Provincia

Protesta en Arcos contra el recorte de 100 trabajadores municipales

  • Comisiones Obreras exige buscar una salida "negociada" al conflicto y el gobierno municipal reitera que su propuesta de ajuste es acorde al plan de saneamiento

Los empleados municipales de Arcos se manifestaron ayer en contra del recorte de plantilla que el Ayuntamiento ha confeccionado en la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que se ajustará, una vez aprobada, a 334 plazas. Los trabajadores se concentraron sobre las siete y media de la tarde en la plaza del Cabildo para rechazar la propuesta. Comisiones Obreras asegura que esta decisión dejará en la calle a 100 empleados del Consistorio, con lo que muestra su rechazo a "una RPT impuesta" por el equipo de gobierno del PSOE.

El sindicato mayoritario en el Ayuntamiento exige una salida "negociada" a este conflicto laboral, que comenzó hace medio año, cuando el gobierno local de Josefa Caro anunciaba la disminución de la plantilla para reflotar las arcas municipales.

La propuesta de RPT municipal, que aún debe pasar por el pleno del Ayuntamiento, consta de 214 funcionarios y 66 policías locales. Además, el Consistorio pretende mantener mediante una relación contractual a un grupo de 54 trabajadores, mayores de 55 años. En total, el Ayuntamiento se quedará con 334 plazas.

Un recorte que nada tiene que ver con la situación laboral, por ejemplo, del mes de noviembre pasado cuando la nómina de la institución municipal ascendía a 521 trabajadores.

"No entendemos que se quiera reducir y se siga, por detrás, contratando", dice el representante sindical de Comisiones, Luciano Muñoz. Desde este sindicato se apunta a que la rebaja mermará la calidad de los servicios municipales. Además, reprochan al Ayuntamiento que "se siga contratando si no hay dinero, sin tener en cuenta la precariedad en los contratos que ya son de carácter fijo y permanente".

Cabe recordar que la patronal y los sindicatos han mantenido abierta una mesa de negociaciones en los últimos meses para confeccionar una reorganización de la plantilla municipal. En este tiempo, la Delegación de Personal que dirige la socialista Ana González ha elaborado dos propuestas de RPT. La primera de ella ascendía a 400 trabajadores pero se quedó en el tintero en detrimento de la actual.

El Ayuntamiento dice que su propuesta está acorde con el plan de saneamiento que quiere llevar a cabo y con las exigencias de la Junta de Andalucía para poder obtener un préstamo de legislatura. Una razones que llega a poner en duda este sindicato con mayoría de representantes en el comité de empresa. Sostiene que los presupuestos municipales alcanzan los 26 ó 27 millones de euros, de los que 13 se destinarán a personal. "Con estas cifras nadie se lo cree. Las plazas se rellenarán con otros contratos". Responden, también que el plan no tiene por qué estar sujeto a una disminución del personal y por tanto, la Junta no obliga a ello.

Ambas partes han pasado ya por el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos de Andalucía (Sercla), donde hubo un compromiso de retomar las negociaciones, que al final se ha quedado sin encontrar una salida. De hecho, la central sindical retiró los paros parciales en su calendario de propuestas. Las reivindicaciones se amplían también a los atrasos salariales, complementos y ayudas.

Ayer una parte de los manifestantes accedió a la sala de plenos cuando la Corporación se disponía a comenzar una sesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios