Jerez

'No' al botellón en Guadalcacín

  • Unos 400 vecinos se manifiestan para reivindicar su derecho al descanso · Los afectados denuncian la intervención del Ayuntamiento pedáneo "que nos engañó y manipuló" durante toda la protesta

Comentarios 23

Alrededor de cuatrocientos vecinos de Guadalcacín alzaron la voz en la madrugada del domingo contra el botellón que todos los fines de semana ocasiona problemas en los aledaños a la discoteca Fangoria e impide el descanso de los vecinos, según han denunciado los propios afectados. Bajo los gritos de "basta ya al botellón", "tenemos derecho al descanso: no al botellón" o "no al botellón: más seguridad", los vecinos de la zona se manifestaron contra un problema que vienen sufriendo ya desde hace cuatro años. Una protesta en la que, además, participó el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Guadalcacín al completo, con su alcaldesa Ana María Lirio a la cabeza.

La multitud, entre la que se encontraban vecinos que trabajan en las distintas Fuerzas de Seguridad del Estado, recorrió la travesía principal del pueblo, lugar en el que cada fin de semana se concentra un alto número de jóvenes, exigiendo su derecho al descanso y solicitando alternativas de diversión en la que ninguna de las partes, ni vecinos ni juventud, se vea afectada. Policía Local y Guardia Civil velaron en todo momento por la seguridad de la marcha, que finalizó sin ningún incidente, indicaron.

Hay que recordar que, tal como denuncian, desde hace más de cuatro años, Guadalcacín viene sufriendo una situación de inseguridad que se ha hecho "insostenible", ya que el ruido, motivado por el alto volumen de la música de los coches, e incluso las amenazas y daños al mobiliario forman parte de la "diversión de algunos delincuentes juveniles que se concentran en la zona", aseguran los afectados.

De hecho, desde que se creara la Mesa de Seguridad, al inicio de la legislatura, el tema lo ha llevado el Ayuntamiento de Guadalcacín, con su alcaldesa, Ana María Lirio, al frente de la Entidad. Una vez al mes se han pedido soluciones para un problema que afecta a la tranquilidad que Guadalcacín siempre ha gozado como pueblo, tanto en limpieza como en seguridad. Desde la Mesa de Seguridad se han pedido continuamente sanciones contra estas actuaciones ilegales que cada sábado tienen lugar en la vía pública (beber, miccionar, música alta en coches a las puertas de las viviendas, escándalos, destrozos en vehículos aparcados a las puertas de los domicilios, actos sexuales en plena calle…).

Por todo ello, los vecinos de la pedanía volvieron a denunciar esta situación ante su Ayuntamiento, Policía Local y Guardia Civil y convocaron esta manifestación de protesta como medida de presión, para mostrar su malestar y cansancio por la situación. No obstante, los resultados no han sido satisfactorios para los afectados que se sintieron en todo momento "acorralados" ya que "la Guardia Civil y la Policía nos controlaba a nosotros que teníamos todos los permisos para hacer la manifestación y, mientras tanto, la gente haciendo botellón al lado nuestro y nadie hacía nada". Tal es el enfado de los vecinos que, tras reunirse ayer, acordaron realizar una próxima manifestación en la madrugada de próximo domingo "pero esta vez sin el Ayuntamiento de Guadalcacín porque nos han engañado, no nos han dejado cortar la calle y la protesta ha sido un simple paseo controlado en todo momento mientras los jóvenes del botellón del cachondeaban de nosotros".

Así las cosas, habrá que esperar para ver si esta semana se depuran responsabilidades y se da una respuesta satisfactoria a las demandas vecinales. Más aún teniendo en cuenta que tras la entrada en vigor de la ley que prohibía beber en la calle, la práctica del botellón ha estado más controlada a excepción, al parecer, de lo que ocurre en Guadalcacín que se ha convertido en una "pedanía sin ley", tal como denuncian los vecinos, desesperados por el empeoramiento de la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios