EDICIÓN 2017

Desierto de los Niños: un año más repartiendo sonrisas en Marruecos

  • Una caravana solidaria formada por 208 personas y 61 vehículos –Hyundai Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe- recorren cerca de 2.000 kilómetros por Marruecos para ayudar al desarrollo de una escuela, una guardería y realizar 800 revisiones visuales.

Se trata de la edición número 13 de El Desierto de los Niños. Se trata de la edición número 13 de El Desierto de los Niños.

Se trata de la edición número 13 de El Desierto de los Niños.

Un año más, y ya van 13 ediciones, El Desierto de los Niños ha sido todo un éxito. Esta caravana que cada Semana Santa recorre alrededor de 2.000 kilómetros por Marruecos para llevar un halo de solidaridad a los más desfavorecidos ha cumplido sus objetivos.

Para empezar, en esta edición se han batido nuevos récords de participación, ya que la caravana ha estado formada un total de 208 personas, de las que 65 eran niños de entre 5 y 14 años.

En cuanto a vehículos, asistieron 61 coches 4x4, a los que había que sumar el camión que transportaba el material humanitario. A la cabeza de esta gran caravana se encontraban los Hyundai Tucson, Santa Fe y Grand Santa Fe de la organización, que han superado caminos empedrados, ríos de arena y las temidas dunas en las difíciles pistas de Marruecos.

Más de 200 personas participaron en esta nueva edición. Más de 200 personas participaron en esta nueva edición.

Más de 200 personas participaron en esta nueva edición.

Unos vehículos cuya única modificación consiste en sustituir los neumáticos originales por unos Kumho de tipo mixto, que demostraron su eficacia al no registrar pinchazo alguno durante todo el viaje entre los vehículos que los equipaban.

Entre las acciones solidarias destacó la visita a la Escuela Nómada que apadrina Cristina Aisha Montero. Esta navarra colabora con su asociación financiando los gastos principales de la escuela, que son el sueldo del maestro y la comida de los alumnos. Además, se dejó una buena cantidad de material escolar, la mayoría del cual se recogió en España gracias al programa “Los cuadernos de Manolo” en memoria de Manolo Domenech.

Asimismo se visitó una guardería cerca de Erfoud que será reformada y se inaugurará en 2018 para que los más pequeños de la zona puedan escolarizarse.

800 revisiones visuales

Asimismo, la Fundación Alain Afflelou realizó cerca de 800 revisiones visuales durante esta expedición solidaria. La cifra de este año pone el broche final a esta aventura en la que un total de siete ópticos-optometristas voluntarios de la Fundación se convirtieron en los embajadores de la iniciativa. La expedición se enmarca en el año de celebración del 10º aniversario de la Fundación Alain Afflelou.

Realizaron 800 revisiones a los habitantes de los lugares por donde pasó la caravana. Realizaron 800 revisiones a los habitantes de los lugares por donde pasó la caravana.

Realizaron 800 revisiones a los habitantes de los lugares por donde pasó la caravana.

Tras el chequeo visual, los voluntarios de la Fundación entregaron 540 gafas graduadas a quienes lo necesitaban. Además de estas monturas, los embajadores de la Fundación donaron 500 gafas de sol, un artículo de primera necesidad en Marruecos debido a la constante exposición al sol, con el objetivo de prevenir los abundantes casos de cataratas, edemas corneales o pterigión tan comunes en la zona.

Desde el inicio de la colaboración en 2011, más de 47 ópticos de la compañía se han sumado a la iniciativa, realizando cerca de 4.000 revisiones de la vista y regalando más de 1.800 gafas graduadas y 3.700 gafas de sol.

Una aventura

Asimismo, El Desierto de los Niños no sólo es solidaridad ya que a la vez supone una experiencia irrepetible para los chavales españoles que viajan en la caravana. De la mano de los seis monitores infantiles de la organización, han podido conocer una cultura tan cercana como diferente, han compartido divertidos juegos que les ayudaban a conocer el país.

Niños que han podido vivir en primera persona una vivencia que posiblemente no olvidarán en sus vidas. Porque uno de los grandes objetivos del Desierto de los Niños es que los más pequeños de la casa vivan con intensidad una aventura pensada y diseñada para ellos.

Una auténtica aventura de 2.000 kilómetros. Una auténtica aventura de 2.000 kilómetros.

Una auténtica aventura de 2.000 kilómetros.

Tras el periplo por tierras marroquíes, El Desierto de los Niños ha regresado a España cargado de anécdotas y con la satisfacción de haber cumplido los objetivos previstos. Y como cada año, nada más volver, ya se está trabajando en la siguiente edición, que se celebrará en la Semana Santa de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios