La cuarta fase de urbanismo comercial comenzará sus obras en la calle Luna

  • El concejal de Comercio adelanta que el tramo desde Larga hasta la plaza de Las Galeras se iniciará a finales de febrero, para terminar antes de verano · Este mes se pedirá a la Junta fondos para la quinta fase

Finalmente, la peatonalización de la zona comprendida en la cuarta fase de urbanismo comercial se iniciará por la calle Luna. Las obras del tramo entre la calle Larga y la plaza de Las Galeras se encuentran actualmente en fase de contratación, y comenzarán a finales de febrero o principios de marzo, según adelantó ayer el concejal de Comercio Francisco Aguilar. El objetivo es que esta primera parte esté finalizada para principios de verano, unos meses en que se interrumpirán las obras de forma preventiva, para no causar perjuicios a los comerciantes y molestias a los turistas en plena temporada alta.

Esta cuarta fase, cuyo coste asciende a 1,5 millones de euros (asumidos al 50% por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía) contempla además peatonalizar otro tramo del centro histórico, donde se encuentran numerosos negocios de hostelería: la plaza de la Herrería y la calle Misericordia desde su arranque hasta la calle Palacios. Esta segunda parte de las obras se iniciaría ya tras el paréntesis del verano.

Aguilar señaló ayer que todavía se desconoce si estas nuevas calles serán peatonales o semipeatonales una vez terminadas, una decisión que está condicionada por la aplicación del Plan de Movilidad, que se está redactando y todavía debe contratarse, con lo cual transcurrirán al menos seis meses antes de que esté completamente diseñado. La intención del área de Comercio es que el Plan de Movilidad quede elaborado coincidiendo con la finalización de las obras de esta cuarta fase de urbanismo comercial. Dentro de ella se contemplaba la peatonalización de la calle Ganado, entre plaza de la Herrería y Larga, que se va a dejar para más adelante debido al intenso tráfico que registra esta vital arteria urbana.

Por otra parte, el área de Comercio, solicitará a la Junta este mes en curso la subvención para comenzar las gestiones de la quinta fase del plan de peatonalización del centro histórico, que contempla la plaza de la Iglesia y la calle Pagador hasta la plaza de Toros, donde se habilitará en un futuro un aparcamiento de gran capacidad. Se trata de poner en valor la Plaza de España y hacer un pasillo peatonal desde el aparcamiento de la plaza de Toros hacia la zona centro, lo que el concejal denomina "puertas peatonales de acceso", reforzada con un sistema de transportes públicos.

El objetivo de las obras de mejora es la dinamización del centro urbano, lo que todavía no se ha conseguido con las fases de peatonalización realizadas hasta la fecha, que no han logrado la esperada revitalización. En este sentido, el área de Comercio considera que además de estas actuaciones urbanísticas es necesario que el comercio tradicional "tome las medidas oportunas para actualizarse". Francisco Aguilar adelantó en este sentido que se está realizando un estudio para elaborar una serie de recomendaciones y hacerlas llegar a los comerciantes. El edil considera que el declive del comercio tradicional "es algo generalizado", y que entre otras cosas se debe a que el centro adolece de una dinamización en cuanto a los edificios, muchos de ellos vacíos, y a no tener aprobado aún el Plan Especial de Protección y Rehabilitación del Conjunto Histórico (PEPCH). El concejal considera que "hay que liberar espacios en el casco urbano", pero advierte que una parte de la revitalización corresponde a la iniciativa privada. Esta implicación privada "deberá ir en aumento", y en próximas campañas de promoción comercial, el área de Comercio tratará de implicar más al sector, de forma que los centros comerciales abiertos que se vayan habilitando en la ciudad deberán ser gestionados por los propios comerciantes, tal como adelantaron ayer los técnicos de la concejalía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios