Un incendio acaba con el Cine Lealas

  • El techo de la abandonada sala cinematográfica se viene abajo por causas desconocidas después de que una familia de indigentes que se cobijaba en su interior tuviera el tiempo justo de escapar a la calle

Comentarios 11

El Cine Lealas comenzó a arder ayer al borde de las siete de la tarde. El fuego, que tuvo una propagación rapidísima debido a que el local aún dispone de todo el 'atrezzo' propio de una sala cinematográfica, se expandió con tal virulencia que apenas unos minutos después buena parte del techo se desplomaba, afortunadamente después de que una familia con niños que vivía en su interior en condición de indigentes lograra escapar, manifestaron a este medio vecinos de la zona.

Un total de siete vehículos del Parque de Bomberos de Jerez con veinte especialistas anti-incendios a bordo acudieron al lugar del suceso, donde agentes de la Policía Local cortaron el tráfico, lo que provocó que una ambulancia de urgencias tuviera que dar un sensible rodeo con un vecino de Lealas que había sufrido un infarto poco después de que comenzara el fuego. Las tareas de extinción se vieron favorecidas con la fina pero intensa lluvia que comenzó a caer en Lealas poco antes de las once de la noche, pero no fue suficiente. No en vano, al cierre de esta edición el Cine Lealas seguía humeando y arrojando chispas al cielo bien entrada la noche. Mientras los efectivos del Consorcio Provincial Contraincendios culminaban su trabajo llegó la hora de que los arquitectos de la Gerencia Municipal de Urbanismo evaluaran los riesgos de desprendimiento que arrojaba la fachada del referido cine. No en vano, y según pudo comprobar este medio desde una altura cercana, el que fuera acceso principal a esta sala cinematográfica ha quedado en pie sin otra sujeción que sus propios cimientos y el hall. Peor es el estado de la pared sobre la que se sustentaba la pantalla colindante con la calle Asta. No es descabellado que la GMU dictamine hoy mismo el apuntalamiento de dichas fachadas. De otro lado, cabe destacar que aunque en principio así se especuló, ningún bombero resultó accidentado en las tareas de extinción, todos ellos procedentes del parque de Jerez sin que fuera necesario el auxilio de parque vecino alguno.

De otro lado, cabe destacar que ayer prácticamente se daba por descartado, aunque no por imposible, que el incendio se cerrara sin daños personales. Y es que agentes del Cuerpo Nacional de Policía preferían no pronunciarse a este respecto al saber que el viejo Cine Lealas se trataba de un cobijo habitual de indigentes. ¿Atrapó el techo al desplomarse a algunos de ellos? De momento es una incógnita.

Entre los 'efectos colaterales' del incendio cabe destacar que las fuerzas del orden y de emergencia debieron desalojar la cafetería que se ubica en la esquina de la calle Lealas en su confluencia con la plaza de la Constitución, algo que según explicaron a este medio agentes del 092 "se ha desarrollado de forma ágil y sin ningún tipo de problemas".

Según manifestó ayer el delegado de Movilidad, García Bermúdez, hoy quedará cerrada al tráfico la calle Asta, en previsión de que un eventual derrumbe de la fachada no provoque daños personales. A este respecto, añadió el teniente de alcalde, el autobús que subía por Lealas lo hará por Taxdirt y la circulación por Lealas se hará en sentido contrario al habitual.

Los bomberos consiguieron introducirse en el cine a través de la vieja puerta del ambigú de la sala, la cual se ubica entre fuertes muros de hormigón que permitieron un acceso seguro una vez que se comprobó que no había riesgos para los profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios