El grupo Osborne acomete un plan de modernizacion de la bodega del Tiro

  • Ha implantado nuevas líneas de embotellado y etiquetado y en breve tiene previsto instalar unos nuevos depósitos · En estas instalaciones se producen las bebidas espirituosas de la firma portuense

El grupo Osborne está en pleno proceso de ejecución de un plan de mejora de sus instalaciones de la bodega del Tiro, situada a pie de la antigua travesía de la N-IV. Desde hace unos dos años aproximadamente está acometiendo una serie de mejoras en la planta para mejorar la producción.

Estas instalaciones se dedican fundamentalmente para el depósito, embotellado y etiquetado de las marcas de bebidas espirituosas del grupo con sede en El Puerto. Tal y como explicó Antonio Hornos, gerente de la planta de producción del Tiro, se ha reformado la planta de embotellado para mejorar su capacidad.

Ahora está previsto sustituir los depósitos para los que se ha adquirido unos nuevos de material inoxidable (hasta ahora se utilizaban unos de hormigón). La capacidad de almacenamiento total de la bodega supera los 1,1 millones de litros aproximadamente.

La firma portuense cuenta desde esta semana con la preceptiva licencia municipal para iniciar los trabajos de sustitución de los depósitos, lo que provocará que se amplíe una de las naves de almacenamiento para poder albergarlas.

Mientras tanto, y tal y como explicó el gerente de la bodega a Diario de Cádiz, también se procedió recientemente a una optimización de las líneas de embotellamiento. Se eliminaron cinco y se sustituyeron por otras tres más modernas que garantizan aún más la calidad del producto.

Una de ellas, la de mayor capacidad, se ha dedicado para el embotellamiento de los espirituosos, especialmente los brandies, con capacidad para 18.000 botellas por hora.

Una segunda se dedica para los vinos finos que se producen en las otras bodegas de la firma en la ciudad (Mora, Exportación y Atalaya) con suficiencia para un máximo de 12.000 botellas a la hora.

La tercera línea que entró en funcionamiento recientemente se destina para las botellas "especiales" (grandes reservas, por regla general o encargos especiales) con capacidad para 3.000 cada hora.

La bodega del Tiro también es utilizada para el envejecimiento de los brandies en botas de roble americano (los barriles han albergado previamente vinos finos de la marca). No obstante este aguardiente de vino se realiza en la destilería que Osborne tiene en propiedad en la ciudad de Tomelloso (en Ciudad Real) y posteriormente se transporta a las instalaciones de El Puerto. Entre las marcas de brandies de Osborne se encuentra las de Veterano, Magno y Conde de Osborne.

Recientemente, y en virtud de un acuerdo firmado el pasado mes de enero con la firma Pernod Ricard España, también han pasado a la cartera de la bodega portuense marcas reconocidas como Carlos I, Carlos III y Felipe II así como el vino fino La Ina y el vino oloroso Río Viejo.

En el comunicado que ambas compañías anunciaron la venta se anunciaba además que se mantendría, por el momento, la producción de estas marcas en sus respectivos centros. Por tanto, éstas siguen siendo realizadas por la firma norteamericana Beam Global.

Mientras, otras bebidas espirituosas propiedad de Osborne y que se producen en la bodega del Tiro son el ponche Santa María, el ron Santa Teresa o el licor Frangélico, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios