"Lo nuestro es pasarlo bien"

  • El cuarteto catalán Me and the Bees, que actúa este sábado en el Baluarte de la Candelaria, se presenta como uno de los platos fuertes del Festival Mirador Pop

Me and the bees es una de esas pocas bandas capaces de arrancarte una sonrisa con tres acordes y un saludo. Enamorados del pop naïf de grupos como The Softies (tomaron su nombre de una de sus canciones) o Camera Obscura, Eli, Esther, Verónica y Carlos proponen una música humilde y alegre que engancha de inmediato por su desparpajo y su grandísima calidad.

A pesar de su corta carrera, ya consiguieron despuntar en el Primavera Sound y en la pasada edición del Monkey Week, y aunque en sus inicios apuntaron hacia un folk sosegado o un pop de guitarras acústicas, la progresiva introducción de sonidos eléctricos les abrió las puertas hacia un público más numeroso.

Su primer disco, Fuerza Bien (producido por "La Castanya"), ha supuesto la confirmación del talento de cuatro chicos que entienden la música como una forma de diversión, como un vehículo para viajar y coleccionar momentos e historias.

-La primera vez que les vi en directo estaban subidos en un autobús negro en el Monkey. ¿Cómo fue la experiencia?

-Tuvimos algo de vértigo (risas), pero muy bien. De lujo.

-¿Conocían ya Cádiz?

-Ya habíamos estado por aquí y siempre es un placer venir… ¡Y hacer turisteo gastronómico!

-Me llama mucho la atención la frescura y la alegría que desprenden los temas de Me and the bees. ¿Es una forma de ser, una actitud ante la vida; o una forma de comprender la música?

-Es un pasarlo bien, disfrutar del momento y de las cosas…

-Pero luego tienen canciones como "Patente", que es más melancólica. ¿Creen que con el paso de los años se multiplicarán los temas de este tipo?

-Pues no lo sabemos. El mañana no está escrito, que dicen, así que no sabemos si será mejor o peor… ¡Esperemos que venga lo mejor y que salgan muchos temitas de muchos momentos!

-He leído que durante la grabación de "Fuerza bien" su grito de guerra (o casi) era "abajo el virtuosismo". ¿Creen que el pop es necesariamente desenfadado?

-(Risas) Durante la grabación, no. Era el grito de guerra en la habitación entre Esther y Eli. El pop no tiene por qué ser necesariamente desenfadado, mola que tenga vida; pero en verdad cada uno hace el pop como le place o le sale y le dedica el tiempo que quiere y lo termina haciendo de la forma que le apetece. ¡Eso es bueno! Cuando un tema suena como quieres, pues ya está.

-¿Se dedican por entero a este proyecto o multiplican sus esfuerzos entre trabajos, estudios y otras bandas?

-Los cuatro tenemos trabajo. También alguno estudia y tiene otras bandas… ¡Aquí nadie se aburre! (Risas)

-Ya hace casi un año que sacaron "Fuerza Bien", ¿esperaban este éxito?

-De momento estamos muy contentos. Han salido conciertos y viajes, hemos comido muy rico, hemos visto y hecho nuevos amigos… La verdad, nos lo pasamos bien tocando, y eso es lo que importa.

-¿Prestan mucha atención a los "críticos"?

-No tenemos por costumbre leer las críticas, pero si aparece alguna nos parece bien. Opiniones y gustos mil…

-¿En qué trabajan ahora? ¿Para cuándo un segundo disco?

-La verdad es que no tenemos mucho tiempo para juntarnos últimamente, pero tenemos muchas ideas y ganas de hacer temas nuevos. Cualquier día en el local o en casa empezamos, y cuando esté, estará. De momento no hay prisas, ¡sólo muchas ganas!

-¿Qué esperan de este Festival Mirador Pop?

-Esperamos risas, buen comer, buen beber y disfrutar con los amigos en los conciertos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios