Los certificados médicos falsos para caza costaban entre 30 y 100 euros

  • Los implicados que daban los papeles en un bar de Algar ponían el precio en función de los recursos económicos de los demandantes

A ojo de buen cubero. Más o menos, en función de los recursos económicos que calculaban que disponían los demandantes. Así ponían el precio a los certificados médicos falsos para optar a la licencia de caza los implicados en la trama que acaba de ser desmantelada por la Guardia Civil en la Sierra gaditana. Entre 30 euros, que era el importe mínimo, y 100 euros, a "los más pudientes", era lo que requerían a las personas que solicitaban los papeles los implicados en la rama detectada en Algar. Se trata de los certificados fraudulentos que, según la Guardia Civil, expedía el médico Luis N.G., de 69 años, natural de Lleida y vecino de Algar, que después, repartía en el bar Jeromo de esta localidad el dueño, igualmente arrestado, J.G.G., de 63 años. Buena parte de la clientela se la suministraba el otro detenido en San José del Valle, J.J.B., quien tramitaba a sus convecinos la documentación sin que acudieran a ningún centro autorizado.

En este caso, muchos de los clientes eran personas de avanzada edad, de hasta 80 y 90 años. Y fue precisamente el hecho de que superaran sin problema alguno las pruebas médicas lo que puso en alerta a la Guardia Civil.

El médico asentado en Algar utilizaba en sus certificados un sello de la clínica Los Ángeles de Villamartín, ya que antaño había sido socio del dueño del centro, el psicólogo Noel J.P. Este último también ha sido detenido al haber podido determinar la investigación de la Guardia Civil que, en su clínica, expedía a los cazadores (en este caso, de buena fe) que acudían para revisar su licencia de armas, certificados médicos falsificando la firma de la doctora que trabajaba allí aunque, en las fechas en las que se ha detectado la falsificación masiva, estaba de vacaciones.

Este último es harto conocido en la Sierra. No en vano fue el cabeza de lista de IU a las elecciones municipales de 2007 para la Alcaldía de Algar, saliendo elegido. Noel, de 66 años, natural de Puerto Rico y vecino de Bormujos (Sevilla), nacionalizado español desde hace 25 años, había sido edil en Bormujos entre 1995 y 1999. Su paso por la política gaditana fue breve: IU le abrió expediente tras permitir su voto el tripartito con el PP y el PA que desbancó de la Alcaldía algareña al candidato socialista.

Tanto él como los otros tres están en libertad con cargos pro orden del titular del Juzgado 1 de Arcos, imputados en delitos de falsificación documental continuada, y el psicólogo, también de intrusismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios