CINE

El terror que vino de Asia

  • Se estrena un nuevo film de terror que versiona un éxito del fantástico oriental, 'The Eye', con Jessica Alba con unos ojos nuevos que le llevan a la locura

Lo malo del cine americano contemporáneo es lo rápido que quema sus mejores opciones. En plena crisis de ideas descubrieron un filón en las películas asiáticas de terror. El responsable de esto fue el japonés Hideo Nakata, que hace diez años hizo una obra maestra absoluta del cine de terror con The Ring, que supo mezclar horror tecnológico y tradiciones niponas en un cóctel inigualable. Hollywood puso pronto sus manazas en ella y la versionó con Naomi Watts, de una forma mucho más funcional y quitándole toda la poesía del original. A partir de ahí, la debacle. De repente nos dimos cuenta en occidente de la rica tradición asiática del terror y se empezó a esquilmar el banco de peces de dos maneras: estrenando de forma seguida demasiadas películas de terror del continente amarillo y montando la fábrica de remakes que las adaptaban como churros. Resultado: un prematuro hartazgo de un género que dosificado y no voceado hasta la saciedad hubiese sido efectivo y no un completo lugar común.

En esta Semana Santa tendremos dos buenas muestras de ello. Hoy se estrena The Eye, versión americana del film de los hermanos Pang y el próximo miércoles, donde se adelantan los estrenos por el puente festivo, el remake de la japonesa Llamada perdida. De esta ya hablaremos en su momento, hoy le toca el turno a la primera de las dos citadas. Los amantes del genero de los sustos sabrán que la película original es de 2003 obra de dos hermanos hongkoneses, los citados Pang, Danny y Oxide. Tras hacer varios trabajos dentro del mundo del cine, debutaron como directores por separado, al revés que otras parejas fraternas como los oscarizados Coen. Decidieron unir fuerzas para contar una inquietante historia que ocurrió en Tailandia, país donde residen. Un hombre que recibió un transplante de córneas y recuperó la vista se suicidó a los pocos días porque al parecer veía cosas extrañas. Así, contaron la historia de una chica ciega desde niña que recibe los ojos de un anónimo donante y recupera la visión, pero empieza a ver fantasmas tal vez relacionados con el anterior propietario de los órganos.

Pero su remake americano, que se llama también The Eye, presenta algunas curiosidades, más allá que como siempre en estos casos se niegue que es una fotocopia y se trate de vender lo sui generis del proyecto (tampoco es muy original, ya hay historias previas de ojos trastocados). La dirige otra pareja, los franceses David Moreau y Xavier Palud, responsables del film de terror de culto Ellos. La protagoniza la latina Jessica Alba, que sigue buscando su legitimidad como actriz más allá de ser un rostro bonito. Y salen el italiano Alessandro Nivola y el balcánico Radja Sebernaze. Como se ve, el meeting polt americano funciona mezclando nacionalidades sin cuento en una historia de origen oriental. Ya hemos adelantado algo de la trama. Jessica Alba es una reputada violinista que se quedó ciega de pequeña en un terrible accidente. Su hermana mayor (Parker Posey) la convence de que se haga un transplante de córneas y recupere la visión. Todo parece ir bien hasta que empieza a ver unas imágenes terroríficas que sólo ella es capaz de percibir. Todos empiezan a creer que se está volviendo loca, si bien parece que sus nuevos ojos le han abierto la puerta a un mundo sobrenatural.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios