en el que, según Barea, la regidora les comunicó que para este mes "no había dinero y para el que viene, aún menos". La plantilla dijo sentirse decepcionada con el gobierno local ya que a principio de mes le prometió que "el dinero para octubre lo tenían sin problemas porque se había liberado a través de unas operaciones con dos bancos", recordó la representante de Limasa, quien añadió que "si esto es lo que quieren antes de unas elecciones, lo tendrán. Para el día de los votos van a estar todos los colegios hasta arriba de suciedad".

De seguir con esta huelga, el comité advirtió que los centros no podrán soportar más de tres días sin limpiarse, una situación que ya estará en la mesa de la delegación provincial de Educación. "Sabemos que hay crisis en el Ayuntamiento, pero es muy penoso que tu hijo quiera un yogur y no tengas para dárselo. Ante esto no vamos a dar marcha atrás", recalcó Barea.

La concesionaria de limpieza de colegios públicos y dependencias municipales no fue ayer la única que denunció la situación de impago de nóminas. Ante el Consistorio se concentró a primera hora un numeroso grupo de trabajadores municipales y de empresas como Acasa y Urbanos Amarillos. "Sabemos que el Ayuntamiento está buscando dinero, pero a ver qué pasa con este colectivo", declaró la presidenta del comité de ayuda a domicilio, Encarnación Barrios. Esta plantilla lleva días protestando ante el Consistorio y 'acompañando' a la alcaldesa a todo acto del PP que hay en la ciudad. "Mientras no tengamos el dinero en nuestras cuentas no vamos a parar, esto ya es desesperante y lo único que nos queda es la calle, luchar", recalcó la trabajadora.

Sobre la concesionaria de ayuda a domicilio también hizo referencia ayer la alcaldesa al anunciar que el pasado martes cerró con la consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, el anticipo de la resolución para que pueda cobrar la plantilla. "Por lo que nos dijo parece que ya nos va a transferir los fondos, unos 800.000 euros aproximadamente, con lo cual no se tendrá que esperar hasta diciembre", declaró García-Pelayo.

La mañana de ayer también sirvió para que los secretarios locales y portavoces de CCOO, UGT y CGT se reunieran con los delegados sindicales y comités de empresas municipales inmersos en conflictos. En dicho encuentro se presentó el calendario de protestas por el empleo público que comenzará el 21 de noviembre. "Hemos situado la realidad de Jerez, los conflictos que hay y otros que ya están latentes. Espero una manifestación fuerte -para el 24 de este mes- porque es lo que merece esta ciudad", declaró el secretario local de CCOO, José Manuel Trillo. Por su parte, el portavoz de CGT, José García, anunció que ya hablan de huelga en el Ayuntamiento, pero "a modo salvaje, es decir, sin legalizar. Estamos llegando a unos extremos en los que hay dar la espalda incluso a la ley".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios