El ex alcalde, tras ser imputado por malversación: "Esto es un disparate"

  • La investigación dice que en el asunto de los contratos irregulares "todo es evidente"

Tranquilo y sin entrar en profusas valoraciones. El ex alcalde y antiguo líder del PSA, Pedro Pacheco, atendió ayer la llamada de este periódico aunque rehusó hacer por el momento declaraciones. Eso sí, en su tono habitual, no dudó en exclamar someramente que la imputación de la Fiscalía por presuntas contrataciones irregulares es "un auténtico disparate del que sólo emana miedo y nerviosismo preelectoral". Pacheco no dudará en pronunciarse en breve.

Precisamente, la apertura del sumario coincide con el momento en que la jueza de Instrucción de Jerez permanece de baja por maternidad y fue sustituido por otro magistrado. En este punto, según ha podido conocer este periódico, hasta el momento de su ausencia siempre se negó a politizar las denuncias, pues aunque la fiscalía solicitó levantar el secreto de sumario en el momento en que Pacheco anunció su regreso a la política con un proyecto alternativo al PSA -desmitiéndose a sí mismo un día después-, la jueza no quiso mezclar lo político con las diligencias abiertas y las denuncias que restan por llegar.

Sea como fuere, con el sumario del caso abierto se ratifica la instrucción de la primera de las dos denuncias cursadas por la alcaldesa, Pilar Sánchez, ante la Fiscalía Anticorrupción. En ella, se hace referencia al período comprendido entre marzo de 2005 y abril de 2007, momento en el que la regidora socialista ponía punto y final a la alianza de gobierno con el andalucista. En su denuncia, a la que ha tenido acceso este medio, el Ayuntamiento aporta hasta un total de quince documentos para solicitar el "esclarecimiento y concreción de las responsabilidades penales y civiles de la persona o personas que en el transcurso de la instrucción puedan resultar autor o autoras personalmente de los mismos". Aquí entran en juego, amén de Pacheco, José López, antiguo concejal de Urbanismo, y Manuel Cobacho, vicepresidente general del PSA y secretario de Organización. Tanto López como Cobacho trabajaron como asesores de Pacheco en dos sociedades municipales, Jerez 21 Speed Festival y Emusujesa, respectivamente. Hasta ahí, una práctica bastante habitual en los ayuntamientos, pues sin ir más lejos son decenas los trabajadores afines de diputaciones y del propio ayuntamiento jerezano. Aquí en la actualidad, por cierto, trabajan ex concejales del PSOE como Julián Gutiérrez y Diego Bello, y ex delegados de Pacheco como Luis Silva y Antonia Asencio. Las propias fuentes de la investigación, respecto a esta imputación que encabeza Pacheco, reconocen que esto era "sota, caballo y rey; no hacía falta ni investigar porque las pruebas son más que evidentes".

Sin embargo, pese a lo extendido de estas prácticas, lo más llamativo del caso es que la propia fiscalía entiende que ambas labores de consultoría "no respondían a trabajo alguno". O como dice en el expediente del caso, "se ha constatado por parte de Emusujesa que se ha abonado a lo largo del tiempo al contratista, José López Benítez, (...) la cantidad total de 73.983,12 euros, correspondiente a 16 mensualidades, a razón de cada una de ellas de 4.601, más el 50% del seguro médico de Asisa". Todo eso, "sin conocer cualquier tipo de informe o asesoramiento efectuado por José López en cumplimiento de lo indicado en el contrato de fecha 10 de noviembre de 2005".

En el caso de Cobacho, según informa la Empresa Municipal de Suelo en el expediente en poder de la fiscalía y del Juzgado de Instrucción, ni siquiera consta expediente de contratación que se celebró "sin el conocimiento y consentimiento" de la presidencia del consejo de Administración de la empresa municipal, que en aquel momento ostentaba Pilar Sánchez.

En cualquier caso, dice el informe, se ha conocido la existencia de contrato laboral (obra o servicio determinado) suscrito con fecha de 23 de febrero de 2005 por Pedro Pacheco, en su condición de vicepresidente de Emusujesa y en el que consta la figura de Cobacho como asesor y con categoría de jefe de unidad con una retribución total de 45.218 euros brutos anuales. El contrato, al parecer, se extinguió a 20 de abril de hace escasos dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios