La afición de la ciudad sin plaza de toros sueña con el triunfo de Fran Gómez

  • El torero gaditano debuta con picadores mañana en el coso portuense junto a Sandra Moscoso y Miguel Ángel Sánchez

Fran Gómez debuta con picadores mañana, nada menos que en la plaza de toros de El Puerto con una novillada de "Montes de Oca", el hierro de Luis Sánchez Sánchez, junto a la jerezana Sandra Moscoso y el ubriqueño Miguel Ángel Sánchez, una cita que ha despertado mucha ilusión entre los aficionados gaditanos.

Precisamente en la mañana de ayer, pese al aire que molestaba a rachas, terminó su preparación de cara a este compromiso el gaditano, vistiendo de luces en el campo con un terno verde y oro, ya que para la cita de la Plaza Real estrenará un traje azul pavo real y oro que se expone estos días en Cádiz.

"Estoy muy relajado de cara a esta responsabilidad. En esta semana he tentado en la ganadería que voy a lidiar en El Puerto, en casa de Luis Sánchez, y estoy muy satisfecho porque fue un gran tentadero. Espero que los utreros salgan como sus hermanas".

Ayer por la mañana toreó un cinqueño de Núñez del Cuvillo en "El Grullo" y el torero gaditano ha quedado muy contento: "el toro ha servido, se le han hecho las cosas muy bien y me ha salido todo redondo aunque el aire ha molestado un poquito, pero solamente alguna racha. Como entrenamiento ha sido sensacional y le he dado una estocada que incluso no he podido descabellar".

Fran Gómez vive una ilusión. Desde antes de tener uso de razón ha querido ser torero, una profesión que por otra parte necesita poco uso de razón ya que es de locos: "los chavales de mi edad ven un poco raro que yo quiera ser torero, pero los aficionados de Cádiz me animan mucho y me dicen que van a ir a verme y apoyarme".

Y es que Fran Gómez, vive del colegio a la escuela taurina y de la escuela taurina al campo o a entrenarse con el Cádiz . No sabe lo que es un botellón: "me imagino que será una botella grande. Yo lo que quiero es ser torero aunque soy consciente de que hay que estudiar y quiero hacer Magisterio y luego hacer dos años en el Instituto Nacional de Educación Física, pero ser torero es un sueño y un objetivo para mí desde siempre" .

Y un oficio bien aprendido: 13 festejos en 2006, 18 en el 2007, 26 en el 2008 y 8 en el 2009; tres orejas en Cádiz y en La Maestranza, dos en Huelva, El Puerto o Albacete, subcampeón de Andalucía de la liga de escuelas: "creo que el oficio lo tengo bien aprendido para este paso a profesional pero en el mundo del toro nunca se termina de aprender, aunque me veo capacitado para retos mayores como el debut con caballos. De mentalidad estoy firme, sereno y concentrado".

Los aficionados de Cádiz tienen muchas esperanzas puestas en este torero y van a estar muy pendientes: "yo tengo la responsabilidad de darlo todo, no solo por los aficionados de Cádiz sino por todo el público, al que le tengo mucho respeto, pero no me asusta, porque si eso te asusta imagínate el toro. Sé que estoy bastante preparado y que el público, y espero que la afición de Cádiz, confíe aún más en mí después de verme en la novillada".

Dieciocho años, el bachiller terminado, la etapa de novillero sin caballos finiquitada con honores, y un terno azul y oro esperando en el escaparate de "Moral". La afición de Cádiz sueña con un torero. Que se haga realidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios